INTERNACIONAL

Elena Valenciano defiende el CETA a pesar de que el PSOE ha cambiado su postura

PP y Ciudadanos acusan al PSOE de haberse "podemizado".

22/06/2017 12:29 CEST | Actualizado 23/06/2017 12:34 CEST
EFE

A pesar de que varios miembros del PSOE dejasen claro que la posición del partido ha virado en cuanto al acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA) y ahora se abstendrán y no apoyarán la propuesta, parece que dentro de la formación hay alguna discrepancia.

Este viernes, la presidenta del grupo socialista, Cristina Narbona, ha defendido este viraje y ha advertido de que el CETA pone en peligro 200.0000 puestos en la Unión Europea, citando un informe de la Comisión de Empleo de Parlamento Europeo. En una entrevista a Radio Nacional, Narbona ha expuesto argumentos para el cambio de posición del PSOE, como "el exceso de protección a inversores extranjeros" con "la creación de discutibles tribunales de arbitraje" o el hecho de que "no proteja más que a 27 de las 246 denominaciones de origen" españolas en una "industria fundamental" como la agroalimentaria.

"NO ES INCOMPATIBLE SER DE IZQUIERDAS Y APOYAR LA GLOBALIZACION"

Este jueves, Pedro Sánchez se reunió con el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, Pierre Moscovici, para transmitirle que no apoyarían el CETA. "En 1.600 páginas del Tratado, solo hay cuatro sobre nuestros derechos medioambientales. Tenemos diferencias en el modo de resolución de las disputas, en el desequilibrio en la protección de los derechos laborales frente a los inversores y en la ausencia de penalizaciones en la violación al Tratado", dijo el líder socialista.

El comisario europeo manifestó su desacuerdo con la propuesta socialista y pidió a Sánchez que reflexione y considere que se trata de un acuerdo "positivo" con un país, Canadá, que comparte muchos valores con la UE. Afirmó que no es incompatible ser de izquierdas y apoyar la globalización.

Tras estas declaraciones, Narbona ha respondido al comisario: "No cuestionamos la globalización sino una forma de globalizar que ha ido encaminando la libertad plena de los capitales a costa de los derechos ambientales, sociales y laborales", ha expuesto Narbona recordando que la votación del CETA en el Parlamento Europeo ya generó disensión entre los eurodiputados de partidos socialistas.

Del mismo modo, la presidenta del PSOE ha negado que el movimiento del PSOE responda a un acercamiento a Podemos, asegurando que la nueva posición ante el CETA estaba "desde febrero" en el documento de campaña de Pedro Sánchez para las primarias a la Secretaría General del partido.

VALENCIANO DEFIENDE EL ACUERDO

Por su parte, la vicepresidenta del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo, Elena Valenciano, ha defendido el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA), a pesar que el PSOE se ha desmarcado del apoyo.

En una entrevista en Onda Cero, la socialista ha defendido el acuerdo alegando que es un "buen ejemplo" de cómo "hacer las cosas". Preguntada sobre si volvería a votar a favor, la eurodiputada ha afirmado que tendrían que "convencerla" de que está "equivocada" para hacer lo contrario.

Valenciano ha admitido que respetará "lo que el partido decida" aunque su postura es clara: "Canadá es un país con el que conviene estar a bien", ha recalcado. Para ella, el CETa "inaugura un nuevo modelo de acuerdos comerciales donde se introducen muchísimos elementos de garantías de derechos sociales, medioambientales..." y "es un buen ejemplo de cómo hacer las cosas", ha subrayado.

EL PP: "YA HAY DOS PODEMOS"

Por su parte, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha asegurado este jueves que el cambio de posición del PSOE en el tratado de libre comercio con Canadá (CETA) evidencia que "ya hay dos Podemos: uno rojo y otro morado". A su juicio, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "cada vez copia más a Podemos".

"Es evidente que el PSOE cada vez copia más a podemos en todo. El tratado de libre comercio con Canadá es un ejemplo clarísimo", ha declarado Maillo en los pasillos del Congreso de los Diputados al ser preguntado por este asunto.

Según Maillo, ésta es la "realidad lamentable" porque esa decisión es "perjudicial" para los intereses de España. A su entender, obedece a la "propia irresponsabilidad" del nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

"FUERA DE LA IZQUIERDA MODERADA"

Por otro lado, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha criticado este jueves la decisión del PSOE. "Es una postura ideológica para marcar terreno fuera de lo que es la izquierda moderada europea", ha añadido Nadal, en declaraciones a Antena 3, recogidas por Europa Press.

El ministro de Energía ha defendido que el Tratado de Libre Comercio es un acuerdo "muy importante", que además de mejorar las relaciones comerciales, "protege la seguridad jurídica de las inversiones, el cambio climático y los derechos sociales". Motivo por el cual, ha explicado Nadal, se entiende "todavía menos" que el PSOE no lo apoye.

CIUDADANOS: "PEDRO SÁNCHEZ SE HA PODEMIZADO"

Algo parecido ha manifestado Ciudadanos, cuyo secretario general en el Congreso, Miguel Gutiérrez, ha afirmado que no entiende que el PSOE diga ahora que no va a apoyar el tratado comercial entre la Unión Europea y Canadá (CETA), y ha atribuido este cambio de postura a que el partido de Pedro Sánchez se ha "podemizado".

"Claramente, es una podemización, como venimos viendo desde hace mucho tiempo en este viejo PSOE. Me da la sensación de que quieren competir en un espacio que es el de la extrema izquierda, cada vez más radical", ha declarado en los pasillos de la Cámara Baja.

Gutiérrez ha dicho no comprender este giro del PSOE, que, a su juicio, equivale a "volver a la autarquía" porque es defender que "los países no comercien".

El diputado de Cs ha rechazado los argumentos de quienes prefieren que la UE no suscriba el acuerdo y ha manifestado que Canadá "no es un país que pueda ser tachado de no cumplir los derechos humanos, de no favorecer un comercio digno o de no ser un país democrático".

El diputado de ERC, Gabriel Rufián también se ha sumado a las críticas sobre los bandazos del PSOE en este tema y lo ha hecho con este tuit.

PODEMOS LO CELEBRA

El secretario de Relaciones Internacionales de Podemos, Pablo Bustinduy, ha celebrado el cambio de postura del PSOE y ha manifestado que espera que su posible abstención sea sólo el primer paso y se convierta, en el futuro, en un claro rechazo que permita frenar el tratado en España y en Europa.

De este modo, el portavoz del partido morado en la Comisión de Exteriores del Congreso ha animado a los socialistas a que vayan más allá y les acompañen, primero, en la solicitud de control constitucional que volverán a reclamar en el Senado, y después, en el recurso que tienen previsto presentar ante el Tribunal Constitucional.

También espera que el PSOE aproveche la "muy buena relación" que tiene con "muchos partidos socialdemócratas" europeos y ayude a Podemos a convencerles de que cambien de postura, ya que si un sólo país de la Unión se niega a ratificar el tratado, éste no saldría adelante. "Han cambiado de posición, es una buena noticia y un paso adelante en una larga lucha que dura ya más de tres años en el Parlamento Europeo y en la sociedad civil, y que Podemos en hemos abanderado en el Congreso", ha afirmado en declaraciones a los medios en los pasillos de la Cámara Baja.

Eso sí, tras destacar el "significativo" paso que, a su juicio, está dando el PSOE al replantearse su apoyo al CETA, Bustinduy ha insistido en la necesidad de que esa retirada de apoyo vaya más allá y se convierta en un rechazo para frenar el tratado. "Es una buena noticia aunque llegue un poco tarde y que nos hace confiar en que vamos a ser capaces de parar este tratado frente a quienes alardean mucho de defender la soberanía nacional y luego la malvenden a multinacionales y poderes que nadie ha elegido', ha remarcado.

Entre las iniciativas que impulsarán para intentar frenar el CETA, en las que el apoyo del PSOE es crucial, está la petición de un informe al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la solicitud de control constitucional en el Senado —control que los socialistas rechazaron cuando Podemos la pidió en el Congreso— y, por último, la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional.

"Estaría muy bien que lo podamos hacer de manera conjunta con el PSOE. Es más, el CETA hay que ratificarlo en todos los países de la Unión Europea, y el PSOE tiene muy buena relación con muchos partidos socialdemócratas. Esperamos que nos ayuden a convencerles de que cambien de postura", ha añadido.

QUERRÁS VER: Valonia rechaza el CETA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- CETA: ¿sabes cómo te afectará el tratado de libre comercio con Canadá?

- Regular la globalización: sin miedo, ni intimidaciones

- Por qué soy #CulpableCETA

OFRECIDO POR NISSAN