ECONOMÍA

Consejos para pedir un préstamo personal

02/08/2017 15:33 CEST | Actualizado 02/08/2017 15:33 CEST
-

Una avería del coche, una factura más alta de lo esperado, un electrodoméstico que se estropea... la vida está llena de imprevistos que pueden desequilibrar nuestro presupuesto y hacernos pasar un apuro a final de mes. Luego están esos gastos extras que en ocasiones no podemos afrontar pero que tampoco deseamos posponer, como por ejemplo un viaje o la compra de un nuevo smartphone.

Para afrontar estos gastos extras, imprevistos o no, existen los denominados préstamos personales. Hasta hace unos años, estos créditos estaban en manos de los bancos de forma casi exclusiva. Eran las entidades de ahorro las que, analizando el perfil del solicitante, decidían si era apto o no para percibir el dinero.

Con el estallido de la crisis del 2008 la situación cambió. Los bancos cerraron las vías de crédito y surgieron entidades de préstamo privadas que ofrecían una financiación rápida a particulares y pymes a través de internet. Así surgieron los minicréditos o préstamos rápidos online. Hoy en día, este mercado está muy extendido y son miles las persones que recurren a estos sistemas de financiación como opción preferente para conseguir un dinero extra.

Tipos de préstamos online y requisitos

Para poder elegir el préstamo que mejor se adapta a nuestra necesidades y circunstancias, es importante conocer previamente los tipos de productos que ofrece el mercado.

  • Minicréditos online

Son préstamos privados ajenos a los bancos que no exigen nóminas ni avales y que permiten conseguir cantidades de dinero relativamente pequeñas: desde 50 € hasta 900 € en función de la entidad.

Los minicréditos se tramitan por internet de forma totalmente automatizada. El procedimiento es muy rápido y sencillo, tan solo es necesario rellenar un cuestionario, determinar la cantidad de dinero que se precisa y ajustar el plazo de devolución. Si no hay impedimentos graves, que no suele haberlos, en pocos minutos el dinero estará ingresado en la cuenta del solicitante.

  • Créditos rápidos

Son préstamos de cantidades mayores, que suelen ir desde 1.000€ hasta unos 6.000€, dependiendo de la empresa o entidad que lo tramite. Este tipo de producto lo suelen ofrecer también las entidades bancarias para sus clientes de confianza. Los requisitos para acceder a estos préstamos dependerán de cada entidad. A diferencia de los minicréditos, se suelen exigir nóminas o algún tipo de ingreso constatable.

  • Créditos telefónicos

Son préstamos rápidos que se tramitan por teléfono. Las cantidades son variables, pueden ir desde los 300€ hasta cifras más altas. Los requisitos cambian en función de la cifra. Para alcanzar cantidades elevadas suelen exigirse garantías.

¿Cuánto se paga de intereses?

A la hora de solicitar un crédito rápido, es importante conocer bien las condiciones de devolución del préstamo y los intereses que se van a aplicar. Por regla general, las páginas web especializadas poseen simuladores o herramientas de cálculo que permiten al cliente conocer de forma exacta la cantidad a retornar.

La cifra dependerá básicamente de los plazos de devolución estipulados en el contrato. Si el dinero se retorna en pocos días, los intereses serán menores que si se elige un periodo de tiempo más largo. También hay que contar con los denominados gastos de gestión. Algunos prestamistas no cobran intereses ni gastos de gestión a los clientes nuevos en su primera operación.

¿Cómo surgieron los micropréstamos?

El origen de los micropréstamos está en Bangladesh, en el sudeste asiático, y el responsable es el profesor de economía Muhammad Yunus. En los años 70, este experto formado Estados Unidos buscaba una manera de ayudar a la población más desfavorecida, víctima de hambrunas y de precariedad extrema. Se le ocurrió crear unas líneas de crédito rápidas, con las que muchas personas pudieron montar pequeños negocios y hacer frente a sus necesidades más perentorias.

Yunus creó el Grameen Bank, un banco basado en la confianza que constató un hecho muy revelador: tan solo un 2 por ciento de los solicitantes de créditos no hacía frente a los pagos. El resto, el 98 por ciento, cumplía fielmente con sus obligaciones.

La iniciativa de Muhammad Yunus fue premiada con el Nobel de la Paz e inspiró a entidades de préstamos en Occidente. Con el impulso de internet, los créditos rápidos han alcanzado una enorme popularidad. Según datos del Banco Mundial, se calcula que en la actualidad existen unas 7.000 entidades que ofrecen minipréstamos a través de la red.

Según los últimos estudios del sector, el perfil medio del solicitante es un varón de entre 30 y 50 años asalariado y que solicita una cantidad no superior 300 €. Los análisis demuestran un cambio de tendencia respecto a las situaciones que llevan a solicitar un crédito online. Si hasta hace poco los préstamos se destinaban a cubrir imprevistos o necesidades urgentes, en la actualidad son la opción más valorada para financiar gastos planificados, como pueden ser una pequeña reforma en casa o unas vacaciones.