TENDENCIAS

Esta madre explica por qué no está enseñando a leer a su hijo de cinco años

"Está demasiado ocupado aprendiendo otras cosas".

25/08/2017 13:04 CEST | Actualizado 25/08/2017 13:41 CEST

Crystal Lowery ha compartido en Facebook las razones por las que no está enseñando a leer a su hijo de cinco años.

La madre, cómica y autora del blog Creepy Ginger Kid, sostiene que aunque ella y su familia le leen libros a su hijo muchas veces, no están siguiendo la mecánica tradicional de leer con él.

"Aún no", escribe en una publicación de Facebook. "Está demasiado ocupado aprendiendo otras cosas".

Crystal enumera las cosas que su hijo está haciendo en vez de leer; como, por ejemplo, hacer ejercicio, ser creativo y descubrir la clave de la felicidad.

"Está aprendiendo a construir. Con bloques, con palos, con piezas de Lego... Nota el peso de los diferentes materiales con sus deditos regordetes y analiza la integridad física de las estructuras que va construyendo", escribe la madre.

"Está aprendiendo a ser creativo. A dibujar monstruos en sus libros de colorear y a construir naves espaciales con cajas de cartón".

"Está aprendiendo sobre los ecosistemas. Sobre los bichos, las flores, las tormentas... y observa cómo la fauna y la flora conviven en el mundo de manera interdependiente".

Aunque puede que no llegue al colegio con 'capacidad de lectura avanzada', llegará a clase con mucho más.

Hobbies aparte, Crystal asegura que su hijo está aprendiendo a disculparse, a perdonar y a centrarse en su personalidad.

"Aprende lecciones importantes todos los días", escribe. "Y aunque puede que no llegue al colegio con 'capacidad de lectura avanzada', llegará a clase con mucho más". Y entonces enumera:

— "Con la capacidad para probar cosas nuevas sin frustrarse.

— Con la capacidad para hacer amigos, incluso aunque la amistad pueda ser complicada a veces.

— Con la capacidad para escuchar a los demás y seguir instrucciones.

— Con la capacidad para resolver problemas".

En una entrevista con el HuffPost Reino Unido, Crystal explica que escribió la publicación "para recordarles a los padres que hay muchas otras cosas que los niños pequeños tienen que aprender, además de a leer".

"En un primer momento, empezamos a enseñar a leer a nuestro hijo. Sin embargo, mi marido y yo decidimos cambiar de enfoque tras leer estudios que sugerían que enseñar a leer a un niño demasiado pronto no es la mejor manera de enseñarle lectoescritura y que, de hecho, puede resultar un obstáculo", cuenta.

"Mi marido y yo le damos mucha importancia a la educación, así que hemos investigado mucho en cuestiones de paternidad. Me di cuenta de que intentaba presionar a un niño de 18 meses para que aprendiera a leer y para que yo pudiera presumir. Cambiamos de enfoque porque nos preocupábamos por él, no por vaguería".

Las palabras de Crystal sirvieron de inspiración para muchos usuarios de Facebook, que respondieron de forma positiva a la publicación.

"Me encanta", escribe un usuario. "La presión a la que sometemos a nuestros pequeños es surrealista. ¿Es que un niño de cinco años no puede ser un niño de cinco años? Ya van a pasarse unos 15 años yendo a clase, no voy a meterles prisa durante estos años tan bonitos. También creo que es más importante tener un hijo amable y que sepa comportarse que uno que sepa leer esto y hacer aquello".

Otro comenta: "Le estás dedicando todo tu tiempo y le estás dejando explorar su mente y ser más imaginativo, he de decir que sois muy buenos padres".

Este artículo fue publicado originalmente en la edición británica del 'HuffPost' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los seis (seudo)consejos de padres que más me exasperan

Carta a mi hija: cuatro cosas que espero que no heredes de mí

¿Qué debe saber un niño de cuatro años?

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!