INTERNACIONAL

Chile despenaliza el aborto en tres supuestos: riesgo para la madre, aborto e inviabilidad del feto

El dictador Pinochet los prohibió, y su decisión siguió vigente durante más de 20 años.

19/07/2017 09:53 CEST | Actualizado 19/07/2017 09:53 CEST
GETTY

Chile ha dado un paso crucial para despenalizar el aborto: la madrugada de este miércoles, el Senado chileno ha aprobado, en un arduo debate, la interrupción voluntaria del embarazo para tres supuestos.

Los senadores han legalizado el aborto en caso de riesgo de vida para la madre (20 votos a favor, 14 en contra), inviabilidad del feto (19 contra 14 ) y violación (18 contra 16).

En un país de marcado sesgo conservador, el emblemático proyecto impulsado por la presidenta socialista Michelle Bachelet busca flexibilizar la estricta legislación de uno de los pocos lugares del mundo donde el aborto es ilegal en todos los casos.

La discusión del proyecto, que ha dejado en evidencia la resistencia de legisladores del pacto gobernante de centro izquierda, ha sido aprobada por una ajustada mayoría tras una fase decisiva que partió el lunes, después de dos años de tramitación en diferentes comisiones del Congreso.

A cuatro meses de las elecciones que elegirán a su sucesor, la presidenta decidió ponerle "suma urgencia" al proyecto para asegurar su tramitación antes de que culmine su mandato, en marzo de 2018.

Bachelet, pediatra de profesión que impulsó en su anterior mandato la entrega de la píldora del día después, ha vuelto a desafiar con esta medida a los conservadores, en sintonía con la mayor parte —un 70%, según los sondeos— de la población chilena, que aprueba la iniciativa en los tres supuestos.

LA DERECHA LO LLEVARÁ AL CONSTITUCIONAL

El público contrario al aborto ha interrumpido la votación con cantos religiosos, lo que ha obligado a la Policía a desalojar a parte de los asistentes. La derecha opositora ha anunciado que enviará el proyecto a revisión del Tribunal Constitucional, al considerar que vulnera la protección del niño nonato.

Los conservadores han tratado desde el principio poner trabas al proyecto, como la extensión de la objeción de conciencia" a todo el equipo médico en vez de sólo el facultativo principal. También han rebajado, de 18 a 14 semanas, el tiempo de embarazo permitido para abortar en caso de violación.

La senadora de la Democracia Cristiana y candidata presidencial, Carolina Goic, ha admitido que, si bien no es partidaria del aborto, los tres supuestos son inobjetables. "Cuando estamos hablando de tres causales excepcionales, la respuesta del Estado no puede ser la cárcel para las mujeres", ha sostenido.

"Es un acto de crueldad no permitir que las mujeres decidan. Soy partidario de que una mujer pueda decidir sobre su vida", ha añadido el senador Guido Girardi. En las antípodas, la derechista Ena Von Baer cree que "el niño que está por nacer es un ser humano y tiene los mismos derechos que la madre".

30.000 ABORTOS PROVOCADOS O ESPONTÁNEOS AL AÑO

Oficialmente, en Chile se registran unos 30.000 abortos provocados o espontáneos, pero se baraja que las interrupciones clandestinas podrían estar cerca de las 160.000.

El aborto fue legal en el país andino para algunos casos hasta que fue abolido por el dictador Augusto Pinochet hacia el final de su régimen, que se extendió entre 1973 y 1990. Su decisión ha continuado impuesta durante más de dos décadas.

La iniciativa deberá ser discutida nuevamente en la Cámara de Diputados, un proceso que, a juicio de los legisladores y cálculos del Gobierno, debería enfrentar una tramitación más expedita.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR