NOTICIAS

Piqué da la victoria al Barça en el primer 'clásico' de la temporada

Los de Valverde vencieron 3-2 al Real Madrid.

30/07/2017 11:42 CEST | Actualizado 30/07/2017 11:42 CEST
EFE

El FC Barcelona se llevó el Clásico de la International Champions Cup tras batir este sábado por 2-3 al Real Madrid en el Hard Rock Stadium de Miami, en un partido un tanto descafeinado por su tinte amistoso y su fecha y donde los azulgranas fueron superiores ante un conjunto madridista que no mejoró respecto a sus anteriores encuentros y que concedió demasiado.

Como estaba previsto, el segundo Clásico lejos de España fue un típico partido de pretemporada, con falta de rodaje, excesiva relajación en ocasiones, sobre todo en las tareas defensivas, y con el físico aún por perfilar. El campeón de Europa y de España continuó sin ofrecer una buena imagen futbolística, con graves fallos defensivos tras haber recibido el correctivo ante el City y con una preocupante falta de aportación de Benzema y Bale. El Barça, por su parte, estuvo a mejor nivel, con buenos destellos de Messi y Neymar, de nuevo titular alargando el suspense sobre su futuro, más agresividad en la presión e intentando tener la posesión.

El Real Madrid se pudo dar por satisfecho tras los primeros 45 minutos. Firmó un pobre arranque y concedió muchas ocasiones claras a los azulgranas, pero aprovechó mejor las suyas para lograr levantar sin excesivo empeño el 0-2 con el que se vio nada más iniciarse un partido que, al menos, dejaba goles.

Messi y Rakitic no perdonaban la indolencia del conjunto madridista a la hora de afrontar el encuentro. El argentino hacía el 0-1, con 'ayuda' de Varane, y el croata el 0-2 tras un potente disparo desde fuera del área. Ambos llegaron precedidos de errores en la salida del balón de su rival, que tardó en comparecer, pero que cuando lo hizo acertó. Kovacic, con un potente disparo inalcanzable para Cillessen devolvía la emoción.

A partir de ahí, sin que el ritmo acelerase en exceso, el choque se equilibró un tanto. El Real Madrid continuaba sumando fallo tras fallo, pero rozaba el empate en una jugada de Benzema, y los de Valverde siempre amenazaban con lo que pudiese hacer la 'MSN', donde Neymar ponía el ímpetu y la velocidad, aunque al brasileño y a Messi les falló la puntería.

Los dos tuvieron un nuevo carrusel de ocasiones para retomar la cómoda ventaja en el marcador y su falta de precisión y un buen pie de Keylor Navas lo impidieron. El campeón de Europa, en cambio, no perdonó un contragolpe sin balance defensivo culé para empatar por medio de Asensio, que inició la jugada con su potente zancada y la culminó con sutileza. La recta final no tuvo mucho que contar, salvo una buena ocasión madridista con un 'pase de la muerte' sin rematador de Carvajal y un posible penalti sobre Messi.

PIQUÉ SENTENCIA OTRO FALLO ATRÁS

Tras el descanso y la actuación al 'estilo Super Bowl' de Marc Anthony, Zidane y Valverde optaron por retocar poco sus equipos, sobre todo el extremeño que sólo metió a Sergi Roberto por Iniesta. Nacho (Varane), Vallejo (Ramos), Isco (Modric) y Lucas Vázquez (Asensio) fueron las opciones del francés para refrescar la imagen de los suyos.

Lo que no cambió fue la dejadez madridista en las tareas defensivas y el Barça lo volvió a aprovechar para volver a ponerse por delante en el marcador al poco de comenzar la segunda parta después de que una falta ejecutada por Neymar la rematase Piqué a placer solo delante de un cariacontecido Keylor Navas. Pocos minutos después, Neymar no supo definir ante el costarricense tras una buena maniobra de Messi y una inteligente dejada de Jordi Alba.

Como sucediese en la primera mitad, el equipo azulgrana encontraba el camino hacia la portería del campeón de Liga con extrema facilidad, sobre todo manejando mejor el balón y con Messi y Neymar entonados. Los de Valverde perdonaban de nuevo, pero en la ida y vuelta, Cillessen se ganaba su porción de protagonismo con una buena mano a Isco y una rápida salida para tapar a Bale.

El tramo final se diluyó con el carrusel de cambios en ambos lados. El Real Madrid, sin la amenaza de Messi y Neymar, respiró algo más en la faceta defensiva, y Cillessen cerró su óptimo partido con otra intervención ante Isco. La victoria en este novedoso Clásico fue para un Barça que se vuelve invicto a España, aún sin resolver el 'caso Neymar' y dispuesto a preparar los dos siguientes partidos ya con un título en juego como el de la Supercopa de España ante un rival que aún le quedan días en Estados Unidos para afinar su puesta a punto lo antes posible para los próximos retos.