INTERNACIONAL

Al menos 13 muertos en Madeira por la caída de un árbol en una romería

Las víctimas estaban asistiendo a una ceremonia religiosa al aire libre en Senhora do Monte.

15/08/2017 16:45 CEST | Actualizado 15/08/2017 21:44 CEST
EFE
Bomberos y trabajadores de los equipos de rescate trabajan en el lugar en el que un árbol ha caído matando a 11 personas e hiriendo a 35

El número de personas fallecidas tras la caída de un árbol en una procesión celebrada este martes en Madeira (Portugal) ha ascendido a trece y hay un total de 49 heridos, siete de ellas de gravedad.

Los hechos han tenido lugar al mediodía de este 15 de agosto en el pueblo portugués de Monte, ubicado a las afueras de Funchal (capital del archipiélago de Madeira), tras la caída de un árbol centenario de grandes dimensiones sobre decenas de devotos que participaban en la romería de Nuestra Señora del Monte, una de las fiestas más relevantes de esta región insular.

AFP
Una policía ayuda a una mujer testigo del fatal suceso en Madeira

El secretario regional de Salud del Gobierno Autonómico de Madeira, Pedro Ramos, ha informado en rueda de prensa de que entre los fallecidos hay un menor. Entre los heridos hay personas extranjeras de Alemania, Hungría y Francia.

"Nuestra prioridad es tratar a los heridos y apoyar a las familias de las víctimas", ha dicho el secretario regional durante una conferencia de prensa en presencia del presidente del Gobierno Regional de Madeira, Miguel Alburquerque, que ha mostrado sus condolencias a las familiares de las víctimas.

El siniestro ha tenido lugar en las inmediaciones de una iglesia de la parroquia de Monte, en Funchal, durante la mayor romería de la isla. Cientos de personas se habían reunido con motivo de las celebraciones de la patrona local.

Varios testigos han contado a la cadena RTP que el árbol llevaba años en mal estado e incluso han asegurado que los vecinos de la zona habían dado aviso para que las autoridades procediesen a su retirada. Fuentes oficiales citadas por el periódico Publico también han confirmado que el árbol representaba un peligro.

El presidente del Gobierno regional, Miguel Albuquerque, ha convocado una reunión de emergencia y ha decretado tres días de luto. Hasta la zona también tiene previsto viajar el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

El primer ministro luso, António Costa, ha expresado en Twitter sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas y ha ofrecido la colaboración del Gobierno central. El Ministerio de Sanidad está en "permanente contacto" con las autoridades locales.