ECONOMÍA

Barcelona y Madrid, las dos peores ciudades para conseguir piso

Una vivienda habitual de unos 60 metros cuadrados podría llegar a costar entre 888 y 1.086 euros.

18/08/2017 12:31 CEST | Actualizado 18/08/2017 12:37 CEST
EFE

Barcelona y Madrid son las dos ciudades españolas que presentan mayores dificultades para conseguir un piso en alquiler o a la venta. Además, en caso de que se encuentre, éste tendrá precios muy altos, sobre todo si se comparan con los de otras provincias.

De hecho, durante el primer trimestre de este mismo año, el metro cuadrado en Barcelona rondaba los 18 euros y en Madrid casi alcanzaba los 15, lo que significa que una vivienda habitual de unos 60 metros cuadrados podría llegar a costar entre 888 y 1.086 euros, unos 100 euros más que el año anterior. Cabe destacar que el precio de la vivienda en alquiler en nuestro país se ha visto incrementado en un 15,9% en tan sólo un año.

La mejor opción en búsquedas de vivienda es contactar con pisos directos de particular en Barcelona o en Madrid, ya que de esta forma se ahorrarán las comisiones que normalmente se llevan las agencias por hacer los trámites relativos a la operación de alquiler o compraventa.

Existen páginas web que cuentan con la posibilidad de seleccionar ciertas características para limitar la búsqueda de viviendas y así facilitar la experiencia de navegación del usuario. Se puede seleccionar precio mínimo y máximo, número de habitaciones y de baños, metros cuadrados... Asimismo, se puede elegir el tipo de inmueble preferido (apartamento, piso, casa, loft...).

Lo mejor del servicio de estas plataformas virtuales es que dividen las ciudades por barrios, de tal manera que el cliente puede elegir la zona en la que busca la vivienda.

¿POR QUÉ BARCELONA Y MADRID?

Además del precio, ¿por qué es más difícil alquilar piso en Barcelona y Madrid? La proliferación de alquileres vacacionales, es decir, alquileres a turistas para periodos cortos de tiempo, ha hecho que disminuya la oferta de alquiler para vivienda habitual. Asimismo, cabe destacar que la oferta disponible no dura más de dos días en el mercado. Dos de cada diez alquileres anunciados en páginas web durante el mes de febrero de este mismo año duraron tan sólo dos días disponibles.

Estas dos ciudades son de lo más activas desde el punto de vista inmobiliario, pero cada una de ellas presenta grandes diferencias en lo que se refiere a los barrios. La gran moda en los lugares céntricos de estas ciudades para poder pagar los precios que están alcanzando los inmuebles es la de compartir piso. También se ha visto cómo ha crecido la periferia, donde se están comenzando a alojar personas con menor poder adquisitivo que no pueden permitirse los barrios centrales.

Ciertas tablas comparativas que rondan por Internet permiten visualizar los barrios en los que una persona puede permitirse vivir, según sus ingresos y preferencias de vivienda. Si se desea vivir en un piso de 65 metros cuadrados en Madrid y se ganan 1.200 euros al mes, por ejemplo, se recomiendan diferentes zonas apropiadas.

El verano es la mejor época del año para buscar vivienda, ya que existe una mayor oferta y, por tanto, mejor precio de ésta. Esto se debe a que los trabajadores estacionales y los estudiantes abandonan las residencias que han estado ocupando durante el curso escolar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR