ECONOMÍA

Eulen acepta la propuesta de la Generalitat y los trabajadores la votarán el jueves

Las colas de en el aeropuerto de Barcelona crecen como en los días de huelga pese a que no hay paros programados en la jornada.

08/08/2017 10:52 CEST | Actualizado 09/08/2017 11:08 CEST

Eulen ha aceptado la propuesta de mediación de la Generalitat, "en su generalidad pero con pequeños matices", aunque está muy por encima de lo que la compañía encargada de los filtros de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat considera admisible, ha anunciado en un comunicado. Los trabajadoes, sin embargo, consideran que la oferta es insuficiente, aunque lo someterá el jueves a votación de la asamblea de trabajadores.

Si la plantilla de Eulen aceptara esta propuesta, el comité desconvocaría los paros parciales previstos para los días 11 y 13 de agosto y la huelga indefinida convocada a partir del lunes 14.

Es la Generalitat de Cataluña la que debe mediar en el conflicto entre la empresa Eulen y sus trabajadores del aeropuerto de El Prat (Barcelona), competente como autoridad laboral, aunque Aena y el Gobierno prestarán su colaboración. La Conselleria de Trabajo de la Generalitat ha presentado este martes una propuesta a empresa y trabajadores, que incluye incorporar un complemento salarial de 200 euros a todos los empleados, cuando la plantilla exige 350 euros y la compañía ofrecía 155.

"En su máximo esfuerzo para poner fin a este conflicto, la empresa se adhiere a la propuesta de mediación, que supone un incremento medio del 11,5%, aceptando así estas desproporcionadas condiciones", ha remarcado la empresa, que ha señalado que ya ha aceptado otras condiciones de carácter operativo.

Eulen ha destacado que acepta y se adhiere a la propuesta con el objetivo de solucionar "lo antes posible" la situación de colas en el aeropuerto debido a la huelga por desacuerdos en las condiciones laborales, que se han abordado en una reunión de mediación entre la dirección y el comité de huelga, junto a Aena.

Ha recordado que se encuentra entre las principales empresas de seguridad privada de España, donde presta servicio en 23 aeropuertos, en los que "se cumple estrictamente con la legalidad y las obligaciones que con sus trabajadores ha contraído, así como con los convenios colectivos de los diferentes sectores de actividad".

COLAS ESTILO HUELGA

Las colas en los controles de seguridad de la terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat han crecido hasta alcanzar la hora de espera alrededor de las 10:30 horas, con lo que se sigue el patrón de las aglomeraciones que se han producido en los días de huelga.

Los trabajadores de Eulen en huelga, empresa encargada de los controles, reclaman mejoras en sus condiciones laborales y hace dos semanas que el conflicto que mantienen con la compañía se está traduciendo en episodios de largas colas, en ocasiones por parones oficiales y en otras por un exceso de celo en sus tareas.

Pedimos 350 euros y 100 vigilantes más, y Eulen nos propone 155 euros y 21 vigilantesJuan Carlos Giménez

"Pedimos 350 euros y 100 vigilantes más, y Eulen nos propone 155 euros y 21 vigilantes", ha criticado el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, que ya ha avanzado que ve muy difícil que este martes se logre un acuerdo.

Giménez ha emplazado a los medios a esperar a la asamblea del jueves, "que será para informar a los trabajadores y para decidir si se toman más medidas, y no para llevar ningún acuerdo definitivo".

El secretario del departamento de Trabajo, Josep Ginesta, ha destacado que, de aceptarse, la propuesta supondría un "salto cualitativo en las condiciones laborales de los vigilantes de seguridad", además de una mejora de sus salarios.

COLAS

En la jornada de este martes no hay ninguna huelga oficial, pero se están repitiendo las colas en las mismas horas que en los días anteriores; es decir, de 5 a 5:30 horas y a partir de las 9:30 horas.

Esta situación está provocando mucha indignación entre los pasajeros, que llegan con muchas horas de antelación al aeropuerto barcelonés por el miedo a perder sus vuelos.

Una de estas personas que hoy tienen un vuelo es la concejala y portavoz adjunta del PDeCAT en Barcelona, Sònia Recasens, que viaja con toda su familia y ha lamentado, en declaraciones a Efe, que el conflicto en El Prat provoca "angustia" aunque se acuda a la terminal con tiempo de sobra.

Además, ha alertado que estas colas, sumadas a los episodios de turismofobia que se han vivido en Barcelona, como el ataque a un autobús turístico, pueden "desgastar la marca Barcelona".

A lo largo de la mañana también se han vivido largas colas en los mostradores de facturación, donde se acumulan las personas antes de que se abra su turno porque quieren ser los primeros en dejar la maleta para ir corriendo a pasar los controles de seguridad.

"Es un caos de ciudad, de Estado. Estoy indignado con todo el mundo", ha criticado Jorge, que ha llegado al aeropuerto con dos horas de antelación confiando en que hoy no habría cola.

Otros, como David Queralt, se lo han tomado con más filosofía: "Veníamos prevenidos porque, aunque hoy en teoría no hay huelga, sabíamos que harían huelga encubierta"

AENA alertó hace días de que, más allá del conflicto laboral entre los trabajadores de Eulen y la empresa, las aglomeraciones de primera hora también son fruto del exceso de previsión de muchos pasajeros, que madrugan para ir a la terminal pese a que su vuelo salga muchas horas después. Un posible sustento para esta teoría son las filas que se han formado en los mostradores este martes sin paros.

El objetivo de la mediación es lograr un acuerdo que evite nuevas jornadas de paros parciales a partir del viernes y, sobre todo, frenar la huelga indefinida convocada a partir del próximo lunes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ty los

MÁS SERIES