VIRALES

Antonio Muñoz Molina responde a Juan Carlos Girauta tras su tuit machista contra Elvira Lindo

El académico repasa la trayectoria de su pareja, demostrando su valía como periodista y escritora.

04/07/2017 21:47 CEST | Actualizado 04/07/2017 21:50 CEST
EFE
Antonio Muñoz Molina, en una imagen de archivo.

El pasado domingo, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Juan Carlos Girauta, publicó un mensaje que causó un enorme malestar en las redes sociales. Su destinataria era la periodista y escritora Elvira Lindo, contra la que cargaba por la columna que, un día antes, había publicado en el diario El País bajo el título Tuiteros que legislan.

El tuit fue polémico no porque replicase a la autora gaditana a propósito de la propuesta naranja sobre los vientres de alquiler, sino porque ninguneaba a la creadora de Manolito Gafotas, despreciándola como una simple "tuitera" y recomendándole que fuese a consultar con el "académico" que tiene cerca -o sea, Antonio Muñoz Molina, su pareja- para entender el mensaje.

Este fue su tuit.

Este lunes, el académico y premio Príncipe de Asturias, Muñoz Molina, ha replicado a Girauta desde su página personal con un texto titulado No se termina nunca, en el que muestra su cansancio ante aquellos que no valoran la trayectoria de una mujer como la suya, que reducen su carrera al hombre con el que hace el camino.

El autor de Plenilunio enumera -sin dejar nada atrás- los distintos trabajos que ha tenido Lindo, desde sus inicios casi adolescentes en la radio, pasando por su faceta de guionista, su parto de Manolito, su reconversión para escapar de etiquetas y para sobrevivir con "integridad". "Toda la vida así", dice, tras repasar cada faceta de su esposa.

"Pero nada es suficiente. Ahora te encuentras con que un diputado nacional, el portavoz de un partido, enfadado por algo que escribiste sobre él, te sugiera que aproveches que tienes a mano a un académico para preguntarle el significado de la palabra polisemia", concluye el texto, que ha encontrado un importante eco en las redes sociales en la tarde de este martes.

Aquí puedes leer completo el texto del escritor de Úbeda:

No se termina nunca

Empezaste a trabajar cuando a penas habías salido de la adolescencia. Te abriste paso en emisoras de radio donde prevalecían los hombres, siempre mayores que tú, siempre más enfáticos, seguros de sí mismos. Dirigiste con éxito programas muy comprometidos al mismo tiempo que criabas un hijo. Te echaron de la radio y te pusiste a escribir guiones para la televisión. Escribías rápido, por encargo, con desenvoltura, con solvencia, con la integridad profesional de quien ha de ganarse la vida trabajando para otros, sin hacer ascos a lo que se presentara, porque de todo se podía aprender. Inventaste un personaje infantil en la radio y tuvo tanto éxito que se convirtió en una serie de libros extraordinariamente populares, en español y en muchos otros idiomas, tan improbables como el vietnamita o el Khmer. Pero tenías siempre la inquietud de hacer otras cosas y te pusiste a escribir películas, igual que habías escrito obras de teatro, y también novelas. Te gustaba escribir cosas humorísticas, pero siempre has sentido rechazo al encasillamiento, y también querías probar otros registros, así que fuiste cambiando poco a poco el tono de tus crónicas, a permitirte ser grave cuando era necesario, a mostrar la amplitud de tus intereses, de tus lecturas, de tus aficiones.

Toda la vida así: haciendo lo que te gusta hacer y lo que sabes hacer; negándote a aceptar una posición subordinada, a dejarte encasillar en un género, en cualquier estereotipo, a practicar el respeto y al mismo tiempo a exigirlo, a ser clara sin aspaviento, rotunda sin sectarismo ni crispación. Toda la vida, año tras año, tantas películas, libros, artículos, entrevistas, ensayos, lecturas.

Pero nada es suficiente. Ahora te encuentras con que un diputado nacional, el portavoz de un partido, enfadado por algo que escribiste sobre él, te sugiera que aproveches que tienes a mano a un académico para preguntarle el significado de la palabra polisemia.

Y aquí tienes, también, la reflexión inicial de Elvira Lindo, de la que surgió este cruce de palabras.

Lo que escribió Elvira Lindo en 'Tuiteros que legislan'

"Los políticos se han aficionado a anunciar rupturas, simpatías o acuerdos en un tuit. Mala política y mala literatura. Nos mereceríamos algo más. Por la mañana, Albert Rivera aparecía entrevistado por Pepa Bueno exponiendo en tono voluntariamente razonable el proyecto de ley de maternidad subrogada, y horas más tarde, su compañero de partido, Juan Carlos Girauta, se arrancaba con el siguiente tuit: "O sea que tu cuerpo es tuyo para abortar pero no para gestar desinteresadamente el hijo de otros. Ya". Di que sí, a la pata la llana. ¿Qué debemos pensar ante semejante grosería, que en realidad Girauta se expresa a la manera en que su jefe no se atreve? Dada la que se montó, ingenua de mí pensé que Girauta se iba a disculpar, animado tal vez por su jefe, pero no, se envalentonó más, y a respuesta de una mujer que le precisaba, "en cualquier caso su cuerpo no puede ni abortar ni gestar", el airado diputado concluyó: "No señora, el mío legisla". ¡Oh, legisla! Se traslucen muchas cosas de estas breves pero significativas declaraciones del político tuitero, tantas como para pensar que alguien que habla con esa falta de respeto y contención de la intimidad de las mujeres no es la persona más adecuada para defender una ley que, sobre todo, por encima de todo afecta a esa mitad de la población a la que se dirige con tan incontenible superioridad moral".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El tuit machista de Girauta contra Elvira Lindo que provoca la indignación en Twitter

- "Tú parir, yo legislar"

- Girauta, a Echenique: "Tú a lo tuyo, no tienes ni repajolera idea"