TENDENCIAS

Esta mujer se casa con el vestido de novia de su abuela, y le queda como un guante

Una preciosa forma de mantener vivo el recuerdo de su abuela.

18/08/2017 09:40 CEST | Actualizado 18/08/2017 09:40 CEST

Madison Kantzer no era una de esas niñas que crecen soñando con el día de su boda. Pero tenía una cosa clara: cuando llegara el gran día, luciría el vestido de su difunta abuela.

Heidi Roland Photography
El vestido pertenecía a la difunta abuela de Madison.

Y, por supuesto, cuando Madison se casó con Adam Hoffman el pasado 9 de abril en la Pennsylvania Academy of Fine Arts (Filadelfia, Estados Unidos), lo cumplió. En ese día señalado se puso el vestido que su abuela, Adel Schif Greene, había llevado al bar mitzvah (una especie de primera comunión en el rito judío) del tío de Madison hacía 51 años, en marzo de 1966.

"Mi madre tenía el vestido desde hacía mucho tiempo y siempre me había encantado", explica Madison al HuffPost Estados Unidos. "Nunca fui de esas chicas que planeaban su boda ideal, pero siempre supe que llevaría ese vestido, especialmente porque no creía que fuera a encontrar uno tan maravilloso como este en una tienda".

Heidi Roland Photography
Madison llevaba años enamorada del vestido.
Courtesy of the couple
Adel Schif Greene en el bar mitzvah de su hijo. Marzo de 1966.

Madison se probó el vestido con detalles florales y manga tres cuartos y le quedaba como un guante sin hacerle arreglos.

"Me puse una combinación debajo del vestido porque es básicamente una gasa transparente con pedrería", explica al HuffPost. "Algunos de los abalorios se estaban cayendo, así que lo llevé a una sastrería para que los volvieran a coser. Aunque una de las condiciones que me había puesto mi madre era que no podía modificar el vestido".

Heidi Roland Photography
El vestido llevaba 30 años guardado en una bolsa de papel marrón hasta que le dijeron a la madre de la novia que lo guardara en papel de seda para conservarlo en mejores condiciones.

Adel murió en 1969, cuando la madre de Madison tenía solo 14 años, así que Madison nunca llegó a conocerla. Pero para su familia significaba mucho poder tener a su abuela de espíritu presente en un día tan especial.

"A mí siempre me ha resultado normal no haber conocido a los padres de mi madre, porque ambos murieron antes de que naciéramos mi hermano y yo", comenta Madison. "Pero a medida que nos hemos ido haciendo mayores, me doy cuenta de que a mi madre le habría gustado mucho que sus padres nos hubieran conocido y hubieran llegado a ver las personas en las que nos hemos convertido. Así que significó mucho para ella que el recuerdo de su madre estuviera presente en la boda".

Heidi Roland Photography
Los recién casados y sus padres durante la ceremonia.
Heidi Roland Photography
Madison y sus damas de honor.

"La mayoría de las cosas que sé de mi abuela las sé por fotos, por las anécdotas que me cuentan y por los amigos íntimos de mi abuela, que se convirtieron en mis abuelos adoptivos", añade.

Heidi Roland Photography
La mirada lo dice todo.

Para el banquete, Madison se cambió de vestido y lució un diseño floral de Adrianna Papell para la firma estadounidense de confección de vestidos de novia BHLDN.

Heidi Roland Photography
Madison con su segundo vestido de flores.

En palabras de la novia, fue un día increíble de principio a fin.

"La abuela de Adam se puso de pie por primera vez en muchos años para bailar con él, nuestro rabino fue maravilloso y fue genial poder reunir a todos nuestros amigos para bailar y celebrar la ocasión con ellos", asegura. "Terminamos comiendo bocadillos de carne con queso de madrugada, fue divertidísimo".

Échale un vistazo a las fotos de la ceremonia:

Heidi Roland Photography
Heidi Roland Photography
Heidi Roland Photography
Heidi Roland Photography
Heidi Roland Photography
Heidi Roland Photography
Heidi Roland Photography
Heidi Roland Photography
Heidi Roland Photography
Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El perro no podía ir a su boda, pero el padre de la novia se las ingenió para llevarlo

Esto es lo que pasa cuando invitas a los Obama a tu boda

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.