INTERNACIONAL

Cómo una ciudad alemana encontró la genial forma de luchar contra los neonazis

El programa tiene tanto éxito que otras comunidades han emulado su sistema.

21/08/2017 12:56 CEST | Actualizado 21/08/2017 12:56 CEST

La ciudad alemana de Wunsiedel, en el noreste de Bavaria, ha sido un destino típico de neonazis desde que en su momento albergara la tumba de Rudolf Hess, secretario de Adolf Hitler.

Pero a los habitantes de este municipio se les ocurrió una idea extraordinaria para darle la vuelta a la historia. Así lo cuenta en Twitter Cleve Jones en un post que ya se ha hecho viral.

En 2014, varias empresas patrocinadoras se pusieron de acuerdo para, por cada paso que daban los neonazis en sus marchas, donar dinero a programas que combaten el nazismo, tal y como informó The Guardian. La marcha de ese año se promocionó como la más involuntaria de Alemania.

En lugar de poner protestas y críticas en los banners, colgaron mensajes con los que animaban a participar en la marcha de los "Nazis contra los nazis", según un vídeo en el canal de YouTube de la organización que promovió la idea.

Los carteles de burla en el camino les animaban a seguir caminando para recaudar más dinero, y los organizadores sacaron una mesa con plátanos para ayudarles a recuperar energía y seguir andando (y ganando dinero).

Incluso pintaron números en el suelo para que los neonazis se vieran obligados a ver cuánto dinero estaban consiguiendo.

Al final, les entregaron certificados en los que les recordaban cuánto dinero se había recaudado para combatir el nazis: concretamente, 10.000 euros, que irán a parar a EXIT Deutschland, un grupo que ayuda a los neonazis a salir del movimiento.

Un informe realizado por la fundación SOFII de Reino Unido reveló que la marcha tuvo tanto éxito que hay otros lugares que han empezado a emular la iniciativa.

"La campaña inspiró a otras ciudades de Alemania y otros países a probar esta forma nueva, creativa y divertida de gestionar el problema de las marchas nazis", afirma la organización.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Esta mujer huyó de los nazis hace tiempo y ahora vuelve a combatir el nazismo

Por qué lo que pasó en Charlottesville era inevitable

El detalle que muestra lo ridículos que son estos nazis estadounidenses