NOTICIAS

Hallado uno de los mayores arsenales de la Guerra Civil en el fondo de un acuífero de Teruel

El lodazal ha incrementado el peligro que de por sí tiene la manipulación de explosivos.

03/07/2017 11:38 CEST | Actualizado 03/07/2017 11:38 CEST
GUARDIA CIVIL TERUEL

Efectivos de la Guardia Civil que buscaban a una persona desaparecida en un acuífero de Teruel han localizado en el fondo el mayor arsenal de explosivos de la Guerra Civil hallado en Aragón y uno de los mayores de España.

En total se han encontrado 538 granadas de mortero del calibre 81, que posiblemente fueron abandonadas por alguna posición de los bandos en contienda para evitar su posterior utilización.

El descubrimiento lo han hecho los miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil de Huesca. La dificultad y peligrosidad habituales de las tareas de manipulación de explosivos se han visto incrementadas al encontrarse las granadas sumergidas en el lodazal del fondo.

El acuífero es conocido como Los Ojos del Río Jiloca de Monreal del Campo. El hallazgo se produjo durante las labores de búsqueda de un vecino de ese municipio, desaparecido a principios de mayo.

Debido a la gran cantidad de artefactos y la dificultad añadida del lugar donde se encontraban, ha sido preciso realizar labores de localización, extracción y posterior destrucción en varias fases durante los meses de mayo y junio, han informado a Efe fuentes del instituto armado.

Ello ha hecho necesaria la participación de un equipo mixto de desactivación subacuática compuesto por el Servicio de Especialistas en Desactivación de Explosivos (SEDEX) de Valdemoro, el Grupo EDEX de Zaragoza, el Equipo de Búsqueda y Desactivación de Explosivos (EBYL) de Teruel, la Unidad de Actividades Subacuáticas (UAS) de Valdemoro y agentes del Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) de Huesca.

Todas las granadas halladas se han trasladado en remesas hasta una cantera cercana, donde han sido neutralizadas de manera segura por los especialistas en desactivación de explosivos.

SI ENCUENTRAS UNO, NO LO MUEVAS Y AVISA A LA GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil advierte de la extrema peligrosidad de estos artefactos ya que, si no se les somete a ninguna acción, permanecen en estado "latente", pero en caso de manipulación, por pequeña que sea, el resultado más probable es la explosión.

El aspecto deteriorado de artefactos semejantes por la acción del óxido y el paso del tiempo provoca a veces un exceso de confianza, pero "la mayoría tienen intacta su carga explosiva y son muy peligrosos".

Se desaconseja totalmente dejar el objeto en un lugar apartado ya que, además del peligro inherente al transporte, "se abandona un objeto peligroso a una situación descontrolada, volviéndose más peligroso". Recomienda "no tocar, no mover, ni alterar en modo alguno el objeto" sospechoso, señalar el lugar para reconocerlo posteriormente y dar aviso a la Guardia Civil con la mayor rapidez.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

NOTICIA PATROCINADA