ECONOMÍA

Viento en popa y a toda vela: el Gobierno mejorará sus previsiones de crecimiento económico

Pero "no saldremos de la crisis definitivamente hasta que no creemos 1,5 millones de puestos de trabajo más", ha dicho Luis de Guindos.

24/08/2017 14:31 CEST | Actualizado 24/08/2017 14:47 CEST
EFE
El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la presentación de la contabilidad económica este viernes.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha avanzado este viernes que el mes que viene se revisará al alza la previsión de crecimiento de la economía española para este año, actualmente fijada en el 3 %, dentro de la actualización del cuadro macroeconómico que acompañará los presupuestos de 2018.

En rueda de prensa para valorar los datos del PIB del segundo trimestre, el ministro ha dicho que a la vista del detalle de la contabilidad nacional publicado este viernes y de los indicadores del tercer trimestre que ya se conocen la actual previsión del 3 % para este año parece "muy prudente".

LOS PRECIOS AL ALZA

La economía española creció un 0,9% en el segundo trimestre, una décima más que en el trimestre anterior y la tasa trimestral más alta desde el tercer trimestre de 2015, gracias al consumo de los hogares y de las instituciones sin fines de lucro, que aceleraron su crecimiento trimestral hasta el 0,7% y el 0,2%, respectivamente. El gasto público, por su parte, moderó su avance trimestral al 0,2% y la inversión, al 0,8%.

La tasa interanual del PIB, por su parte, se aceleró una décima, hasta el 3,1%, después de dos trimestres consecutivos creciendo a tasas del 3%, según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en la que se confirman los datos avanzados a finales de julio.

Con el crecimiento trimestral del 0,9% registrado entre abril y junio se acumulan ya 15 trimestres consecutivos de avances. La tasa interanual, por su parte, acumula 14 trimestres en positivo, los últimos nueve registrando valores superiores al 3%.

El INE ha explicado que la demanda nacional contribuyó con 2,4 puntos al crecimiento interanual del PIB, una décima más que en el trimestre anterior, mientras que la demanda externa aportó siete décimas, tasa similar a la del primer trimestre.

No obstante, ha insistido en que la nueva estimación de crecimiento "volverá a ser prudente y cauta" en línea con lo que habitualmente hace el Gobierno.

De Guindos también ha sido precavido a la hora de valorar el impacto que los recientes atentados terroristas en Barcelona y Cambrils podrían tener sobre el conjunto de la economía y ha recordado que el atentado del 11M en Madrid tuvo un impacto puntual sobre el PIB trimestral que se recuperó rápidamente.

Además, ha explicado que con la información que se tiene hasta el momento el efecto a corto plazo sobre el sector turístico no está siendo relevante.

De Guindos ha subrayado que se ha recuperado el nivel de riqueza previo a la crisis pero que sigue sin alcanzarse el de empleo, un objetivo que el Gobierno espera lograr a finales de 2019 con 20 millones de ocupados.

No saldremos de la crisis definitivamente hasta que no creemos 1,5 millones de puestos de trabajo más

"No saldremos de la crisis definitivamente hasta que no creemos 1,5 millones de puestos de trabajo más", ha apuntado De Guindos que ha vinculado el descenso del peso de las rentas de trabajo -dos puntos por debajo de las cifras de 2007- a ese menor nivel de empleo y no a un descenso de los salarios.

No es la evolución de los salarios sino del empleo

El ministro de Economía ha añadido que en esta última década ha habido un "incremento de la capacidad adquisitiva".

De Guindos ha destacado que la economía española crece a un ritmo "muy fuerte", diferencial con Europa y de un modo "equilibrado".

La economía española, ha añadido, se basa en la competitividad y en una financiación en condiciones favorables gracias, no solo a la política monetaria expansiva, sino al efecto de las reformas emprendidas.

De cara al inicio del curso político, De Guindos ha señalado entre los temas más inmediatos la ley de crédito inmobiliario -que llevará al Consejo de Ministros en las próximas semanas-, el inicio de la consulta pública de la transposición de la directiva MiFid y la reforma de los organismos reguladores.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

MÁS:Economía