NOTICIAS

La Fiscalía pide cuatro años de cárcel y 100 millones a Jaime Botín por contrabando con un cuadro de Picasso

También se ha querellado contra el exbanquero por defraudar un millón de euros.

26/07/2017 11:33 CEST | Actualizado 26/07/2017 11:36 CEST
EFE

La Fiscalía ha pedido cuatro años de prisión para el expresidente de Bankinter Jaime Botín por supuesto delito de contrabando de bienes culturales, ya que sacó de España el cuadro del pintor Pablo Picasso Cabeza de mujer joven, una obra creada en 1906 e intervenida en Francia en 2015.

El Ministerio Público ha presentado un escrito de acusación en el Juzgado de Instrucción número 4 de Pozuelo de Alarcón (Madrid). En él, solicita esa pena y que se le condene además a una multa de 100 millones de euros. En caso de impago, pide que se le impongan otros seis meses de cárcel.

El fiscal añade que procede la declaración de adscripción de la obra intervenida al dominio público español, en aplicación de lo previsto en la Ley de Patrimonio Histórico.

De hecho, el 10 de agosto de 2015, la autoridad judicial de Bastia (Córcega, Francia) autorizó la entrega de la obra a agentes de la Guardia Civil desplazados desde España, que la depositaron al día siguiente en el Museo Nacional Reina Sofía de Madrid.

Este martes se supo que la Fiscalía de Madrid también se ha querellado contra Botín y otras tres personas por haber defraudado presuntamente un millón de euros mediante la deslocalización "artificiosa" de un avión privado en Portugal, donde no existen impuestos para este tipo de actividades.

La Fiscalía sospecha que los cuatro crearon para ello "un entramado de empresas" para evitar hacer frente al impuesto especial sobre determinados medios de transporte vigente en España, país donde el avión "tenía su base de movimientos, en mayor medida en el aeropuerto de Torrejón (Madrid)".

TAMPOCO DECLARÓ TODO SU PATRIMONIO

En 2012, la sociedad World Tour, constituida a finales de los 80 y de la que el exbanquero era propietario, firmó un contrato de compra de una aeronave por 10,7 millones de dólares, que se destinaron "con carácter principal a cubrir las necesidades de desplazamientos de Botín y su círculo".

Los querellados, que conocían la existencia de una inspección por parte de la Agencia Tributaria "al menos desde octubre de 2016", acordaron un mes más tarde celebrar una Junta Accionistas que ordenó liquidar World Tour y adjudicar la totalidad de su haber social a Botín.

A ello, se le sumarían 19.581 euros, el derecho de uso y disfrute de amarre para embarcaciones de gran eslora en el Real Club Náutico de Valencia y 28.611 en participaciones en el capital social de Cherokee Bay Limited. Activos patrimoniales que "no han sido declarados por Botín en el IRPF ni en el impuesto sobre el patrimonio de 2016 ni en la declaración sobre bienes y derechos en el extranjero".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR