ECONOMÍA

Gasolina (un poco) más barata a la vuelta de vacaciones

Consejos y trucos para ahorrarte algunos euros en la cuesta de septiembre.

31/08/2017 21:47 CEST | Actualizado 31/08/2017 21:47 CEST

Baja la gasolina justo cuando volvemos de vacaciones. ¡Albricias! Con moderación, que la alegría es de décimas. En concreto, de un 0,3%. El precio de los carburantes ha caído en España por primera vez en 35 días. Una rebaja en dual, que encadena una segunda semana de caídas al inicio de la operación retorno. Llenar un tanque diésel de 50 litros cuesta 53,5 euros, apenas un 0,3% menos, según Oil Bulletin. El descenso es tan poco útil como una nevera en el Polo Norte.

Esta liviana rebaja obliga a hacer malabares con el uso del combustible porque lo que es la rebaja no se ve ni con catalejo. Desde El HuffPost nos compadecemos de todos vosotros que volvéis ahora de vacaciones -nosotros ya nos fuimos y ya volvimos: no os tenemos pelusa- y compartimos con vosotros unos generosos trucos -con el asesoramiento del suplemento Motor de El País- para ahorrar gasolina si estáis a punto de emprender la vuelta a casa.

PLANIFICA

Tener clara la ruta antes de subirse al coche permitirá trazar el camino más corto y, por lo tanto, el recorrido más óptimo para gastar menos combustible.

PUESTA A PUNTO

Antes de iniciar el viaje, revisa los principales componentes del vehículo, entre ellos el filtro del aire acondicionado, para evitar que esté obstruido y consuma más energía de la necesaria.

NEUMÁTICOS

Los neumáticos viajan en constante contacto con el asfalto. Si están desgastados pueden aumentar el gasto de combustible un 15%.

COMBUSTIBLE

Algunos optan por ahorrar comprando combustible low cost. Y, aunque en principio puede parecer buena idea, hay que tener en cuenta que ofrecen peor rendimiento que los combustibles de marcas reconocidas. Si por ahorrar al llenar el tanque vas a tener que repostar más veces, vas a acabar pagando lo mismo.

Lo recomendable, entonces, es utilizar un combustible de calidad, que ofrezca buen rendimiento. Para esta opción es aconsejable utilizar distribuidores de calidad y, ya puestos, que tengan tarjetas de fidelización.

Vale la pena localizar estaciones en las que el precio sea más ventajoso en portales como el de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) y otros comparadores de precios. Si el fabricante no señala explícitamente el uso de gasolina 98, utiliza gasolina sin plomo 95. La diferencia en euros es significativa.

TÉCNICA

Repostar a comienzos de semana sale más barato que hacerlo durante el fin de semana, cuando el incremento de tráfico es evidente. Lo mismo para momentos críticos de la operación retorno.

Llenar el depósito con el gatillo de la manguera a media presión ahorra combustible, porque apretando a tope se generan más gases y se incrementa la evaporación. Al acabar, se debe girar la boquilla para que caiga el combustible acumulado

No tiene sentido apurar el depósito de gasolina. Además de que podemos quedarnos sin combustible en cuanto surja alguna complicación (una gasolinera cerrada, un atasco o un desvío), en términos de ahorro la mayor presencia de aire en el depósito favorece la evaporación. Por si fuera poco, cuando el nivel es muy bajo la bomba puede succionar la suciedad acumulada.

MARCHAS

Recomendamos utilizar siempre la marcha más larga que se pueda según la carretera, el vehículo y las condiciones del tráfico.

KILÓMETROS DE CRUCERO

Dos máximas: velocidad constante y evitar los acelerones y frenazos repetidos a lo largo de un trayecto. Diversos estudios sostienen que conduciendo con marchas largas a una velocidad constante se puede ahorrar hasta un 10% de gasolina.

EQUILIBRA

Evitar dejar en la parte de atrás equipajes que puedan desplazarse hacia la parte delantera a causa de un frenazo brusco o un cambio de rasante. Sobrecargar el coche de equipaje acaba notándose en el bolsillo. Por cada cien kilos, el consumo de combustible aumenta un 5%. Aligera.

CUIDADO CON EL AIRE

Como el aire acondicionado incrementa considerablemente el consumo de combustible, vas y bajas las ventanillas. Pero ojo, hacerlo a partir de los 80 kilómetros por hora aumenta el consumo de carburante más que el aire acondicionado, por lo que en autovías y vías rápidas es recomendable usar los climatizadores.

LUBRICANTE Y REFRIGERADOS

Con poco lubricante se mantiene elevada lo que reduce el rendimiento del motor y aumenta el consumo.

Pese a este mísero 0,3 % de rebaja, la gasolina de España sigue siendo una de las más baratas de la Unión Europea, sólo por detrás de Polonia y Rumanía. Según el boletín europeo que recoge los precios de los carburantes, un litro de gasolina en Francia cuesta 1,340 euros mientras que el Portugal sube hasta los 1,436 euros por los mayores impuestos. En esta línea, en Italia el coste del litro de combustible alcanza los 1,499 euros y en Alemania ronda los 1,350 euros. Así, la diferencia entre llenar el depósito de 50 litros en España o por ejemplo en Portugal es de algo más de 12 euros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR