TENDENCIAS

Las pruebas de ADN confirman que Salvador Dalí no es el padre de Pilar Abel

El juicio por la demanda de paternidad se celebrará el 18 de septiembre en Madrid.

06/09/2017 17:16 CEST | Actualizado 06/09/2017 19:31 CEST
Getty Images
Pilar Abel y Salvador Dalí.

No son padre e hija. Según ha adelantado el periódico La Vanguardia y ha confirmado poco después la Fundación Gala-Salvador Dalí, el análisis del ADN extraído del cadáver embalsamado de Salvador Dalí ha demostrado que el pintor surrealista no es el padre de la pitonisa de Figueres (Girona) Pilar Abel.

"Tras analizar las muestras biológicas de Pilar Abel Martínez y las obtenidas en la exhumación de los restos mortales de Salvador Dalí, (...) los resultados obtenidos permiten excluir a Salvador Dalí como padre biológico de María Pilar Abel Martínez", asegura la Fundación en un comunicado emitido tras recibir el dictamen del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

Los resultados obtenidos permiten excluir a Salvador Dalí como padre biológico de María Pilar Abel Martínez.

Según recoge la agencia Europa Press, el resultado de las pruebas no ha sido una sorpresa para este organismo, que asegura que "no ha habido en ningún momento indicio de veracidad de una pretendida paternidad". Además, han vuelto a lamentar la decisión de la juez de Madrid que han tachado de "inusual e injustificada" y han señalado que es inadecuada y desproporcionada. De ahí que desde la fundación recuerden la posibilidad de demandar los costes relacionados con la operación.

El forense Narcís Bardalet, quien embalsamó el cuerpo del artista en 1989 tras su muerte, también se ha manifestado en esta línea. Poco después de conocer los resultados de las pruebas ha confirmado que éstas eran sus sospechas. "Ya lo venía diciendo, pero no haré declaraciones hasta pasado el juicio porque cuento con informaciones médicas" de tipo confidencial, ha dicho.

Por otra parte, Pilar Abel también se ha asegurado no haber recibido comunicación del juzgado sobre las pruebas de ADN y ha remarcado que se ha enterado por los medios. La pitonisa no parece dispuesta a aceptar el resultado. Lo había dicho tiempo atrás cuando aseguró que si los resultados no eran positivos continuaría intentando averiguar la verdad: "No contemplo otro escenario".

El ADN DE DALÍ

El resultado del análisis llega mes y medio después de que se extrajesen las muestras biológicas necesarias para realizar dichas pruebas y dos semanas antes de que se celebre el juicio por paternidad, previsto para el lunes 18 de septiembre en Madrid.

El día 26 de junio la titular del Juzgado de Primera Instancia número 11 ordenó abrir la tumba con el fin de extraer material biológico y comprobar la supuesta paternidad que reivindicaba Abel. La exhumación se llevó a cabo el día 20 de julio.

Para desenterrar los restos mortales del artista, en el Teatre-Museu de Figueres, fue necesario retirar una losa de una tonelada y media de peso debajo de la cual descansaba Dalí desde hacía 28 años. La apertura del ataúd se produjo a las 22:20 horas y el cierre, a las 23:40. Tras esta operación, para la que se instalaron dos carpas gigantes sobre la tumba y la zona de trabajo de modo que no pudiese ser captada por los medios, el secretario de la Fundación Gala-Salvador Dalí, Lluís Peñuelas, dio una rueda de prensa para contar a los medios sus primeras conclusiones.

Una de las cosas que destacó fue que el bigote del pintor catalán conservaba su "clásica postura de las 10 y 10" y señaló que el momento fue "muy emocionante", tanto para el forense Narcís Bardalet como para el resto de los representantes de la fundación.

De esa exhumación, el equipo forense extrajo muestras de pelo, uñas, dientes y dos huesos de las extremidades inferiores a fin de cotejar con las pruebas genéticas de Abel.

AÑOS RECLAMANDO ESTAS PRUEBAS

Abel inició su particular y fallida cruzada para ser reconocida como hija de Dalí en diciembre de 2007 cuando presentó su primera demanda de paternidad. La vecina de Figueres, 61 años, se ha sometido desde entonces a cuatro pruebas, por eso, cuando la juez accedió a la exhumación del cuerpo de Dalí, recibió la noticia con gran alegría. "Ya era hora, ¿no? Estoy contenta. Después de tantas pruebas de ADN sin darme los resultados, al menos que haya una que me lo dé", dijo en una rueda de prensa días antes de la exhumación.

Hizo estas declaraciones pero nunca contó cuáles eran sus intenciones más allá del reconocimiento. "Quiero la verdad", ha declarado en numerosas ocasiones, sin referirse a si pretendía pedir ser nombrada heredera del genio surrealista ni tampoco utilizaría su apellido (al que sí habría tenido derecho).

Abel, que en 2008 denunció a Javier Cercas por reconocerse en el personaje de Conchi en Soldados de Salamina y al que le pidió 700.000 euros como compensación, se ha cansado de contar que fue su abuela la que le dijo que era hija del artista y que años después se lo preguntó a su madre, que no se lo negó. "Yo le dije: 'Mamá, este señor, Salvador Dalí, ¿era mi padre? Mira que es feo...'. Me contestó: 'Tenía su encanto. Sí que es tu padre".

- El bigote de Dalí conservaba la clásica postura de "las 10 y 10"

- Desentierran los restos mortales de Salvador Dalí para una prueba de ADN

- En busca del ADN de Dalí

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!