NOTICIAS

La ESA revela el aspecto de la sonda que viajará hacia Júpiter en 2022

Es la primera misión europea con destino al quinto planeta del sistema solar.

17/07/2017 20:10 CEST | Actualizado 17/07/2017 20:10 CEST
EFE
Agencia Espacial Europea (ESA)

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha revelado el aspecto del Explorador de las Lunas de Hielo de Júpiter, Juice (Jupiter ICy Moons Explorer), que será lanzado en 2022 con el objetivo de estudiar el planeta y sus lunas Ganímedes, Europa y Calisto.

La primera misión europea con destino a Júpiter viajará durante 7 años y medio, según ha señalado la ESA en un comunicado, por lo que la nave debería orbitar las proximidades Júpiter en el año 2030.

Entonces, Juice comenzará a "recorrer el planeta gigante, explorando su turbulenta atmósfera, su enorme magnetosfera y su tenue conjunto de anillos oscuros", han destacado desde la ESA.

La nave, que será fabricada por la filial francesa del grupo Airbus Defensa y Espacio, estará equipada con un completo laboratorio de observación e "incluirá una serie de brazos, como el mástil de 10 metros de longitud que alojará un magnetómetro, una antena de radar de 16 metros y otras antenas que medirán campos eléctricos y magnéticos".

Las cámaras de Juice le permitirán estudiar "con todo detalle" el hielo y los minerales presentes en la superficie de las lunas y, gracias a otros instrumentos, podrá sondear el subsuelo para determinar la existencia de océanos de agua líquida subterráneos.

Tras la conclusión de la fase de diseño el pasado marzo, los socios industriales de la ESA cuentan ahora con el beneplácito para construir prototipos que se someterán a duras pruebas y que, una vez aprobados, darán lugar al modelo de satélite que finalmente se lance al espacio.


La historia de la sonda Juno por Elhuffpost

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Ya se sabe cuál es el planeta más antiguo del Sistema Solar

- Si miras al cielo esta noche, verás Júpiter más grande y brillante que nunca

- Esta es la primera imagen que Juno ha hecho de Júpiter

- Un astrónomo aficionado graba la colisión de un objeto contra Júpiter