ECONOMÍA

Mango entra en pérdidas por primera vez en su historia, con un agujero de 61 millones de euros

El gigante de la moda atribuye los números rojos a la implantación de un modelo 'fast-fashion' más ambicioso que inicialmente redujo los márgenes.

11/08/2017 17:48 CEST | Actualizado 11/08/2017 17:49 CEST
Europa Press

La firma de moda Mango perdió 61 millones de euros en 2016 después de que el año anterior obtuviera un beneficio neto de cuatro millones, un descenso que también se vivió el año pasado en sus ventas, que cayeron un 2,9% (2.260 millones en ventas), ha informado este viernes en un comunicado. Esta es la primera vez en su historia que entra en pérdidas, lo que ha atribuido a la implantación de un plan de transformación del negocio y al impacto desfavorable del tipo de cambio.

Mango entra así en pérdidas por primera vez en su historia, un descosido de calado en la compañía presidida por Isak Andic.

La compañía implantó en 2016 de un modelo fast-fashion, con más rotación del producto, y más ambicioso, que inicialmente redujo los márgenes. También lo atribuye al comportamiento desfavorable de divisas clave para la compañía: revalorización del dólar junto a la depreciación de la lira turca, del que Mango es muy dependiente, y el rublo ruso. Al igual, la marca se vio afectada por el fuerte ritmo inversor centrado en la transformación de sus tiendas e hizo frente a los gastos de la puesta en marcha de su nuevo centro logístico mundial en Lliçà d'Amunt (Barcelona), según la compañía. Mango invirtió 138 millones en su red comercial.

Pese a las pérdidas, la compañía ha adelantado que el crecimiento del negocio desde finales del año pasado "invita a estimar un 2017 en que se volverá a entrar en beneficios".

La firma también ha destacado las inversiones que realizó durante 2016, que alcanzaron los 138 millones de euros, y que se basaron en la apertura de nuevas tiendas, la potenciación del modelo 'fast-fashion' y la puesta en marcha del nuevo centro logístico de Lliçà d'Amunt (Barcelona).

El 79% de la facturación de Mango de 2016 correspondió a la actividad internacional y el 21% al mercado nacional, y las líneas de negocio Man, Kids y Violeta han pasado a representar del 14,7% al 17,6% de su beneficio.

PRIMER SEMESTRE DE 2017

Las cifras alcanzadas entre enero y junio de 2017 se sitúan por encima de los objetivos que se marcó la empresa al inicio del ejercicio, y es que respecto al año pasado las ventas han crecido en 45 millones de euros y el Ebitda lo ha hecho en más de 30 millones.

El vicepresidente ejecutivo de Mango, Daniel López, ha destacado que la firma "es optimista de cara a 2017" y ha subrayado que los últimos cambios realizado en la estructura directiva hará que la empresa siga formando parte de las grandes multinacionales del sector de la moda.

VENTA ONLINE Y TIENDAS

La venta online de sus productos incrementó su peso relativo en 2016 en el conjunto del grupo: la cifra de ventas por este canal creció un 25,6%, hasta alcanzar los 294 millones de euros.

Mango finalizó el ejercicio 2016 con 191 megastores, 24 de las cuales abrieron el año pasado, y con un total de 2.217 tiendas repartidas por 110 países, que suman una superficie de venta global de 798.000 metros cuadrados.

En los últimos doce meses, Mango también avanzó en la profesionalización de su estructura directiva, reforzando su Comité Ejecutivo con la incorporación de nuevos directivos en las áreas de venta al detalle, producto, cliente y tecnología. "Disponemos de las personas adecuadas para que Mango continúe formando parte del grupo de las grandes multinacionales mundiales del sector moda", apuntó López.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR