NOTICIAS

Presos armados se hacen con el control de un ala de la cárcel en Inglaterra

Es el segundo día que se producen problemas con internos amotinados.

01/08/2017 17:26 CEST | Actualizado 01/08/2017 17:30 CEST
MAPS

Presos armados han tomado este martes el control de un ala de la cárcel inglesa The Mount, en el condado de Hertfordshire, y han provocado destrozos, informaron medios británicos.

Un portavoz del Ministerio de Justicia confirmó que se ha enviado a "personal entrenado" a la prisión para tratar de contener un incidente que está circunscrito al recinto penitenciario y no supone "ningún riesgo para los ciudadanos" de la zona.

Se trata del segundo día consecutivo en el que se han registrado problemas con internos amotinados en The Mount, después de que policías antidisturbios sofocaran ayer una revuelta en dos alas de la cárcel.

Los familiares de algunos presos dijeron a los medios británicos que la falta de personal en el centro hizo que los internos pasaran encerrados en sus celdas el último fin de semana.

El ala "Nash Wing", donde hoy se han registrado incidentes, aloja a unos 250 hombres, la mayoría de ellos condenados a sentencias cortas o en los meses finales de su condena.

Los disturbios de ayer dejaron daños en al menos 50 celdas, aunque nadie resultó herido.

El inspector en jefe de Prisiones del Reino Unido, Peter Clarke, publicó en julio un informe en el que critica que la cantidad de personal en diversos centros del país no es suficiente para mantener el orden y describió las condiciones en las que viven algunos presos como "escuálidas, sucias y desgraciadas".

Un documento publicado ayer por el organismo Independent Monitoring Board (IMB), que revisa las condiciones de las prisiones británicas, alertaba de que The Mount cuenta con "todos los ingredientes" necesarios para sufrir incidentes violentos.

El organismo advierte de "falta de personal, drogas a disposición (de los internos) y creciente violencia" en esa cárcel inglesa, y resalta que las agresiones contra los trabajadores del centro y las peleas entre internos han crecido de forma considerable en el último año.

MÁS:Noticias