NOTICIAS

Ceuta y Melilla han recibido un 104% más de entradas irregulares de inmigrantes en 2017

Interior ha informada de que 10.751 personas han accedido de forma no autorizada a España.

18/07/2017 13:02 CEST | Actualizado 18/07/2017 13:03 CEST
EFE
Veintiséis mujeres y cinco niños de origen subsahariano llegaron este fin de semana de madrugada a Isla de Mar, una de las tres islas Alhucemas de soberanía española en el norte de África.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha informado este martes de que 10.751 inmigrantes han entrado de forma irregular en España entre el 1 de enero y el 16 de julio de 2017.

Ceuta y Melilla han sido las puertas de entrada en las que más ha aumentado el flujo. Las 3.204 personas que han accedido a España a través de las ciudades autónomas suponen un aumento del 104% respecto al mismo periodo de 2016.

Durante su intervención en la Comisión de Interior del Congreso, Zoido ha destacado que la vía principal de entrada a España a través de Ceuta y Melilla es terrestre, tanto por salto del vallado como en los dobles fondos de vehículos, unas prácticas que han aumentado un 40% respecto al año anterior.

El ministro ha señalado que se ha registrado una intensificación de los saltos a la valla en Ceuta, con 5.200 intentos en los que va de 2017, "cuando en todo 2016 se contabilizaron 2.472 saltos".

Durante su intervención, Zoido también se ha referido a los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) que, a su juicio, "no pueden desaparecer como algunos grupos parlamentarios han solicitado" porque el ingreso en estos centros "lo ordena un juez o tribunal" a quien tienen un expediente de expulsión por estancia ilegal en el país o a quien se le sustituye una pena menor de seis meses por una expulsión.

Lo que sí ha señalado es la necesidad de hacer mejoras en los CIEs, para lo que, según ha recordado, se ha creado un grupo de trabajo y se han producido reuniones con representantes de las diferentes fuerzas políticas pare recoger sus ideas en esta materia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR