INTERNACIONAL

Asamblea Constituyente de Venezuela: ¿qué está en juego y por qué preocupa tanto?

La oposición argumenta que con ella se consumaría una dictadura, mientras que Maduro defiende que es el único medio para alcanzar la paz.

28/07/2017 13:53 CEST | Actualizado 30/07/2017 10:02 CEST
Bloomberg via Getty Images

Después de más de tres meses de protestas, Venezuela se aproxima a un momento decisivo este fin de semana. La controvertida Asamblea Nacional Constituyente a la que convocó su presidente, Nicolás Maduro, podría definir el futuro de este país, que desde hace varios años sufre una escalada de inestabilidad política, social y económica.

Líderes internacionales y la oposición venezolana han rechazado la votación que elegirá a los miembros de dicha asamblea, que se llevará a cabo el domingo 30 de julio y con la que Maduro busca redactar una nueva Carta Magna.

El sucesor de Hugo Chávez ha argumentado que la Constituyente es una herramienta para derrotar el "golpe fascista" perpetrado por sus oponentes, que desde el año pasado han pedido su renuncia. La oposición, por otra parte, afirma que si la Constituyente tiene lugar, se consumaría una dictadura. Para evitar que ésta se lleve a cabo, las protestas en las calles se han intensificado en los últimos días.

Asimismo, un par de semanas atrás, el Parlamento (cuya mayoría son miembros de la oposición) convocó a una consulta popular, no reconocida por el gobierno, en el que la gente pronunció su rechazo hacia la Constituyente. Según anunció entonces la rectora de la Universidad Central de Venezuela, Cecilia García Arocha, más de siete millones de venezolanos, tanto en el país como en el extranjero, votaron en contra del proceso constituyente.

Cerca de 19.500.000 de ciudadanos están llamados a participar en la elección, que tendrá como principal reto para el actual gabinete el de vencer la abstención para legitimar su poder.

La situación en Venezuela es cada día más compleja, por lo que las siguientes preguntas te ayudarán a entender mejor el momento crítico que está viviendo el país.

¿En qué consiste la Asamblea Nacional Constituyente?

AFP/Getty Images

Es una iniciativa del gobierno de Nicolás Maduro para reescribir la Constitución de Venezuela. Maduro ha invocado el artículo 347 de dicho articulado, que dice que el pueblo venezolano puede convocar a una Asamblea Nacional Constituyente con el fin de "transformar el Estado, crear un nuevo orden jurídico y redactar una nueva Carta Magna".

La medida no tiene precedentes, ya que la última vez que se hizo una Constituyente fue cuando Hugo Chávez llegó al poder (1999) y convocó una consulta popular; entonces, con más del 80% de los votos, se aprobó el proceso para hacer la reforma. Aquella Asamblea dio lugar a la Constitución chavista que Maduro pretende "mejorar" esta semana.

La decisión de fijar esta nueva votación fue tomada por Maduro y aprobada por el Consejo Nacional Electoral, sin consultar a los venezolanos pues, según el presidente, "cuenta con el apoyo del pueblo". Esa es una diferencia clave con el paso dado por su antecesor: que Chávez sí pidió su opinión a los ciudadanos.

La pelea está en los matices. La Constitución actual sostiene que "el pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario" pero justo en el artículo siguiente plantea que "la iniciativa de convocar a la Asamblea Nacional Constituyente podrá tomarla el presidente o presidenta de la República en Consejo de Ministros". Lo que no dice es si previamente hay que consultar o no al pueblo. Es esa indefinición la que que permite a Maduro insistir en la legalidad de su iniciativa.

¿Cómo estará conformada?

Bloomberg via Getty Images

La Asamblea Constituyente estará formada por 545 asambleístas que comenzarán a reunirse a partir del 2 de agosto en la sede del Parlamento y durante un período indefinido, según informa la agencia AFP. 365 de estos miembros serán elegidos por representación territorial, es decir, cada municipio tendrá un representante y las capitales de estado tendrán dos, sin importar el número de habitantes de cada uno.

Sin embargo, casi la mitad de los ciudadanos registrados en el censo electoral no está en ninguno de los sectores seleccionados por Maduro. Pese a ello, el presidente asegura que la Constituyente se elegirá por "voto universal, directo y secreto".

Otros 173 candidatos serán elegidos por sectores sociales que Maduro designó, entre los que se encuentran trabajadores, pensionistas, estudiantes, campesinos y pescadores, empresarios y personas con discapacidad. Ocho más serán elegidos por las comunidades indígenas.

¿Quiénes se han postulado como candidatos?

Marco Bello / Reuters

De entre los 6.120 candidatos que quieren formar parte de la Asamblea Constituyente, varios de ellos son oficialistas acérrimos, por no decir familiares de los líderes. Tal es el caso de Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), diputado de la Asamblea Nacional y mano derecha de Maduro. Cabello también es el presentador del programa de televisión Con el mazo dando, en el cual ha amenazado de forma abierta a miembros de la oposición.

Otras candidatas cercanas al gobierno son la esposa del presidente Nicolás Maduro y actual diputada, Cilia Flores, y la excanciller venezolana, Delcy Rodríguez. Ésta última se enfrentó durante la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se llevó a cabo en Cancún (México), al secretario general Luis Almagro y al canciller mexicano Luis Videgaray (entre otros mandatarios) para finalmente marcharse de la reunión con la amenaza de que Venezuela abandonaría el organismo.

El hermano mayor del expresidente Hugo Chávez, Adán Chávez, también forma parte de los candidatos. Adán fue ministro de Cultura y Educación, gobernador del estado de Barinas y embajador de Venezuela en Cuba, así como uno de los fundadores del PSUV.

¿Qué cambios pretende introducir Maduro?

Maduro se ha referido a la Asamblea Nacional Constituyente en términos poco concretos, presentándola como la solución a los problemas políticos y económicos del país desde el "socialismo" instaurado por Chávez. Sólo personas de su entorno cercano han aportado algunos detalles.

Así, la primera dama Cilia Flores ha avanzado que se creará una Comisión de Paz y Justicia para asegurar que los responsables de los disturbios políticos que se multiplican en el país "paguen y aprendan la lección". Diosdado Cabello ha añadido que se retirará la inmunidad judicial a los legisladores de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición desde finales de 2015. La Fiscalía General de Venezuela, uno de los principales críticos de Maduro, se reformará por completo, ahonda Cabello.

Según teme la oposición, además de reescribir la constitución, la Asamblea podría funcionar como una especie de súperorganismo que asuma los poderes de la Asamblea Nacional, que a día de hoy es la única rama de poder que no está controlada por Maduro y sus afines.

¿Qué opinan los venezolanos?

Pues según una encuesta realizada en el mes de junio por la firma local Datanalisis, solamente el 23% de la población está a favor de la Asamblea Constituyente. El 19% cree, en cambio, que una nueva constitución "garantizará la paz y estabilidad del país", que es lo que defiende con vehemencia Maduro. Casi la mitad de los sondeados considera que el objetivo de la elección es asegurar que el presidente se mantiene en el cargo.

¿Qué dice la comunidad internacional al respecto?

AFP/Getty Images

Varios países miembros de la Organización de Estados Americanos, liderados por el secretario general, el uruguayo Luis Almagro, han reprobado la conducta del gobierno venezolano.

Después de darse a conocer el resultado de la consulta popular sobre si los venezolanos querían una Asamblea Constituyente, varios países como Estados Unidos, México, Argentina, Panamá, Costa Rica y España, así como la Unión Europea, reconocieron el proceso aún cuando ni el gobierno ni el órgano electoral venezolano lo hicieron.

Donald Trump, el presidente de EEUU, ha amenazado con imponer sanciones económicas a Venezuela si el gobierno procede con la Constituyente -ya ha anunciado, de hecho, la congelación de bienes y la anulación de visas a personal esencial para la elección del domingo, mandatarios económicos y supuestos responsables de la represión de las manifestaciones-, mientras que António Guterres, secretario general de la ONU, ha llamado a un diálogo nacional para acabar con la crisis.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición mexicana del 'HuffPost' y ha sido adaptado y ampliado para la edición española.

QUERRÁS VER ESTO

La versión de 'Despacito' con la que Maduro pretende vender la Constituyente en Venezuela.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La polémica Constituyente de Venezuela: personas con derecho a dos votos y censos que priman al Gobierno

- La oposición llama a tomar las calles de Venezuela durante tres días

- EEUU sanciona a 13 venezolanos y advierte de más medidas si hay Constituyente

- Venezuela: la última compuerta de la libertad