POLÍTICA

Dos tercios de vascos no aceptarían la reinserción de los etarras ni aunque se arrepintiesen

El porcentaje ha bajado 15 puntos en un año, aunque un 87% de los vascos cree que se debe hacer justicia "con las víctimas de ambos bandos".

14/07/2017 15:34 CEST | Actualizado 14/07/2017 16:43 CEST
EFE

Cada vez menos vascos quieren la reinserción para los etarras arrepentidos. El Euskobarómetro de primavera, hecho público este viernes, refleja que el porcentaje de vascos partidarios de que todos los terroristas que se arrepientan y expresen su decisión de abandonar las armas se beneficien de las medidas de reinserción social ha bajado 15 puntos en un año, hasta el 35%.

Hay otros datos que apoyan la idea de que el arrepentimiento no es suficiente: uno de cada tres vascos no "está dispuesto a perdonar" y considera que los presos de ETA "deben cumplir íntegramente sus penas". Por otro lado, un 87% de los ciudadanos de Euskadi, siete puntos más que hace un año, cree que "para cerrar el ciclo de la violencia" se debe hacer justicia "con las víctimas de ambos bandos".

Asimismo, un 46% considera "las exigencias de las organizaciones de víctimas puedan ser un obstáculo para la paz definitiva", frente al 33% que opina lo contrario. Ente los nacionalistas, la tasa de quienes comparten esta afirmación se eleva al 54% mientras los no nacionalistas contrarios son un 43%.

Casi uno de cada cuatro vascos (23%) cree que las medidas de reinserción social sólo podrían aplicarse a aquellos que no tengan delitos de sangre

Paco Llera, director del Euskobarómetro, explica que "el dato de mayor volatilidad, que es el del rechazo a la reinserción, puede tener que ver con una cierta fatiga por este tema y por la condición que pone por consenso en uno de los indicadores la propia opinión pública vasca, y es que ETA se disuelva para poder afrontar este asunto con otra mirada. Y como eso se retrasa, lógicamente hay una fatiga en el apoyo a sus demandas".

El informe se ha realizado con 1.200 entrevistas a ciudadanos vascos entre los pasados 2 de mayo y 2 de junio.

PERDÓN Y REINSERCIÓN

Casi uno de cada cuatro vascos (23%), dos puntos menos, cree que las medidas de reinserción social sólo podrían aplicarse a aquellos que no tengan delitos de sangre, mientras que uno de cada tres (33%), 14 puntos más en un año, sigue sin estar dispuestos a perdonar y cree que unos y otros deben cumplir íntegramente sus penas.

Entre los nacionalistas, se reduce en 22 puntos en el último año su opinión mayoritaria por el perdón incondicional (46%). Los no nacionalistas continúan divididos ante esta, y un 44% apoya en cumplimiento íntegro de las penas.

Se mantiene el rechazo frontal y mayoritario a ETA de la sociedad vasca (58%), aunque retrocede en 5 puntos.

Solo los votantes de EH Bildu (60%) se decantan con claridad por el perdón incondicional. En menor medida, lo hace el 30% de votantes del PNV y el 48% de Elkarrekin Podemos. Los electorados del PP y el PSE-EE prefieren mayoritariamente el cumplimiento íntegro de las penas (58%), al igual que el de C's (70%).

RETROCEDE EL RECHAZO FRONTAL A ETA...

El Euskobarómetro también refleja que se mantiene el rechazo frontal y mayoritario a ETA de la sociedad vasca (58%), aunque retrocede en 5 puntos respecto a octubre de 2016, "tras la entrega de las armas".

Esta es una actitud mayoritaria en todos los territorios, y oscila entre el 56% de Gipuzkoa y el 65% de Álava. Es menor entre nacionalistas (44%) que entre no nacionalistas (71%). También es mayoritaria en casi todos los electorados, desde el del 60% de Elkarrekin Podemos hasta el 95% del PP, salvo en EH Bildu (20%).

Las opiniones de apoyo 'remoto', bien de los que piensan que antes estaba justificada la violencia de ETA pero ahora ya no (7%) o de los que comparten los fines pero no los métodos violentos (10%), también se estabilizan.

Casi nueve de cada diez (87% frente a 5%) cree que "se debe hacer justicia con las víctimas de ambos bandos".

...Y DESAPARECE EL APOYO EXPLÍCITO A LOS TERRORISTAS

Según el informe, "a pesar de su menor significación estadística", destaca como "más llamativo" la práctica desaparición del apoyo explícito y total (1%) a ETA, incluso en el electorado de EHB (6%), así como la reducción a solo 5 puntos en seis meses de "la justificación crítica" de los que apoyan a ETA reconociendo sus errores, que solo es mantenida por el 20% de los votantes de EH Bildu.

Los autores del Euskobarómetro creen que "hoy la mayoría de la izquierda abertzale encarnada en EH Bildu parece situarse, definitivamente, entre los que dicen apoyar sus fines, rechazando sus métodos violentos" (28%), o en el apoyo crítico (20%), a los que hay que añadir los que vuelven a expresar su rechazo frontal (20%).A su juicio, todo esto "reafirma con claridad las tendencias y las razones de la pérdida de apoyo electoral de la izquierda abertzale y ETA en los años anteriores al cese definitivo de la violencia", así como su recuperación "en el nuevo ciclo iniciado en 2011 o el desgaste más reciente".

LOS DOS BANDOS Y EL FIN DEL TERRORISMO

Respecto a las opciones para cerrar el ciclo de la violencia en el País Vasco, casi nueve de cada diez (87% frente a 5%) y con un incremento de 7 puntos en los últimos cuatro años, cree que "se debe hacer justicia con las víctimas de ambos bandos".

Esta postura se mantiene tanto entre nacionalistas (95%) como no nacionalistas (81%) y en todos los electorados (desde el 65% de los votantes del PP al 97% de los de EHB). Para casi la misma proporción (85% frente a 6%) "no solo hay que centrarse en la violencia ejercida por ETA". Un 49% cree que "ETA ha sido la principal responsable de la violencia que se vivió en el País Vasco", pero el 32% está en desacuerdo.

Un 73% frente al 13% considera que ETA "debe aclarar la autoría de los más de 300 atentados que están pendientes de juicio"

Además, igual que hace cuatro años y con un consenso similar (76% frente a 12%) los vascos creen que "para un buen final del ciclo de la violencia en el País Vasco no debe de haber ni vencedores, ni vencidos", aunque esta afirmación es más aceptada entre los nacionalistas (85%) que entre los no nacionalistas (68%).

No obstante, un 73% frente a 13%, (12 puntos más en cuatro años) considera que ETA "debe aclarar la autoría de los más de 300 atentados que están pendientes de juicio". Son los no nacionalistas (85%) quienes apoyan más esta premisa que los nacionalistas (62%).

El 69% asegura que "ETA y sus activistas deben reconocer el error de su historia de violencia y arrepentirse de su pasado" frente a un 15% que se opone. Este opción divide al electorado de EH Bildu, con un 33% a favor y un 47% en contra.

Además, el 65% de encuestados considera que 'se le debe exigir a ETA su disolución incondicional antes de dar ningún paso', frente al23% que se opone, y con un desacuerdo del 66% en el electorado de EH Bildu.

Las fotos del desarme de ETA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Unidad y emoción en el homenaje de Ermua a Miguel Ángel Blanco

-Miguel Ángel Blanco, el secuestro y asesinato que inició el final de ETA

-El secuestro de Ortega Lara: un pulso que ETA perdió camino hacia su derrota

-El gráfico que resume la barbarie de ETA