POLÍTICA

Omar Anguita (Juventudes Socialistas): "Quizá es más fácil ser de Podemos que del PSOE a día de hoy"

Entrevista al nuevo líder de la organización juvenil: "Soy republicano y socialista, por este orden"

13/07/2017 12:52 CEST | Actualizado 13/07/2017 17:30 CEST

A los 14 años se afilió a las Juventudes Socialistas. Lleva el PSOE dentro, es parte de su ADN. Y a los 26 años, Omar Anguita se convertirá desde este fin de semana oficialmente en el líder de la organización juvenil socialista.

Llega dispuesto a actualizar su partido, a conectarlo con esa generación que aborrece el bipartidismo y pide cambios. Él mismo participó en actos del 15-M, necesitaba gritar 'basta ya' al sistema, que se escuchara que los jóvenes luchaban por su futuro. Le dolía a la vez que acabara de esa manera José Luis Rodríguez Zapatero su última legislatura.

Ahora se pondrá desde este congreso al frente de una organización con unos diez mil militantes. Eso sí, tiene claro que su futuro está fuera de la política. No ha cobrado nunca del partido, precisa. Y Anguita (Madrid, 1990) recuerda que ha trabajado en "mil cosas", desde azafato de Vueling en Barcelona hasta en el equipo de seguridad del Santiago Bernabéu. Está empleado en una empresa de transporte, diseñando la ruta de los camiones. Y cuando hace falta, se pone a descargar.

En las primarias apoyó a Susana Díaz, pero dice que Pedro Sánchez ha salido fortalecido. Se acabaron las familias en el PSOE, sentencia. Aunque está decepcionado por el resultado final, pone en valor que gracias a Juventudes se dio un primer paso en el pasado del congreso del partido para debatir sobre el apoyo a un modelo republicano. "Soy republicano y socialista, por este orden", afirma Anguita. Y no todo es política: su vida suena a Mago de Oz y Ska-P, es adicto a series como House of cards y Modern family y desconecta jugando al fútbol con su equipo en Rivas.

¿Ha dejado de ser el PSOE un partido para los jóvenes?

No. Lo que pasa es que ha dejado de lado muchas veces el mensaje que los jóvenes queremos escuchar. Es importante que se actualice y no solo el mensaje, sino el mensajero.

Hay un nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. ¿Es un buen buen mensajero?

Sí, creo que sí. Va a salir muy reforzado de estas primarias. Y salimos reforzados todos.

CARLOS PINA

Apoyaste a Susana Díaz en ese proceso. ¿Qué hace un 'susanista' en la corte de Sánchez?

No es una corte. Voy a ser secretario general de las Juventudes Socialistas, que es un órgano autónomo. Una vez que pasan las primarias, se acabaron las familias y solo hay una, que es el PSOE. Hay que llevarlo con la mayor naturalidad del mundo.

Dices que se han acabado las familias, pero en la Ejecutiva de Sánchez no hay 'susanistas' y del 'patxismo' solo se ha integrado al propio Patxi López. ¿Qué mensaje se da con esto?

Tiene legitimidad para hacer su Ejecutiva y tiene un respaldo mayoritario de la militancia. Creo que puede llevar razón y veremos si funciona. Si funciona, será un éxito suyo en ese caso.

¿Has hablado con Sánchez ya?

Le escribí el día que me presenté, pero justo era el congreso del PSOE. Entre los viajes que está haciendo él y los míos, a día de hoy no hemos podido compartir todavía ningún tipo de impresión.

Me siento mucho más cerca de Podemos que de Ciudadanos

Una de las principales críticas de la sociedad es contra los políticos que están desde jóvenes en los partidos...

Es una de las críticas que se hace a las personas que entramos jóvenes a la política. Entré con 14 años a Juventudes Socialistas, ahora tengo 26 y puedo decir que jamás he cobrado un solo euro por mi actividad política. Y el lunes que viene, cuando ya sea secretario general en forma, seguiré sin cobrar. Tengo mi trabajo fuera, en una empresa de transportes.

¿A qué te dedicas?

Soy el jefe de tráfico en una empresa de transportes, organizo las rutas de los camiones. Y cuando hay que ir a descargar, voy. He trabajado también como azafato de Vueling en Barcelona, en Disneyworld en Orlando, en un bar en Londres, como traductor y ayudante de seguridad en el Santiago Bernabéu, como profesor de inglés en colegios. Mil cosas.

Entre los jóvenes de izquierdas parece que mola más ser de Podemos.

En mi grupo más cercano no vota ninguno ni a Podemos ni al PSOE, habitualmente no vota. Cuando les he pedido el favor, han votado al PSOE. No mola más. De hecho, quizá es más fácil ser de Podemos que del PSOE a día de hoy. A los jóvenes nos gusta superar retos, y uno a día de hoy es estar en las Juventudes Socialistas.

¿Participó en el movimiento del 15-M?

Sí, participé. Me sentí muy identificado porque era un grito de expresión de la gente que estaba cansada de lo mismo, de lo que tenía alrededor. Tenía ganas de gritar. Me alegré mucho cuando vi que podía sentarme con gente que no votaba habitualmente al PSOE, me aceptaba como uno más y hablábamos de las cosas que realmente nos repercutían.

CARLOS PINA

¿Qué gritabas?

Yo decía 'basta ya', que nos dejen un espacio a los jóvenes para poder cambiar nuestro futuro. Dejé la carrera en tercero, porque veía que no iba a ningún lado y me puse a trabajar. Quería tener un futuro como joven, con un trabajo que no fuera de diez horas por 600 horas. Hacía la doble militancia, la de Juventudes y la de la calle.

El 15-M surgió en un momento en el que había un presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, en La Moncloa, que llevó a cabo unos brutales recortes en mayo de 2010. ¿Cómo sintió aquello?

Cometimos un error de comunicación en la última etapa de Zapatero, no supo explicar la situación y lo que estábamos haciendo. Años después, Europa nos ha dado la razón en aquello que hicimos para evitar ser rescatados. Me dolió ver a Zapatero acabar de esa manera la legislatura, porque para mí ha sido un referente.

¿Ficharías a Íñigo Errejón para el PSOE?

No ficharía a nadie, soy de los que consideran que la gente que está en el PSOE es porque se cree el PSOE. Pero es verdad que es una de las personas con más capacidad fuera del PSOE en el mundo de la política. Entiende la política más allá de los medios de comunicación y ha entendido cómo funciona el Parlamento y que a través del pacto y del diálogo se llega a las instituciones.

¿Cómo convences a un joven de que hay que votar antes a Pedro Sánchez que a Pablo Iglesias?

Lo primero que diría a Sánchez y al partido es vamos a escuchar a los jóvenes. El joven lo que quiere es hablar y un error en política es que invertimos más tiempo en hablar que escuchar.

Veré la república

¿Es el PSOE un partido republicano solo de boquilla?

No. Todo lo contrario. Yo soy republicano y socialista, por este orden. Nací siendo republicano porque lo mamé en mi casa. Y hemos dado un paso, las Juventudes Socialistas han sacado a la primera plana la república por primera vez en un congreso del partido. El resultado no ha sido el esperado, pero es el primer paso.

Es verdad que llegó una enmienda de Juventudes al Plenario del congreso del PSOE para convocar un referéndum y avanzar hacia la tercera república, pero se maquilló en la votación...

Se hizo una transaccional.

Pero se pasó de una enmienda para ir hacia el modelo republicano a una mención a fortalecer los "valores republicanos" sin abolir la monarquía.

Lo primero que tenemos que decir es que es insuficiente. Me siento decepcionado, porque me ilusionó volver a ver que en el PSOE se hablaba de la república. Pero es el primer paso. En breve, espero que el partido vaya evolucionando hacia la república.

¿Crees que verás la república?

Sí, por supuesto.

¿Una fecha?

No sé. Ahí no depende de nosotros, sino del consenso al que se llegue con los otros partidos para un referéndum.

¿Y cómo ves el papel actual de los reyes Felipe y Letizia, ahora precisamente que están de viaje oficial en el Reino Unido?

Bien, sin más. La monarquía ha sido un sistema que ha funcionado después de la dictadura, hizo un papel fundamental en la Transición y que en 2017 tiene un papel irrelevante para muchas de las situaciones.

CARLOS PINA

¿Qué opinión a día de hoy te merece Felipe González?

Tengo sentimientos encontrados. Recuerdo cuando mi familia hablaba de él como ejemplo de la Transición y de la superación. Sin embargo, en los últimos años no he compartido sus comentarios. Me quedo con su parte buena.

Antes de la investidura de Mariano Rajoy, hubo un intento de Gobierno de Pedro Sánchez con Ciudadanos y, a última hora, hubo casi un intento de buscar un acuerdo con Podemos. ¿Prefieres gobernar con Cs o Podemos?

Prefiero que el PSOE gobierne y, después, tenemos que buscar los partidos que nos puedan dar esa mayoría para gobernar. En el caso con Ciudadanos, no daba. Yo estaba más a favor de un pacto con Podemos. Me siento mucho más cerca de Podemos que de Ciudadanos, como es normal. Pero creo que la suma de Podemos y Cs daría una estabilidad a este país, que es lo que necesitaba Sánchez. Pero Podemos tomó una decisión y ahí se acabó la historia.

Tengo sentimientos encontrados sobre Felipe González

¿Tendría que haber un referéndum en Cataluña?

No. De la manera que está planteado, al menos no. Tenemos a Carles Puigdemont y a Rajoy estirando el chicle, sabiendo que ninguno de los dos lo quiere romper. El PSOE tiene que estar para que se acabe el estiramiento de ese chicle y empecemos a trabajar por lo que necesitan los catalanes. He vivido en Barcelona y he compartido debates con compañeros que estaban a favor o en contra de la independencia, pero no era el tema principal. Se hablaba del paro, de la Universidad... El tema de la independencia es un teatro para no hablar de lo que directamente nos repercute. El independentismo catalán no quiere hablar de los recortes.

¿Fue un error abstenerse?

Hay diferentes opiniones. Se tomó la decisión en el Comité Federal, y la acepto.

La acepta, ¿pero si hubiera estado allí?

Depende. Si voy como Juventudes, yo voy a decir lo que digan las Juventudes, que tomó la decisión de no participar en ese espectáculo. A nivel personal, quizá hubiera tenido otra opinión y quizá hubiera votado en contra de la abstención. Pero entiendo perfectamente a los que votaron por la abstención.

CARLOS PINA

¿Hay que presentar una moción de censura para echar a Rajoy?

Para ganarla, sí. Presentarla para nada, no. Ahora mismo no tenemos los apoyos mayoritarios. Primero tienes que tener los números para ganar y después garantizarte una estabilidad. De nada sirve ganar una moción y a los tres meses convocar elecciones.

Muchos votantes socialistas se pasaron a Podemos y sus confluencias en las últimas elecciones. ¿Has llegado a dudar sobre tu voto al PSOE?

Jamás. Tengo un problema, esto es como un equipo de fútbol, soy del PSOE, lo he mamado en mi familia. Tengo un sentimiento hacia el partido, que da igual lo que pase y lo que haga, que siempre voy a tener al PSOE dentro. Soy parte de su ADN y él del mío. Y soy una persona crítica dentro del PSOE, porque es la manera de avanzar.

Una persona que lleva desde los 14 años en política, que consigue ser el líder de Juventudes, ¿a qué aspiras más?

Tengo claro que mi futuro está fuera de la política, aspiro a poder irme después de mi mandato con mis principios intactos y unas Juventudes más fuertes. Quiero dejar un legado e irme personalmente contento.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Entrevista a Óscar Puente: "El Ibex 35 tiene que asumir que este país lo gobiernan los ciudadanos"

- Entrevista a Cristina Narbona: "No veo próxima una mayoría alternativa para sacar al PP de La Moncloa"