¿Qué tipos de seguros de moto y coche existen?

Para dar respuesta a todas nuestras inquietudes hay que conocer todos los tipos que existen.

25/07/2017 10:31 CEST | Actualizado 25/07/2017 10:35 CEST
Getty Images/iStockphoto

Contratar un seguro de coche o moto implica tomar decisiones que afectan tanto a nuestra tranquilidad como a nuestros bolsillos. Y llegan las dudas: ¿será suficiente un seguro a terceros?, ¿qué pasa si se me rompen las lunas?, ¿y si me roban la moto? Para dar respuesta a estas inquietudes y otras muchas que puedan surgir, es preciso conocer los tipos de seguros que existen y elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Los seguros de coche y moto son similares en cuanto a concepto y se dividen en tres grandes bloques: seguros a terceros, terceros ampliados y seguros a todo riesgo. La diferencia está en las coberturas específicas, que se ciñen como es lógico a las particularidades de cada vehículo.

Seguro a terceros

Es el denominado seguro obligatorio y cubre lo que se conoce como responsabilidad civil, es decir, los daños que podamos ocasionar a terceros. Eso significa que si tenemos un accidente y es culpa nuestra, el seguro cubrirá la reparación del vehículo contrario y las indemnizaciones que se pudiesen derivar del siniestro.

Al tratarse de un seguro básico, los daños propios no están incluidos en la póliza, por tanto, la reparación de los desperfectos sufridos por nuestro vehículo correrá a cargo nuestro. Lo que sí suele incluirse en los seguros a terceros es la asistencia en carretera en caso de avería o accidente.

Esta modalidad de seguro incluye también una posible reclamación al Consorcio de Compensación de seguros, que es el que interviene cuando los daños a nuestro vehículo estén ocasionados por catástrofes naturales, terrorismo o cualquier acción de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

La póliza a terceros es la más económica del mercado. Para calcular el seguro del coche y tener una idea más exacta de lo que nos puede costar, lo más recomendable es visitar las páginas web de las aseguradoras. La mayoría incorpora una herramienta de cálculo que permite hacer simulaciones y comparar entre los distintos tipos de seguro.

Seguro a terceros ampliado

Como su nombre indica, es una extensión de las coberturas del seguro básico. Se trata de una fórmula intermedia entre el seguro a terceros y el de a todo riesgo, que permite proteger algunos elementos del coche propio. Entre las coberturas más habituales de este tipo de póliza figuran la rotura total o parcial de cristales y el incendio del vehículo.

En el caso de las motos, las pólizas ampliadas pueden incluir una cláusula específica para cubrir daños o el robo de la equipación, como puede ser el casco o algún elemento especialmente costoso. Algunas compañías ofrecen seguros independientes para motos clásicas o históricas que posean un especial valor.

Seguro a todo riesgo

Es la modalidad de seguro más completa del mercado, y también la más cara. Incluye los daños a terceros y todos los que pueda sufrir nuestro propio vehículo, independientemente de quien sea el responsable. También suele incluir asistencia sanitaria.

Los seguros a todo riesgo son los más contratados cuando se adquiere un vehículo nuevo. Una variante es el seguro a todo riesgo con franquicia, que resulta más económico. En este tipo, el asegurado se hace cargo de una parte de la reparación de su vehículo.

https://mandrillapp.com/track/open.php?u=30646149&id=668d4e5f87694ecab7ad13604786e8a1

MÁS:Noticias