POLÍTICA

El Pleno del Parlament aprueba la ley del referéndum con la oposición ausente

Solo logra los votos de los independentistas tras una crispado debate de horas

06/09/2017 21:34 CEST | Actualizado 06/09/2017 23:40 CEST

Un paso adelante. El Pleno del Parlament ha aprobado este miércoles por la noche la ley del referéndum con el voto a favor del bloque independentista (Junts pel Sí y la CUP).

Esta ley se ha introducido de manera exprés en el Pleno del Parlament de este miércoles, lo que ha provocado la indignación y el malestar de los grupos de la oposición que han intentado frenar durante la maratoniana jornada el debate. Ciudadanos, el PSC y el PP no han participado en la votación final.

La ley ha salido adelante gracias a los 72 votos a favor de los grupos independentistas de JxSí y la CUP, y del diputado no adscrito, Germà Gordó, ninguno en contra y 11 abstenciones de Catalunya Sí Que Es Pot. Al conocerse el resultado, los parlamentarios secesionistas y los miembros del Govern se han levantado y han cantado Els segadors.

La aprobación ha dejado vía libre al Govern, que ha firmado dos horas más tarde, al filo de la medianoche, el decreto de convocatoria del referéndum del 1-O. Han estampado su rúbrica todos los miembros del Ejecutivo para compartir responsabilidades.

CRISPADO Y MARATONIANO DEBATE

El debate arrancó a las diez de la mañana, pero se ha visto interrumpido en varias ocasiones por las quejas de la oposición. La Mesa del Parlament ha desoído las recomendaciones tanto de los letrados como del Consejo de Garantías, que se han mostrado en contra de la tramitación de esta ley de ruptura.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha protagonizado a lo largo del día duros choques con los portavoces de la oposición. Gritos, encontronazos verbales y una sensación de bochorno ha recorrido toda la sesión.

El Gobierno ha seguido atentamente la sesión desde Madrid. El presidente, Mariano Rajoy, ha solicitado al Constitucional que anule los acuerdos del Parlament y que busque a los responsables penales. En el ojo de mira está Forcadell. Además, la Fiscalía ha anunciado que se querellará contra los miembros de la Mesa del Parlament que han tramitado la ley.

Después de la votación, la líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, ha avanzado que pretende presentar una moción de censura contra el jefe del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont.