TENDENCIAS

El aceite de oliva, los frutos secos y el pescado mejoran la exposición al sol

No sustituyen a la crema solar, sino que son un complemento recomendable.

04/08/2017 09:39 CEST | Actualizado 04/08/2017 09:40 CEST
karandaev via Getty Images

Durante el verano, es importante consumir alimentos que aporten a la piel los nutrientes necesarios para que se regenere y proteja desde dentro, como por ejemplo el aceite de oliva, los frutos secos y el pescado azul (como sardinas o anchoas). Estos pueden contribuir a una mejor tolerancia a la exposición solar, según especialistas de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC, por sus siglas en catalán).

Esto es así porque este tipo de alimentos contienen grasas insaturadas saludables que refuerzan las membranas celulares, así como vitamina E con efecto antioxidante y, según la directora académica del máster universitario de Nutrición y Salud de la UOC, Alicia Aguilar, "los alimentos antioxidantes ayudan a reparar la piel o a minimizar los procesos de oxidación en las células causados por los rayos ultravioletas".

En este sentido, existen otros alimentos como el agua, los vegetales y las frutas con pigmentos que ayudan también a mantener la piel en buen estado ante el impacto de los rayos solares. No obstante, los especialistas de la UOC han recalcado que esta dieta no es sustitutiva del uso de cremas solares, sino que es un complemento recomendable para disfrutar del sol y del bronceado de forma saludable.

Esta dieta no es sustitutiva del uso de cremas solares, sino que es un complemento recomendable.

Así, el agua es "fundamental" a la hora de hidratarse correctamente, sobre todo en jornadas de playa. Además, se puede complementar su ingesta con el consumo de alimentos ricos en este elemento, como el melón y la sandía, verduras o sopas frías como el gazpacho. El método más efectivo y sencillo para detectar si se está hidratado es fijarse en la orina: "Tiene que ser muy clara y sin olor, casi como el agua", ha subrayado el nutricionista y profesor de la UOC, Àlex Vidal.

Igualmente, para minimizar el impacto o reparar los efectos de los rayos ultravioletas hay que dar "protagonismo" a los alimentos ricos en antioxidantes, es decir, los que son ricos en vitamina C y provitamina A (betacarotenos).

"En los dos primeros casos, volvemos a las frutas y verduras y, especialmente, las que tienen coloraciones anaranjadas, moradas o rojizas, del tipo cerezas, melocotones, zanahorias, tomates, etc. Estos alimentos nos ayudan a luchar contra la oxidación y el envejecimiento celular", ha señalado Vidal.

En cuanto a los batidos y zumos, el profesor ha afirmado que "son una buena opción para ingerir fruta y pasan muy bien, pero no pueden sustituir ni una comida ni la ración diaria recomendada de fruta", porque cuando se ingiere esta última en formato zumo se puede no estar aprovechando todos los nutrientes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

9 alimentos que deberías tomar este verano para la piel

24 recetas para NO tirar la fruta en verano

Conservar el moreno: 7 alimentos para prolongar el bronceado

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest