INTERNACIONAL

Turquía despide a más de 7.000 funcionarios mediante un nuevo decreto

Erdogan lo justifica por su supuesta "traición al estado", apenas 24 horas antes del primer aniversario del fallido golpe de estado de 2016.

14/07/2017 21:55 CEST | Actualizado 14/07/2017 22:05 CEST
Murad Sezer / REUTERS
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan se dirige al atril para dar su discurso en el 22º Congreso Mundial del Petróleo, el pasado 10 de julio en Estambul.

Más de 7.000 funcionarios públicos turcos, entre ellos 302 docentes de universidades, han sido despedidos hoy mediante un nuevo decreto emitido al amparo del estado de emergencia impuesto en Turquía tras el fallido golpe militar del 15 de julio de 2016, informaron los medios locales.

Según las televisiones turcas, un total de 7.347 empleados del Estado han sido cesados de sus cargos la víspera del primer aniversario de la asonada, de la que Ankara responsabiliza a la red de seguidores del predicador islamista Fethullah Gülen, radicado en Estados Unidos.

En su página web, el diario Hürriyet precisa que entre los despedidos hay 2.303 policías, 1.486 funcionarios del Ministerio del Interior, 789 del Ministerio de Sanidad, 551 de la Dirección de Asuntos Religiosos y 418 del Ministerio de Justicia.

Cerca 140.000 empleados públicos han sido despedidos de sus puestos de trabajo desde que el Gobierno turco impuso el estado de excepción el 20 de julio de 2016, bajo el cual los afectados prácticamente no han podido recurrir la medida o reivindicar sus derechos ante los tribunales. Solo recientemente, el Gobierno estableció un comité para estudiar sus quejas.

TRAICIÓN AL ESTADO

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, defendió este viernes estas medidas con el argumento de que los cesados, supuestamente seguidores de Gülen, habían traicionado al Estado.

"Están diciendo que tantas personas perdieron sus empleos y que qué les pasará. No es nuestro problema. Irán y trabajarán en el sector privado. ¿El estado los alimentará? El estado los alimentó y traicionaron al estado ", dijo Erdogan.

PRIMER ANIVERSARIO

El Gobierno islamista de Turquía ultimaba justo hoy los preparativos para conmemorar este fin de semana el primer aniversario del aplastamiento del intento de golpe de Estado, en la noche del 15 al 16 de julio de 2016, cuyo recuerdo resuena ya este viernes en los minaretes de todo el país. Con el lema "La leyenda del 15 de julio", las autoridades de las 81 provincias del país llevan a cabo actos conmemorativos por las 249 personas que fallecieron aquella noche al oponerse a la asonada.

El programa incluía hoy el recitado de textos coránicos en todos los minaretes del país, justo antes de la gran oración del viernes, para honrar a los "mártires". "Hemos hecho leer más de cien mil rezos. No olvidamos a los mártires, nunca los olvidaremos", dijo hoy el presidente Recep Tayyip Erdogan, poco después de que fieles en todo el país acudieran a las mezquitas para la oración.

"Occidente se interesa por los derechos de los asesinos; no aceptamos este concepto de derechos humanos"Recep Tayyip Erdogan, presidente turco

Además de contra los funcionarios, también arremetió contra Occidente porque "pregunta por los golpistas encarcelados, en lugar de preguntar a cuántas personas mataron". "Occidente se interesa por los derechos de los asesinos; no aceptamos este concepto de derechos humanos", declaró.

El gobierno del islamista Partido Justicia y Desarrollo (AKP) ha programado para mañana una marcha multitudinaria en Estambul, a la que acudirá Erdogan y cuyo destino es el primer puente del Bósforo, ahora llamado "Puente de los Mártires del 15 de Julio".

Allí tuvo lugar el mayor enfrentamiento entre militares alzados y civiles, después de que una unidad de soldados con tanques ocupara y bloqueara el puente. Es el lugar elegido para erigir un gran monumento a los caídos, que se inaugurará en esa ceremonia. En el mismo lugar, Erdogan recibirá a familiares de los fallecidos en el golpe y, después, los minaretes empezarán un canto en turco, árabe e inglés para rememorar la noche del golpe, cuando se emitieron llamamientos a los ciudadanos para que salieran a la calle y opusieran resistencia.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

ERDEM SAHIN / EFE
Mujeres turcas ondean banderas de su país en la víspera del primer aniversario del fallido golpe de Estado del año pasado, en una concentración en Estambul.

La conmemoración del aniversario continuará en Ankara, con un plenario en el Parlamento en la madrugada del domingo, a la hora en la que los cazas golpistas bombardearon el hemiciclo.

El líder del socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemal Kiliçdaroglu, había criticado al Gobierno por no invitar a los partidos opositores a los actos, pero tras asegurar hoy el presidente del Parlamento, Ismail Kahraman, que la invitación sí se envió, el CHP, la mayor formación de la oposición, anunció que participará en la ceremonia parlamentaria.

La tensión entre el AKP y el CHP se ha acrecentado en las últimas semanas, tras el éxito de la marcha ciudadana de Ankara a Estambul organizada por los socialdemócratas para protestar por el deterioro de la democracia bajo el estado de excepción vigente desde el pasado 20 de julio.

Erdogan ha reiterado hoy que la excepción se mantendrá "durante lo que dure la lucha contra el terrorismo", un término que hace también referencia a la cofradía del predicador exiliado Fethullah Gülen, según Ankara el instigador del golpe.

"El estado de excepción se levantará cuando acaben todas estas calamidades. Que nadie espere que se levante antes", advirtió.

El primer ministro, Binali Yildirim, confirmó hoy que el AKP propondrá su prolongación cuando se vote en el Parlamento en los próximos días.

Los carteles conmemorativos que las municipalidades han colgado en edificios y estaciones de metro han levantado críticas por ridiculizar la imagen de los soldados, cuando solo fue una pequeña facción del Ejército la que llevó a cabo el alzamiento.

De hecho, solo unos 8.000 militares han sido expulsados por golpismo de unas Fuerzas Armadas que cuentan con 235.000 profesionales, más unos 350.000 reclutas.

Erdogan ha mencionado el golpe prácticamente en todos los discursos desde hace un año y lo recuerda a menudo como el suceso más importante de la historia reciente del país. "A partir de ahora, nada será igual a como era antes de aquel 15 de julio", vaticinó el presidente.

Golpe de Estado en Turquía

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Golpe de Estado en Turquía

- Las claves del fallido golpe de estado en Turquía

- Cientos de miles de personas se manifiestan en Turquía contra el Gobierno de Erdogan

- Turquía arresta a 803 personas por presunta relación con el clérigo Fethulá Gülen

- El referéndum de Erdogan no fue ni libre ni justo

- Erdogan, la carrera desenfrenada por el poder

OFRECIDO POR NISSAN