ECONOMÍA

El Prat va a la huelga en plena temporada alta

Se han establecido unos servicios mínimos del 90%, todos los días.

04/08/2017 08:27 CEST | Actualizado 04/08/2017 19:00 CEST
EFE
Las colas en los controles de seguridad han desbordado la terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

En plena temporada alta, El Prat, el segundo aeropuerto con más actividad de España, está de huelga.

Durante la primera jornada de paros parciales convocada por los trabajadores de Eulen, responsables de los controles de seguridad, las colas han aumentado a partir de las 09.00 horas de este viernes llegando a un máximo entre hora y hora y media en la Terminal 1, después de una madrugada donde se han registrado esperas de 45 minutos.

Este viernes se ha agravado la situación que se ha vivido durante los últimos días en el aeropuerto, cuando los trabajadores han protagonizado una huelga de celo, aunque uno de ellos ha asegurado a Europa Press que "las que se están viviendo hoy ya se pueden ver en algunas jornadas de gran tráfico en el aeropuerto".

La mayoría de los pasajeros que se han desplazado a la zona de salidas de la Terminal 1 del aeropuerto eran conscientes de la jornada de huelga y se han desplazado con mucho más tiempo de antelación.

A primera hora de la tarde, las colas, que han llegado a ser de más de hora y media, se han reducido a los veinte minutos, en un ambiente considerado de "normalidad". Unos con resignación, otros con evidente, muchos viajeros precavidos han llegado a El Prat con cinco o seis horas de antelación para asegurarse no perder el vuelo.

"Tendrán sus motivos para hacer huelga, así que paciencia", ha comentado Melisa, que ha apurado el tiempo y ha llegado al aeropuerto con sólo dos horas de antelación, el tiempo mínimo en una jornada normal.

Otros viajeros, muchos de ellos extranjeros, han llegado a El Prat conscientes de lo que se iban a encontrar y han encarado la espera con resignación. Algunos usuarios, como el estadounidense Christopher Grant, que lleva quince años viviendo en Cataluña, han lamentado el perjuicio que la huelga está causando a los pasajeros y también la imagen negativa que puede transmitir Barcelona a causa de estos problemas.

En algunos casos, y aunque algunas compañías aéreas han abierto la facturación antes de lo habitual para poder ayudar a los pasajeros, el esfuerzo de los usuarios ha sido infructuoso porque han llegado con tanto tiempo de margen que no han podido facturar, operación que se realiza antes de pasar los controles de seguridad.

Mientras tanto, Aena, Eulen y sus trabajadores han comenzado la reunión, convocada por la gestora aeroportuaria después de 11 días de problemas en el aeropuerto para intentar buscar una solución, con más de media hora de retraso, pasadas las 09.30 horas.

Los trabajadores de Eulen, la empresa encargada de los controles de seguridad en el aeropuerto de Barcelona, han iniciado este viernes varios paros parciales, lo que puede complicar el acceso de los pasajeros a las puertas de embarque.

Los vigilantes de seguridad pararán de 05.30 a 06.30 horas, de 10.30 a 11.30, de 16.30 a 17.30 y de 18.30 a 19.30 horas. Estos paros se repetirán los días 6, 11 y 13 de agosto, y a partir del día 14 han convocado una huelga indefinida de 24 horas.

Con estas movilizaciones, los trabajadores de Eulen quieren presionar a la compañía para conseguir mejoras laborales y un refuerzo de la plantilla, especialmente durante la temporada de verano.

Solamente lo vamos a conseguir haciendo colas. A los pasajeros y a la prensa sólo le importan las colas.Genoveva Sierra, portavoz del comité de huelga

Juan Carlos Giménez, portavoz del comité de huelga, pide que "no se hagan servicios de 16 horas, 14 horas, que la gente puede ir al lavabo", ya que "la carga de trabajo ha producido muchas bajas por problemas sicológicos, depresiones, porque también afecta a la seguridad".

"Solamente lo vamos a conseguir haciendo colas. A los pasajeros y a la prensa solo le importan las colas. La sartén está en nuestra mano. Si no hay colas, está todo perdido. Colas tiene que haber", señala en un audio recogido por la COPE Genoveva Sierra, portavoz del comité de huelga.

La concesionaria califica la huelga "ilegal y abusiva" y defiende que cumple "rigurosamente" con el convenio colectivo del sector. Afirma haber ido a tres reuniones para "ofrecer propuestas, mientras que el comité o no ha comparecido y ,cuando lo ha hecho, ha manifestado nula intención de negociar".

Después de una mañana de viernes de negociaciones entre las partes, las posturas siguen encontradas, según ha informado a El HuffPost el representante del comité de huelga de los trabajadores, Juan Carlos Giménez.

90% DE SERVICIOS MÍNIMOS

La Delegación del Gobierno en Cataluña ha fijado en el 90% los servicios mínimos de carácter obligatorio todos los días y en todas las franjas, al entender que "por debajo de ese porcentaje podrían verse afectados gravemente otros derechos fundamentales, especialmente el de la libertad de circulación".

Fuentes del comité de huelga han avanzado a Europa Press la convocatoria de una manifestación el 18 de agosto a las 17.30 horas en la plaza Reina María Cristina de Barcelona, que servirá como punto de inicio de otras movilizaciones hasta que se solucione el conflicto.

El tráfico de pasajeros en el aeropuerto de Barcelona aumentó más de un 60% entre 2009 y 2016.

Estas convocatorias amenazan con sumir en el caos al aeropuerto, que en los últimos días ya ha registrado largas colas en los controles de seguridad, especialmente en la terminal T1, por una supuesta huelga de celo de los empleados de Eulen.

El Prat ya sufrió en mayo un problema de saturación, con filas de hasta tres horas, por falta de policías suficientes para efectuar los controles de todos los viajeros. Se redujeron gracias a un refuerzo del personal y a la instalación de escáneres de pasaportes suplementarios.

El tráfico de pasajeros en el aeropuerto de Barcelona aumentó más de un 60% entre 2009 y 2016, gracias a la llegada de numerosas compañías de bajo coste y el atractivo turístico de la comunidad autónoma.

300.000 EUROS DE MULTA

El gestor aeroportuario Aena ha convocado a los vigilantes y a los dirigentes de Eulen a una reunión con el objetivo de facilitar la negociación entre ambos ante las jornadas de huelga. El encuentro tendrá lugar mañana a las 09:00 horas en las instalaciones del aeropuerto.

Aena también ha anunciado la incoación de dos procesos administrativos contra Eulen por incumplimiento de sus obligaciones, que podrían acarrearle sanciones de hasta 300.000 euros. El contrato establece que la concesionaria ha de garantizar un servicio de calidad al pasaje.

Aena podría sancionar a Eulen también si se producen hechos "que perjudiquen la imagen del aeropuerto".

Aena también puede sancionar a Eulen si se producen hechos "de especial gravedad o que perjudiquen la imagen del aeropuerto", como los que se están dando estos últimos días en El Prat.

Los 360 trabajadores critican que las condiciones laborales han empeorado desde que Eulen se hizo cargo de los filtros de seguridad en junio de 2016. Aseguran que en los controles de seguridad falta personal, especialmente en verano, y que los nuevos contratos son precarios, ya que no alcanzan los 900 euros mensuales y se han recortado pluses que sí que tienen los trabajadores de más antigüedad.

Aena prevé todos los años un refuerzo de servicios en los aeropuertos más concurridos de la red. En el caso de la seguridad en el aeropuerto de Barcelona se aprobó un incremento del presupuesto de 425.000 euros que entró en vigor el 1 de julio.

Y MIENTRAS, LA BATALLA ENTRE EL ESTADO Y EL GOVERN

El conflicto catalán no se ha ausentado de lo ocurrido en El Prat.

La Generalitat ha pedido la mediación de la empresa estatal Aena en el conflicto porque ve "incomprensible" que el Gobierno, de quien depende el ente aeroportuario, esté "desaparecido" y se haya negado a participar, según el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull.

Rull cree que los catalanes pagan impuestos todo el año para recibir un buen servicio en el aeropuerto pero "el Estado español no lo ofrece". Asegura que el Gobierno es "incompetente" y está "obsesionado con perseguir nuestras competencias, cuando lo que debería hacer es perseguir sus incompetencias".

Fomento ha acusado al conseller de Territorio de "faltar a la verdad".

El Ministerio de Fomento ha acusado al conseller de "faltar a la verdad" y hacer un uso político de esta huelga. Fuentes de Fomento han indicado a Efe que las declaraciones de Rull demuestran que su interés "no se sitúa del lado del aeropuerto, ni mucho menos de los ciudadanos que lo utilizan".

Recuerdan que AENA se ha implicado "desde el primer momento" en el problema y que ha instado a Eulen a que mantenga los niveles de calidad exigidos en los servicios que presta. Y por eso señalan que Rull "debería dejar su campaña de crítica permanente con la que demuestra su obsesión contra el Gobierno".

Huelga de los trabajadores de Eulen en El Prat

CONSEJOS PARA LOS PASAJEROS

  • La huelga de controles de seguridad no es algo reclamable a la compañía aérea, es algo ajeno a la aerolínea​ y por lo tanto, no se pueden solicitar las indemnizaciones que establece el Reglamento 261 (comprendidas entre 250-600 euros según la distancia del vuelo). ​
  • Desde reclamador.es aconsejan acudir con suficiente tiempo al aeropuerto, fundamentalmente si el avión sale a primera hora de la mañana, y con especial hincapié en Barcelona El Prat, donde el aeropuerto está colapsado y los controles de seguridad llenos. Se recomienda llegar con un margen de tres o cuatro horas a la hora prevista del vuelo para no perderlo, ​y​ dejar constancia de​ la situación a través de las redes sociales, ya que ​es ​​un medio de denuncia pública con repercusión​ para poder hacer presión.​
  • ​En caso de que esta huelga haya causado un perjuicio al viajero, quien puede responder por los daños causados es Aena​ como organismo responsable del buen funcionamiento de los aeropuertos españoles. ​

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR