INTERNACIONAL

Los expresidentes Bush piden rechazar el "antisemitismo y el odio" en EEUU

Es su respuesta frente a la ambigua reacción de Trump tras los enfrentamientos en Charlottesville.

16/08/2017 18:10 CEST | Actualizado 16/08/2017 18:32 CEST
AFP
Imagen de archivo de Bush padre e hijo.

Los expresidentes de EEUU George H. W. Bush (1989-1993) y George W. Bush (2001-2009) han pedido este miércoles rechazar "el antisemitismo y el odio" después de los violentos choques en Charlottesville (Virginia), a los que el actual mandatario, Donald Trump, ha reaccionado de forma ambigua.

"Estados Unidos siempre debe rechazar la intolerancia racial, el antisemitismo y el odio en todas sus formas", han dicho los dos expresidentes en un comunicado conjunto.

Su mensaje no hace referencia a los supremacistas blancos ni a los neonazis, pero llega después de que otras figuras del Partido Republicano, entre ellas varios senadores y congresistas, criticaran las tibias declaraciones de Trump, quien ha culpado de los hechos por igual a los ultraderechistas y a los manifestantes de izquierda.

"Mientras rezamos por Charlottesville, recordemos las verdades fundamentales que destacó el ciudadano más prominente de esa ciudad (Thomas Jefferson) en la Declaración de Independencia: todos somos creados iguales y dotados por nuestro creador de derechos inalienables", han indicado los Bush en su comunicado.

Sabemos que estas verdades son eternas porque hemos visto la decencia y grandeza de nuestro país

"Sabemos que estas verdades son eternas porque hemos visto la decencia y grandeza de nuestro país", concluye la breve nota.

La reacción de los Bush, que no suelen pronunciarse sobre los vaivenes políticos del país, llega cuatro días después de que el expresidente Barack Obama reaccionara a lo sucedido en Charlottesville con una cita de Nelson Mandela, que se ha convertido en el mensaje con más "me gusta" de la historia de Twitter.

La cita de Mandela, dividida en una serie de tres tuits, dice: "Nadie nace odiando a otra persona debido al color de su piel, su historial o su religión. La gente debe aprender a odiar y si puede aprender a odiar, se le puede enseñar a amar".

El exmandatario Bill Clinton (1993-2001) también reaccionó el sábado al suceso, al escribir en Twitter que "aún cuando se protege la libertad de expresión y de asamblea, hay que condenar el odio, la violencia y el supremacismo blanco".

Otro destacado integrante de la familia Bush, el exgobernador de Florida y exaspirante presidencial republicano Jeb Bush, condenó el sábado explícitamente a los supremacistas blancos y ayer pidió a Trump que no "cuestione quién tiene la culpa de los sucesos de Charlottesville".

Trump aseguró ayer que la violencia en la ciudad sureña tuvo como culpables tanto a los supremacistas blancos como a los manifestantes que protestaban contra ellos, algo que le ha valido críticas de varios legisladores de su partido.

Un neonazi fue detenido por matar el pasado sábado a una mujer al arrollar con su vehículo a un grupo de manifestantes antifascistas que protestaban contra la marcha de supremacistas en Charlottesville.

Estado de emergencia en Charlottesville (Virginia, EEUU)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR