TENDENCIAS

A qué tendría derecho y qué heredaría Pilar Abel si se confirmara que es hija de Salvador Dalí

En unas semanas podrían conocerse los resultados de las pruebas de ADN practicadas sobre el cuerpo del pintor por la demanda de paternidad.

21/07/2017 21:23 CEST | Actualizado 21/07/2017 21:23 CEST
REUTERS / GETTY IMAGES
Pilar Abel, fotografiada el 13 de julio en Madrid y Salvador Dalí, en un retrato a principios de los años 80.

Dientes, pelo, uñas y dos huesos largos de las piernas. El ADN que se pueda analizar de esas muestras tomadas del cuerpo de Salvador Dalí —exhumado el jueves 20 de julio— es a lo que se aferra Pilar Abel para saber si es o no la hija del genio surrealista.

Abel, de 61 años y vecina de Figueres (Girona), siente "mucho alivio" por haber conseguido este paso, como reconoció la víspera de la exhumación en una rueda de prensa en Madrid. "Creo que ya era hora, ¿no? Estoy contenta. Después de tantas pruebas de ADN sin darme los resultados [se ha sometido a cuatro], al menos que haya una que me lo dé", aseguraba refiriéndose a su cruzada en los tribunales, emprendida en 2007 e infructuosa hasta la fecha.

Fue su abuela paterna quien le dijo que era hija del artista y, años después, se lo preguntó a su madre, Antonia. "Yo le dije: 'Mamá, este señor, Salvador Dalí, ¿era mi padre? Mira que es feo...'. Me contestó: 'Tenía su encanto. Sí que es tu padre", relató.

EL HUFFPOST
El abogado Enrique Blánquez y Pilar Abel, durante una rueda de prensa el 19 de julio en Madrid.

Abel recalca que su objetivo con todo este proceso es conocer su identidad: "Yo quiero la verdad". Una vez tomadas las muestras del cuerpo de Dalí, sólo le toca esperar, aunque puede que no demasiado. La fecha del juicio está fijada para el 18 de septiembre pero es posible que los resultados se conozcan antes.

¿CUÁNDO SE SABRÁ SI ES HIJA O NO DE DALÍ?

"No tenemos una fecha concreta, eso ya depende del Instituto de Toxicología", apuntaba el abogado de Pilar Abel, Enrique Blánquez, en el mismo encuentro con la prensa. "Hay que tener en cuenta que se tienen que hacer análisis a la madre de Pilar para demostrar la maternidad. No tiene mucho sentido pero así se hace por protocolo y para evitar fraudes. Lo que es el análisis del ADN será cuestión de semanas", añadió.

FUNDACIÓN GALA-SALVADOR DALÍ
Carpa instalada sobre la tumba de Salvador Dalí en el Teatro-Museo Dalí en Figueres (Girona) para los trabajos de exhumación.

Cuando esos resultados se comuniquen a las partes, el abogado señaló que "no habría problemas en desvelarlos siempre y cuando Pilar quiera". Abel aseguró que no los iba a esconder.

En el juicio solamente se dirime la filiación: si es hija biológica o no de Salvador Dalí. Si el laboratorio confirmara este hecho, Abel podría tener derecho al apellido —que señaló que sí tiene idea de utilizar— y, como señala al HuffPost Julio Naveira, especialista en Derecho Civil y Vicepresidente del Consejo de Abogacía de Cataluña, a los títulos nobiliarios que Dalí tuviera.

El rey Juan Carlos le concedió en 1982 el Marquesado de Púbol con carácter perpetuo y hereditario pero, a petición del genio, en 1983 se convirtió en vitalicio (vinculado a su vida) "dada su situación de viudez y carecer de descendientes".

AFP
Un niño toca la inscripción sobre la tumba de Dalí, en el Teatro-Museo Dalí de Figueres (Girona)

¿A QUÉ TENDRÍA DERECHO ABEL SI SE CONFIRMARA EL PARENTESCO?

El quid de la cuestión, y siempre y cuando las pruebas determinaran que Salvador Dalí es el padre de Pilar Abel, está en lo económico. Si se confirmara la relación filial, ésta podría reclamar su herencia. "Se regiría por el derecho catalán y, por tanto, estamos hablando de una cuarta parte de legítima sobre todo el patrimonio que dejó Dalí. Eso incluye derechos de autor, cuadros y demás. Pero eso es una cuestión que ya se verá", explicó el abogado Blánquez.

Estamos hablando de una cuarta parte de legítima sobre todo el patrimonio que dejó Dalí. Eso incluye derechos de autor, cuadros y demás"Enrique Blánquez, abogado de Pilar Abel

Julio Naveira lo corrobora. "La legítima en Cataluña es del 25% entre el número de legitimarios, que en primer lugar son los hijos y, en segundo, los padres". Para esta reclamación, Abel debería iniciar un nuevo proceso judicial ordinario —un procedimiento civil de reclamación de legítima—.

EL ESTADO, HEREDERO UNIVERSAL

Pero, ¿a quién se la tendría que reclamar en el caso de ser hija del pintor? Según Naveira, el heredero de Dalí —quien recoge todos los bienes del fallecido y tiene la obligación de pagar la legítima en caso de reclamaciones— es el Estado Español, como dictó en su testamento en 1982. En 2016, el Tribunal Supremo confirmó una sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona que recordaba que el Estado es el heredero universal.

Por este motivo, la Fundación Gala-Salvador Dalí no entra a valorar esta cuestión. Según ha puntualizado una portavoz al HuffPost, parte del legado del artista está en Figueres —en el Teatro-Museo se pueden ver algunas obras, aunque las hay de distintas titularidades— y otra parte en el Museo Reina Sofía de Madrid. Según la Fundación, para la que este asunto resulta "triste y desagradable", no hay una cifra estimada de cuánto vale dicho legado.

¿Quién y cómo podría determinar esa cuantía? "Ni me he molestado en echar cuentas porque ni hemos hablado de eso", señaló el abogado de Abad. "Primeramente vamos a ver la filiación y luego ya... Hombre, yo la animo porque lógicamente un heredero tiene que reclamar su herencia", prosiguió.

Naveira sí explica cómo se podría calcular el valor del legado de Dalí, tarea harto complicada. A efectos de la valoración de los bienes se tomaría el valor que tenían en la fecha de defunción (el 23 de enero de 1989). "Determinarlo sería un tema de periciales", señala. Este experto apunta que "el legitimario no tiene derecho a la revalorización de los bienes, pero la ley sí prevé que la legítima se incremente con el interés real del dinero desde la fecha de defunción a la fecha de pago".

¿Y SI NO ES HIJA DE DALÍ?

AFP/Getty Images
Pilar Abel, fotografiada en Barcelona el 26 de junio de 2017.

Todo lo anterior son castillos en el aire si los resultados que entregue el laboratorio determinan que no hay vínculo de sangre entre Pilar Abel y Salvador Dalí. En ese caso, Abel debería pagar todos los costes generados en este proceso. Según detalló su abogado, serían "el coste del abogado de la otra parte, el procurador y los costes de exhumación", una lista para la que tampoco tienen una cifra estimada.

Si las pruebas concluyeran que no desciende de Dalí, Abel aseguró que seguirá peleando. "¿Y si me las adulteran?", se preguntaba acerca de las pruebas. "Esto no acaba aquí".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El bigote de Dalí conservaba la clásica postura de "las 10 y 10"

En busca del ADN de Dalí

Seis cosas que (seguramente) no conocías de Salvador Dalí

21 datos surrealistas sobre la vida de Salvador Dalí

Cuadros de cine

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!