INTERNACIONAL

El Servicio Secreto alerta de que la cara protección a Trump le deja sin fondos

Si mantiene el ritmo las facturas de viajes de su primer año en la Casa Blanca superen el total de lo que gastó su antecesor en 8 años.

22/08/2017 18:09 CEST | Actualizado 22/08/2017 18:13 CEST
REUTERS
La familia Trump el pasado lunes.

El jefe del Servicio Secreto de Estados Unidos, Randolph Alles, ha avisado este martes de que la costosa protección al presidente estadounidense, Donald Trump, y a su familia les está dejando sin fondos y podría impedirles el pago de salarios y horas extra.

En una entrevista con el diario USA TODAY, Alles ha dicho que más de 1.000 del total de 6.500 agentes que integran el Servicio Secreto ya han alcanzado el límite máximo establecido por el Gobierno para sus sueldos y horas extra porque se han agotado todos los fondos destinados para el año entero.

Según ha explicado Alles, esos 1.000 agentes ya han alcanzado los 160.000 y 187.000 dólares al año que les corresponden tanto por su salario como por sus horas extra, de manera que si el Congreso no autoriza un aumento de gasto tendrían que dejar de trabajar o trabajar gratis.

"El presidente tiene una gran familia y nuestras responsabilidades están establecidas por ley", ha indicado Alles al diario estadounidense, donde apostilló: "No puedo cambiar eso, no tengo flexibilidad para ello".

De esa forma, Alles ha destacado que es obligación del Servicio Secreto proteger al presidente cuando viaja a tres de sus clubes de golf, ubicados en Bedminster (Nueva Jersey), en Sterling (Virginia) y en Palm Beach (Florida), donde la residencia de Mar-a-Lago pasó a conocerse como "Casa Blanca de invierno" debido a sus frecuentes viajes allí.

LAS OBLIGACIONES

El Servicio Secreto, según ha detallado Alles, también tiene la responsabilidad de proteger a los cuatro hijos adultos de Trump (Donald Jr., Ivanka, Eric y Tiffany) cuando realizan viajes de negocios y de vacaciones tanto dentro como fuera de Estados Unidos.

Trump tiene otro hijo menor de edad, Barron, quien vivió en Nueva York junto a la primera dama, Melania, durante casi cinco meses para que pudiera acabar su curso escolar.

La prolongada estancia de Melania y el único hijo del matrimonio en su lujoso ático de la Torre Trump provocó un aumento de los gastos del Servicio Secreto, que tuvo que pagar un alquiler para poder instalar un puesto de mando en una unidad de la torre, un piso por debajo de la residencia del millonario.

En definitiva, Alles ha atribuido el aumento de gasto a los constantes viajes familiares y al amplio número de personas protegidas por el Servicio Secreto, que llega a 42, una cifra superior a los 31 individuos protegidos durante los mandatos del expresidente Barack Obama (2009-2017).

Alles está en conversaciones con miembros clave del Congreso para tratar de aumentar el límite federal al salario de los agentes con el objetivo de financiar la protección a la amplia familia presidencial en sus diferentes residencias y durante sus múltiples viajes.

Según ha publicado la CNN en abril, los frecuentes viajes de Trump a su residencia de Mar-a-Lago supusieron un gasto de más de 20 millones de dólares en sus primeros 80 días como presidente, un ritmo que, de mantenerse, haría que las facturas de viajes de su primer año en la Casa Blanca superen el total de lo que gastó su antecesor, Barack Obama, en sus ocho años de mandato.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Así es la enorme bomba que Trump ha lanzado en Afganistán

Estados Unidos lanza en Afganistán su más poderosa bomba no nuclear

ESPACIO ECO