NOTICIAS
30/07/2017 10:38 CEST | Actualizado 30/07/2017 10:39 CEST

Un incendio obliga a evacuar el festival Tomorrowland de Barcelona

Una veintena de personas resultaron heridas leves en la evacuación de los 22.000 asistentes.

REUTERS

Veinte personas resultaron heridas leves anoche durante la evacuación de más de 22.000 personas del concierto de música electrónica Tomorrowland por un incendio, en el parque de Can Zam, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona).

Según informan los Bomberos de la Generalitat, la empresa contratada para hacer la vigilancia médica del concierto atendió a un total de veinte personas por cuadros leves de ansiedad y contusiones, durante la evacuación, que transcurrió sin incidentes.

Los Bomberos tienen previsto revisar hoy los restos del escenario del concierto de música electrónica Tomorrowland, afectado anoche por el fuego, junto con los técnicos de la empresa que hizo el montaje de la estructura.

Además, a lo largo de la mañana se retirarán las partes más inestables del escenario para que se puedan comenzar las tareas de investigación de las causas del fuego, que se inició durante un espectáculo pirotécnico.

Las llamas del incendio alcanzaron una gran altura, visible desde los municipios colindantes de Barcelona y Sant Adrià de Besòs, y fueron grabadas por numerosos asistentes al concierto, que las colgaron inmediatamente en las redes sociales.

El festival de música electrónica Tomorrowland de Can Zam en Santa Coloma es una réplica con actuaciones en directo y la retransmisión de las actuaciones del escenario principal en Bélgica, además de las que se hacen en ocho países más.

La fiesta, llamada Unite with Tomorrowland, había de durar más de 12 horas, y contaba con las actuaciones en directo de Ruben Rider, Dj Valdi, Jose AM, Hektor Mass, Dj Nano, Abel Ramos, Albert Neve, Double Pleasure, Yves V, Ingrosso, Afrojack y Steve Aoki, entre otros.

TE PUEDE INTERESAR

Críticas al Mad Cool por no cancelar los conciertos tras la muerte de un acróbata

Mad Cool dice que no canceló los conciertos para "prevenir un movimiento incontrolado de gente"