ECONOMÍA

Los valores ligados al sector turístico recuperan la normalidad tras el impacto de los atentados

La experiencia dice que los atentados dejan una huella limitada en los mercados.

21/08/2017 19:25 CEST | Actualizado 21/08/2017 19:30 CEST
EFE

Los valores ligados al sector turístico, como Meliá Hotels Internacional (+0,16%), IAG (+0,84%), Amadeus (+0,49%) y Aena (+0,25%), han mostrado signos de mejoría después del castigo bursátil experimentado el pasado viernes tras los atentados en Barcelona y Cambrils (Tarragona).

Además, las aerolíneas se han visto favorecidas por las caías cercanas al 2% en el precio del barril de petróleo. El barril de Brent, de referencia en el Viejo Continente, se intercambiaba por 51,88 dólares, lo que implica una depreciación del 1,59% en la jornada. El West Texas cotizaba en 47,84 dólares (-1,38%).

Los títulos de NH Hotel Group, que cotizan en el Mercado Continuo, cerraron con un alza del 1,6%, después de que se desplomaran casi un 4% tras los atentados, mientras que eDreams Odigeo ceden un 0,88%.

La aerolínea Ryanair, que ha denunciado la operación, ha cerrado la jornada bursátil con un leve ascenso del 0,11%. Por su parte, la aerolínea británica easyJet cerró casi plano.

El Ibex 35 ha concluido la sesión de este lunes con un retroceso del 0,25%, que ha llevado al selectivo a alejarse del umbral de los 10.400 puntos en una jornada en la que los bancos españoles han protagonizado las principales caídas. Los valores bancarios han liderado los retrocesos de este lunes en el parqué madrileño.

IMPACTO LIMITADO

Los atentados tienen su impacto directo en los mercados, pero la experiencia dice que es limitado. Una de las situaciones más parecidas fueron los atentados del 11 de marzo en Madrid. El Ibex encadenó una caída del 7,64% en tres sesiones pero estos atentados no consiguieron cambiar la tendencia de los mercados, el Ibex rebotó al alcanzar la directriz alcista.

Tras los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres, el FTSE 100 bajó un 1,5%. Fue la mayor caída del año hasta entonces. No obstante, el índice se recuperó al día siguiente. Ahora bien, el golpe fue mucho mayor en el caso del atentado terrorista del 11-S en Nueva York (casi 3.000 fallecidos) donde Wall Street cerró sus puertas durante cinco sesiones. "Este ataque terrorista afectó directamente al sector financiero, principalmente la gran banca de inversión, cebándose con las aerolíneas", recuerda Aurelio García, director del MBA de Finanzas de IEB. Otro detalle importante es que por aquél entonces las bolsas del otro lado del Atlántico estaban inmersas en una clara tendencia bajista de fondo. "Sin embargo, se podría decir que el resto de atentados, por brutales que fueran, como el del 11M en Madrid o el del 7J en Londres afectaron a los mercados de forma limitada", especifica Aurelio García.

Por el efecto de atentados terroristas, los valores bursátiles suelen comenzar cayendo con fuerza para, poco a poco, recuperarse. En ocasiones han tardado algunos días en recuperar lo perdido, conforme la situación social y política vuelve a la normalidad. Pero es cierto que todo depende muy mucho del momento de mercado en el que entonces se encuentren las bolsas. Es decir, si estamos en una tendencia bajista de fondo (que no es el caso) podríamos asistir a una aceleración de la tendencia correctiva previa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR