POLÍTICA

El exsindicalista abertzale Usabiaga sale homenajeado de la cárcel

Fue condenado a seis años y medio de prisión por tratar de reconstruir la ilegalizada Batasuna.

17/08/2017 10:03 CEST | Actualizado 17/08/2017 10:37 CEST

El exsecretario general del sindicato abertzale LAB Rafa Díez Usabiaga ha salido poco antes de las 8.25 horas de la cárcel de El Dueso, en Santoña (Cantabria), donde ha cumplido una condena de seis años y medio por el caso Bateragune, el intento de reconstruir la ilegalizada Batasuna.

Díez Usabiaga ha sido recibido por más de un centenar de familiares y amigos, entre ellos el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que cumplió pena por el mismo caso. Los concentrados han llegado en autobuses desde el País Vasco y han gritado consignas a favor de la salida de los presos de ETA.

A las puertas del penal han acudido también los dirigentes de Sortu Arkaitz Rodríguez, Miren Zabaleta y Sonia Jacinto, que también fueron condenados por el caso, así como los miembros de la Mesa Nacional de Herri Batasuna Tasio Erkizia y Rufi Etxeberria, el exalcalde de Lloido Pablo Gorostiaga —condenado por colaboración con ETA—, así como sindicalistas de ELA.

EFE
Usabiaga abraza al coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi.

Junto a ellos esperaban a Díez Usabiaga la actual secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, y representantes de la izquierda abertzale como Pernando Barrena.

La asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo había solicitado la prohibición de los homenajes en las puertas del centro y en la plaza de Okendo, en la localidad de Lasarte (Guipúzcoa); pero el magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu la rechazó al no estimar delito alguno.

PARA SORTU ES "UN ACTIVO POLÍTICO MUY IMPORTANTE"

"Este pueblo va a ganar la paz y la libertad. El Estado tiene hoy un rehén político menos, y el pueblo vasco ha recuperado un activo político muy importante para seguir luchando por la paz y por recuperar su libertad nacional y soberanía", ha señalado el portavoz de Sortu, Arkaitz Rodríguez.

En declaraciones realizadas a las puertas de la cárcel, Rodríguez ha afirmado que al condenar el exsindicalista y a todos los encarcelados por intentar reconstruir Batasuna, el Estado español "trató de impedir que la izquierda abertzale cambiara de estrategia".

"Ocho años después, es evidente que, afortunadamente, no lo consiguió. Hoy la única violencia política que persiste en este pueblo es la de los Estados español y francés", ha destacado.

A su juicio, con el mantenimiento en prisión de más de 300 presos de ETA, el Estado español "pretende impedir que el pueblo vasco pueda recorrer al camino de la libertad y poner en marcha un proceso soberanista e independentista".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR