NOTICIAS

Turquía argumenta que el periodista Hamza Talçin, detenido en España, lidera un grupo terrorista desde Francia

Reporteros sin Fronteras confía en no se extradite al escritor ante las "falsas acusaciones" para encarcelar a informadores que está lanzando Ankara.

10/08/2017 10:34 CEST | Actualizado 10/08/2017 10:38 CEST
YOUTUBE
El periodista turco Hamza Talçin.

Turquía ha emitido la orden de detención del escritor sueco-turco Hamza Talçin, en prisión en España, al considerar que era el secretario general del Partido-Frente Revolucionario de Liberación Popular (THKP-C), una organización terrorista, según la acusación, que dirigía desde Francia.

En virtud de esa orden, la Policía española detuvo al escritor, de 59 años, el pasado día 3 en el aeropuerto barcelonés de El Prat y el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno dictó prisión provisional para él, entre otros motivos, por negarse a ser entregado a Turquía, país en el que supuestamente no reside desde 1998, y por falta de arraigo en España.

Según figura en la orden emitida por Turquía, a la que ha tenido acceso Efe, si el escritor fuera juzgado en su país de origen por el delito que se le acusa -formación y dirección de organización terrorista- podría enfrentarse a una condena de 22 años y seis meses de prisión.

La orden precisa que el 11 de enero de 2011 la Policía turca llevó a cabo una operación contra el THKP-C en la que fue detenido uno de sus miembros, Songül Karayel, quien en su declaración "manifiesta que Hamza Yalçin es el secretario general de esta organización y realiza la dirección de la misma desde Francia". Además, asegura que el escritor desempeña "labores de propaganda y labores directivas, por medio de comunicaciones con activistas de Turquía, a través de Internet y llamadas telefónicas". Y prosigue: "Yalçin hizo propaganda de la organización terrorista escribiendo artículos bajo el seudónimo Cernalettin CAN en una revista llamada Odak que está bajo la influencia de dicha organización terrorista". Le acusa además de haber ordenado la ejecución de operaciones a los miembros de la organización y de "haber recibido informes de estos sobre sus operaciones organizacionales".

Fuentes de la Audiencia Nacional señalaron hoy que el juez Moreno decretó la prisión tras preguntar al detenido si aceptaba ser entregado a Turquía, a lo que este se opuso, por lo que corresponderá a la Sala de lo Penal de este tribunal dirimir si procede aprobar o no la extradición. En virtud del convenio de extradición suscrito por España y Turquía, este país tiene ahora 40 días para formalizar su petición de entrega, siendo el 11 de septiembre la fecha tope para ello.

De no aportar las autoridades turcas en ese plazo la documentación correspondiente, el juez debería ponerle en libertad y si en esos 40 días Turquía formaliza su reclamación, podría prorrogar por otros 40 días más la prisión para poder asegurar el procedimiento de extradición.

En España no existen los delitos de opinión, así que si lo único de lo que Erdogan puede acusar a Yalçin es de haber escrito y publicado críticas a su régimen o a su persona, en ningún caso podrá prosperar ante la Justicia española un hipotético proceso de extradiciónMacu de la Cruz, presidenta en funciones de Reporteros sin Fronteras España

NO A LA EXTRADICIÓN

Desde la ONG Reporteros sin Fronteras (RSF) confían en que la Justicia española aclarará que no hay base para extraditar al periodista sueco-turco a Turquía, un país al que acusan de utilizar "falsas acusaciones de terrorismo para detener y encarcelar" a informadores.

"En España no existen los delitos de opinión, así que si lo único de lo que Erdogan puede acusar a Yalçin es de haber escrito y publicado críticas a su régimen o a su persona, en ningún caso podrá prosperar ante la Justicia española un hipotético proceso de extradición", ha indicado en un comunicado la presidenta en funciones de Reporteros sin Fronteras España, Macu de la Cruz.

RSF ha pedido al Gobierno español que realice "cuantas gestiones sean necesarias con la diplomacia sueca para despejar el futuro inmediato del periodista", a quien han expresado su apoyo. "Aprovechamos esta penosa situación para denunciar, una vez más, la exterminación de la libertad de información que el régimen de Erdogan está llevando a cabo en Turquía, un país que se ha transformado en la mayor cárcel de periodistas del mundo", ha lamentado De la Cruz.

"No querríamos de ningún modo ver a la Unión Europea participar, siquiera voluntariamente, en esta masacre contra los medios de comunicación turcos", concluye.

También la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) han pedido al Gobierno que no atienda la petición de Turquía de extraditar al periodista, cuya detención considera "muy grave".

TURQUÍA Y LOS MEDIOS, SEGÚN RSF

Murad Sezer / REUTERS
Protesta ante la corte que juzga a los periodistas del 'Cumhuriyet' en Estambul.

Según la clasificación mundial de depredadores de prensa de RSF, Turquía ocupa el puesto 155 sobre 180 países, es decir, está en el grupo rojo, de peligro; la situación es de caída libre, bajando cuatro puestos respecto al año pasado.

La caza a los medios de comunicación críticos emprendida por el gobierno de Recep Tayyip Erdogan culminó con el fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016. En nombre de la lucha contra el "terrorismo", el país se hunde en una espiral represiva sin precedentes.

El estado de emergencia permitió a las autoridades cerrar de un plumazo decenas de medios de comunicación, reduciendo el pluralismo a un puñado de publicaciones de bajo tiraje. Decenas de periodistas han sido encarcelados sin que se realice un juicio, lo que hace de Turquía la mayor prisión del mundo para los profesionales de los medios de comunicación.

Los periodistas que siguen en libertad corren el riesgo de sufrir las medidas arbitrarias del régimen: enfrentar procesos sucesivos, que les quiten su acreditación de prensa, les anulen su pasaporte, les confisquen sus bienes, etc. La censura en Internet y en las redes sociales, alcanza niveles inéditos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- España encarcela a un periodista crítico con Erdogan a petición de Turquía

- Periodistas turcos denuncian ser juzgados por terrorismo por pedir una pizza

- Turquía, amigo de la UE y depredador de la libertad de prensa

- Turquía encarcela a la directora de la rama turca de AI y otros 5 activistas

- El Gobierno turco bloquea el acceso a Wikipedia en todo el país