INTERNACIONAL

Trump y Putin se reúnen este viernes por primera vez bajo la sombra de la trama rusa

Los dos líderes se encuentran por primera vez este viernes y mucho ha llovido desde que en Rusia celebraran con champán la victoria electoral del republicano.

06/07/2017 18:02 CEST | Actualizado 07/07/2017 17:00 CEST

Si hay una cumbre del G20 que tiene morbo esa es la que se celebra desde este viernes en la ciudad alemana de Hamburgo. Lo tiene porque hay muchos cabos sueltos, como las malas relaciones entre Alemania y EEUU, y por las reuniones paralelas que se celebrarán, como una clave: la que pondrá, cara a cara, al presidente de EEUU, Donald Trump, y a su homólogo ruso, Vladimir Putin. Será la primera vez que lo hagan y el ambiente no es que sea precisamente idílico. Si todo había sido amor y buena sintonía durante la campaña electoral en EEUU, lo cierto es que ambos llegan a esta cita en una situación cuanto menos extraña: las acusaciones de injerencia en las elecciones estadounidenses, el conflicto en Siria, o el papel "desestabilizador" que Trump asegura que tienen los rusos han hecho que a este encuentro los dos líderes lleguen con muchas cosas por aclarar.

Y esa es su intención, o al menos la que se ha manifestado de cara a la galería.

Los dos se han estrechado por primera vez la mano este viernes pocas horas antes de su esperado cara a cara. "Se estrecharon la mano y dijeron que se reunirían a parte y se verían pronto", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, antes de una reunión bilateral prevista a las 16.46 horas (peninsulares) en la ciudad alemana.

Previamente Trump había asegurado este viernes que espera "con interés" la primera reunión que mantendrá con Putin, en la que tendrán "mucho que discutir". "Espero con interés todas las reuniones de hoy con líderes mundiales, incluyendo mi reunión con Vladimir Putin. Mucho que discutir", ha asegurado el presidente en su cuenta de Twitter.

La esperada reunión entre los dos líderes llega, además, después de que el presidente de EEUU reafirmase el jueves en Varsovia el compromiso de EEUU con la defensa del centro y este de Europa y criticase la actividad "desestabilizadora" de Rusia.

Tras meses de investigaciones sobre cómo pudo influir Rusia en las elecciones de EEUU, después de capítulos muy pocos habituales en la historia estadounidense —véase el despido del director del FBI, James Comey, precisamente por este asunto—, Trump ha vuelto a entrar de lleno en este asunto en una rueda de prensa en Varsovia.

En la que es la primera etapa de su gira europea de cuatro días, Trump ha declarado que su país trabajaba con sus aliados para oponerse "a las acciones de Rusia y a su comportamiento desestabilizador".

Creo que pudo ser perfectamente Rusia. Pienso que también pudo haber otros países. No seré específico. Pero creo que mucha gente interfirió

También ha manifestado que Rusia "pudo" haber interferido en las elecciones presidenciales de 2016 que le llevaron al poder. "Creo que pudo ser perfectamente Rusia. Pienso que también pudo haber otros países. No seré específico. Pero creo que mucha gente interfirió", ha afirmado Trump.

El Gobierno ruso ha rechazado de inmediato estas declaraciones y ha confiado en que la próxima reunión entre el mandatario norteamericano y su homólogo, Washington aclare su postura.

"No estamos de acuerdo con este enfoque", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, preguntado por esta cuestión en una rueda de prensa, según ha informado la agencia de noticias rusa Sputnik. Peskov ha confesado que el Gobierno ruso "no comprende" la posición estadounidense. "Por ello esperamos el primer encuentro entre los dos presidentes (...) Será una buena oportunidad para conocerse y entender el verdadero enfoque de cada uno en las relaciones bilaterales", ha apuntado.

RELACIONES EN SU PUNTO MÁS BAJO

Estas inusuales críticas de Trump a Rusia no han sido las únicas que ha dejado caer la víspera de tan importante encuentro con Putin. Washington ha dicho por activa y por pasiva que busca una relación más "constructiva" con Moscú, pero las relaciones siguen en su punto más bajo desde el refuerzo de las sanciones contra Moscú por su papel en la crisis ucraniana y su respaldo al régimen sirio.

Por tanto, las expectativas rusas de que con la llegada de Trump a la Casa Blanca se produciría una mejora de las deterioradas relaciones entre Moscú y Washington no se justificaron en absoluto: el nuevo presidente estadounidense ha mantenido la política de su antecesor, Barack Obama, frente a Rusia. Quién lo iba a haber dicho hace unos meses...

De ahí que no sea casual que el presidente estadounidense se haya reunido ya con los principales líderes occidentales y asiáticos, y que sólo ahora, casi seis meses después de su investidura, se encuentre con el jefe del Kremlin.

Rusia se ha esforzado en insistir en que la cita del viernes no se trata de un saludo de pasillo, sino de una reunión bilateral en toda regla e incluso ha llegado a precisar que durante la conversación los presidentes estarán sentados.

Esperamos que se establezca un diálogo de trabajo que es vitalmente necesario para el mundo

"Esperamos que se establezca un diálogo de trabajo que es vitalmente necesario para el mundo, a fin de elevar la eficacia a la hora de resolver la masa crítica de conflictos y problemas que aumenta día a día", ha dicho el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Para el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, la reunión de los dos líderes en Hamburgo ayudará a esclarecer las perspectivas de las relaciones entre Moscú y Washington, que se encuentran en su punto más bajo desde el término de la Guerra Fría.

"Confío en que en este encuentro prevalezcan el pragmatismo, el realismo y el entendimiento de que cada uno de nuestros países puede garantizar más eficazmente sus intereses en conjunto que por separado", ha manifestado.

Portadas de la victoria de Trump

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- "¡Demasiado malo!": Trump vuelve a cargar contra la prensa en Twitter

- Trump llama "loca" y "retrasada" a una periodista, y a su compañero "psicópata"

- J.K Rowling destroza a Donald Trump en una frase

- La dura portada del New York Daily News contra las declaraciones sexistas de Trump

- La era del voto 'a la desesperada': ¿por qué están en alza los populismos?