NOTICIAS

España y Alemania se citan en una final inédita

Tras el golpe de autoridad de 'La Rojita' ante Italia (3-1).

28/06/2017 08:47 CEST | Actualizado 28/06/2017 11:27 CEST
EFE

España, que dio un golpe de autoridad ante Italia (3-1) guiada por Saúl Ñíguez, buscará su quinta corona continental en la categoría sub 21 el próximo viernes, en una final inédita ante Alemania, que se deshizo de Inglaterra en el lanzamiento de penaltis después del empate a dos goles.

La selección española se ha convertido en una pesadilla para el combinado 'azurro'. Le ha parado los pies en los últimos duelos. Hace cuatro años, en Israel 2013, España le arrebató el título en la última final disputada por ambos.

Ahora, en Polonia 2017, el conjunto de Albert Celades, además de apartarle de la lucha por el trofeo, puede igualar a Italia como el equipo con más campeonatos.

España aspirará el viernes a su quinta corona. Las mismas que tiene Italia, que no logra un título desde el 2004. Alemania, que afronta su tercera final, pretende lograr el segundo después del obtenido en Suecia 2009 contra Inglaterra.

La selección española, intratable en la presente edición, pretende recuperar la gloria que cuatro años atrás consiguieron jugadores como Isco Alarcón, Koke Resurrección, Thiago Alcántara o Álvaro Morata en Israel.

Ahora, apoyados en hombres de primer nivel como Marco Asensio, Saúl Ñíguez o Dani Ceballos, pretende consolidar su condición de favorita con un nuevo trofeo.

Fue Saúl el que acaparó el protagonismo en el estadio Marshal Jozef Pilsudski de Cracovia. El centrocampista del Atlético Madrid firmó un triplete y elevó a cinco los goles obtenidos en lo que va de torneo. El máximo goleador del Europeo sub 21 abrió el marcador en el minuto 53.

Italia, que se quedó con un jugador menos por la expulsión de Roberto Gagliardini, empató a la hora de partido por medio de Federico Bernardeschi. Pero respondió España dos después con el segundo tanto de Saúl, que cerró el partido con su tercer tanto, logrado a un cuarto de hora del cierre.

España se verá las caras en la final del viernes con Alemania. Un duelo sin precedentes en la búsqueda del éxito en la categoría.

Sufrió más el combinado germano, que necesitó los penaltis para resolver su clasificación después del empate a dos tantos en el choque disputado en el Tychy Stadium.

Dos paradas de Julian Pollersbeck a lanzamientos de Abraham y Redmond, permitieron a Alemania dar la vuelta a la tanda de penaltis, en la que comenzó por debajo después del error de Gerhardt.

Fue el reflejo de un partido de continuos intercambios de dominio hasta que Alemania se adueñó del duelo. Inglaterra pasó de estar contra las cuerdas tras el gol de Davie Selke a los 35 minutos, a remontar con un fútbol vertical que cambió el panorama en el fin del primer acto y el inicio del segundo.

A los 41 minutos Demarai Gray ponía el empate a uno y a los 50 Tammy Abraham ponía por delante a Inglaterra en un nuevo error alemán. A veinte minutos del final Alemania empató con un cabezazo de Felix Platte.

Será la tercera final para Alemania, que fue campeona en Suecia 2009 y finalista en 1982, como Alemania Federal, superado por Inglaterra.

OFRECIDO POR NISSAN