NOTICIAS

Un plan para frenar la "pandemia" del alcohol entre los adolescentes

Asociaciones de ayuda contra la drogadicción, familias y educadores elaboran una hoja de ruta para detener el avance del alcoholismo entre los más jóvenes.

11/07/2017 10:54 CEST | Actualizado 11/07/2017 16:38 CEST
EFE

El alcohol empapa la vida de muchos menores de edad en España. Según los últimos estudios, un 79% de los jóvenes entre 14 y 18 años ha probado el alcohol y un 68% lo ha bebido en el último mes. No es legal que lo consuman hasta haber cumplido 18, pero la edad media de inicio al consumo está en 13,8 años. Su consumo aumenta cada año entre los 14 y los 17: más de la mitad reconocen beber, una o varias veces en un mes, más de cinco copas en menos de dos horas.

A pesar de la legislación existente, estos jóvenes compran el alcohol por sí mismos en su mayoría y siguen bebiendo, también mayoritariamente, en parques y en grupo. Ni se ha acabado con la venta ni se ha acabado con el botellón, donde el consumo desaforado es más habitual que en discotecas, bares o incluso que en casas particulares.

Cada uno de esos pedos, y este verano habrá muchos, daña sus organismos de múltiples maneras y causa daños en su estómago, su hígado, sus riñones y su cerebro. Pero también daña su salud mental y les hace propensos a sufrir enfermedades como la depresión tanto de adolescentes como cuando sean adultos. Pero ninguno de estos peligros basta para impedir que las tasas de consumo de alcohol sigan aumentando.

¿Cómo detener la pandemia? Organizaciones de ayuda contra la drogadicción, agrupaciones de padres y representantes de la educación han urgido a la aprobación de una ley nacional sobre alcohol y menores. También han puesto en común su diagnóstico, preocupante, y su plan, ambicioso. ¿Es realizable?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Beber a la edad de jugar. Consumo de atracón y consumidores cada vez más jóvenes

-Un español bebe 9,5 litros de alcohol puro al año, según un estudio

-Los españoles gastaron 353 euros en tabaco y 700 en alcohol en 2015, un 20% más