ECONOMÍA

Las constructoras españolas se quedan fuera del AVE que unirá Londres y Birmingham

Reino Unido ha elegido para la primera fase del proyecto a empresas británicas.

18/07/2017 08:40 CEST | Actualizado 18/07/2017 08:40 CEST
GTRESONLINE

Las constructoras españolas se han quedado fuera del AVE que quiere construir Reino Unido para unir Londres con Birmingham.

El Gobierno británico ha anunciado el nombre de las empresas que se encargarán de la primera fase del proyecto de alta velocidad británico (conocido como HS2), y Acciona, ACS, Dragados, FCC y Ferrovial no han sido seleccionadas.

Las firmas británicas Carillion, Costain y Balfour Beatty figuran entre los consorcios ganadores que se ocuparán de la construcción de los túneles, puentes y terraplenes en el primer tramo de la nueva línea ferroviaria, según ha revelado el titular de Transportes, Chris Grayling.

En cambio, los cuatro consorcios en los que participaban las españolas no han obtenido ninguno de los tres tramos del proyecto. Los contratos adjudicados, valorados en 6.600 millones de libras (unos 7.500 millones de euros), generarán previsiblemente 16.000 puestos de trabajo.

El Gobierno planea anunciar más tarde los detalles referentes a las rutas finales de las líneas que cubrirán las ciudades inglesas de Manchester y Leeds del HS2.

Según ha indicado Grayling, "al tiempo que se proporcionan nuevas butacas —para pasajeros—, que se necesitan desesperadamente, y una mejor conexión entre las ciudades principales, el HS2 ayudará a reequilibrar la economía".

LAS ESPAÑOLAS SE ALIARON CON EMPRESAS LOCALES

Acciona Infraestructuras participaba en un consorcio de la mano de John Sisk & Son y Lagan Construction Group y pujaba por el lote C3 —Brackley-túnel de Long Itchington Wood—, valorado entre 760 y 1.140 millones de euros.

ACS figuraba en un consorcio a través de Dragados, Hochtief y junto a GallifordTry Infrastructure y estaba interesada en el lote S1 —túneles Euston—, valorado entre 760 y 1.140 millones de euros; el C2 —North Portal Chiltern Tunnels y Brackley— entre 1.015 y 1.650 millones de euros; el C3 y el N2 —Delta Junction y West Coast—, por el mismo importe que el anterior.

FCC Construcción constaba en otro de ellos junto a Laing O'Rourke Construction y Murphy and Sons, y había mostrado interés por los lotes N1 —Long Itchington Wood Green Tunnel y Delta Junction—, valorado entre 1.140 y 1.900 millones de euros, N2 y C1 —túneles Chiltern y viaducto de Colne Valley— por 1.015-1.650 millones de euros.

Ferrovial Agroman, junto a Morgan Sindall Construction y BAM Nuttall, participaba en otro de los consorcios para optar a los lotes S1, S2 —Northolt tunnels—, valorado entre 1.080 y 1.770 millones de euros, N1 y N2.

LAS GRANDES BENEFICIADAS SON CONSTRUCTORAS BRITÁNICAS

El HS2 ha adjudicado los trabajos de la primera fase en el área sur al consorcio integrado por Skanska, Costain y Stragab; la parte central, a las británicas Robert McAlpine y VolkerFitzpatrick, la francesa Bouygues Travaux Publics y Carillion; y la zona norte, a los grupos británicos Balfour Beatty y Vinci.

En declaraciones a la BBC, Grayling ha afirmado que el AVE británico estará listo "a tiempo, y ajustado al presupuesto", y ha asegurado que el Gobierno tiene "una idea clara de lo que va a costar".

En su conjunto, el proyecto de Alta Velocidad entre Londres y Manchester permitirá la creación de 25.000 puestos de trabajo y la participación de 2.000 aprendices, mientras que otras 3.000 personas operarán las redes y se prevé que el empleo en las nuevas estaciones podría elevarse hasta 100.000 personas.

Los detractores de la iniciativa consideran que el ambicioso proyecto dañará el medioambiente y es demasiado caro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

OFRECIDO POR NISSAN