NOTICIAS

Jeffrey Sachs, en Starmus: "A los que niegan el cambio climático les guía el dinero y la codicia"

El economista norteamericano afirma que en su país los político están en manos de los empresarios que pagan las campañas electorales.

22/06/2017 12:19 CEST | Actualizado 22/06/2017 12:19 CEST
Getty Images
Jeffrey Sachs, durante su intervención en el Starmus Festival de Trondheim (Noruega).

Trondheim (Noruega).-"En Estados Unidos tenemos una democracia sobre el papel, pero lo que dirige el sistema es el dinero". Así de claro fue este miércoles el economista norteamericano Jeffrey Sachs, que recibió una de las mayores ovaciones en la cuarta jornada del Festival Starmus y puso en pie a las más de 3.000 personas del público. Ya el título de su conferencia no dejaba lugar a dudas: ¿Cómo podemos sobrevivir a Trump, el cambio climático y otras crisis globales?.

Su charla fue el inicio de una jornada de un evento científico y cultural que el miércoles se centró en la economía, el futuro y la música de rock duro, con el guitarrista Steve Vai como estrella principal.

Sachs, que fue uno de los artífices, como asesor de Naciones Unidas, de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y es considerado uno de los economistas más prestigiosos del mundo, dejó claro que la retirada del Acuerdo de París sobre cambio climático, aprobada por el presidente Donald Trump, "no ha sido una elección personal, sino del sistema" porque en los Estados Unidos no hay dinero para las campañas electorales y los políticos dependen de las empresas para conseguirla.

No se trata de que nieguen la Ciencia o no crean que existe el cambio climático, aunque lo digan. Trump no es tan estúpido. Se trata de dinero y de codicia.

"No se trata de que nieguen la Ciencia o no crean que existe el cambio climático, aunque lo digan. Trump no es tan estúpido. Se trata de dinero y de codicia. Los políticos son más corruptos de lo que la mayoría de la gente podríamos imaginar", dijo.

Sin embargo, recordó, este tipo de decisiones afectan a un calentamiento "que tiene lugar por todo el mundo" y genera graves desastres ambientales, como la destrucción de la Gran Barrera de Coral, temperaturas de hasta 51ºC, como las que hubo en Rajastán (La India) en 2016 o la deforestación que acaba con los orangutanes. En este contexto, defendió la necesidad de caminar hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados en 2015.

Para el economista, en contra de lo que argumenta el presidente de su país, no es una cuestión de defensa del empleo, pues recordó que sólo el 0,03% de la fuerza laboral de Estados Unidos trabaja en el carbón, el gas o el petróleo.

La transición a una sociedad libre de carbono va a costar, según las estimaciones, un 1% del Producto Bruto Mundial y cada año dedicamos un 13% a armas y guerras para matarnos.

"Esos trabajadores podrían fabricar paneles solares", señaló. E hizo una comparación ilustrativa: "La transición a una sociedad libre de carbono va a costar, según las estimaciones, un 1% del Producto Bruto Mundial y cada año dedicamos un 13% a armas y guerras para matarnos. Pero el mundo es de todos, no sólo de los hermanos Koch, así que no podemos renunciar a decir lo que pensamos, no podemos renunciar", concluyó entre los aplausos.

Luego fue el turno sobre el escenario del Spektrum del premio Nobel de Economía en 2010 Christopher Pissarides, que hizo un análisis de cómo la robotización de la sociedad puede o no afectar al empleo, a medida que se hacen más sofisticados. Pissarides considera que "no a todos los sectores afecta por igual la robótica o la inteligencia artificial, que pueden hacer trabajos rutinarios y otros que no lo son, como sustituir a los taxistas por coches automáticos". Pero, aseguró, se abren otros 'nichos' laborales que serán fundamentales en el futuro y que tienen que ver con los cuidados de la salud de una población cada vez más envejecida y con la educación, que es la que permitirá acceder a nuevas tecnologías.

Rosa M. Tristán
La mesa de debate moderada por Larry King.

La mesa redonda de debate, que tuvo lugar después con el periodista norteamericano Larry King como moderador, intentó hacer un repaso a los temas que preocupan a la sociedad, pero sus participantes —el director de cine Oliver Stone, el astrofísico Neil DeGrass, los dos premios Nobel de Economía presentes (Christopher Pissarides y el noruego Finn Kydland) y el empresario rusoEugene Kaspersky— no se pusieron de acuerdo, pues mientras Pissarides consideraba fundamental el avance tecnológico, Stone señalaba la importancia de caminar hacia la libertad y DeGrass reconocía que la situación de crisis del planeta es realmente grave, pero que si somos capaces de viajar a Marte y podemos convertirlo en un planeta habitables, también podemos hacer lo mismo con el nuestro. "¿Y para qué ir a Marte si hay muchos sitios vacíos en ese planeta, como Siberia o el Sáhara?", se preguntaba Pissarides.

Pero no todo fue economía en el Festival Starmus. También hubo Ciencia de la mano de la física Lisa Randall, quien en una sala paralela explicó cómo estudios sobre la materia oscura pueden dar pistas sobre la caída de meteoritos y la probabilidad de que sean destructivos para la vida en la Tierra.

La conclusión a la que llevó es que no habrá ningún desastre como el que acabó con la vida de los dinosaurios, generando una extinción masiva de vida, en unos 100 millones de años, si bien en 200 años puede haber un impacto que cause daños importantes en una localización concreta. La jornada se cerró con un concierto con el artista estrella invitado a la edición de este año, el guitarrista Steve Vai, que estuvo acompañado por Nuno Bettencourt, Grace Potter y Devin Towunsed.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Stephen Hawking: "Nos estamos quedando sin espacio ni recursos. Necesitamos salir de la Tierra"

- Starmus arranca en Noruega con la búsqueda de vida extraterrestre

- Starmus y los compromisos incumplidos de los políticos

- El Festival Starmus 'invade' la ciudad noruega de Trondheim

- Starmus, una patada en España y acaba en Noruega

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!