POLÍTICA

La Fiscalía presenta la querella contra el Govern por desobediencia, prevaricación y malversación

La Fiscalía ordena también a los Mossos impedir el referéndum.

08/09/2017 14:18 CEST | Actualizado 08/09/2017 16:40 CEST
EFE
Junqueras y Puigdemont

La Fiscalía Superior de Cataluña ha presentado una querella contra el presidente catalán, Carles Puigdemont, y el resto de miembros del Govern por los delitos de la desobediencia, prevaricación y malversación, un último delito que implica penas de prisión.

La querella, anunciada ayer por el fiscal general del Estado, José Manuel Maza y formalizada hoy ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, se presenta por la convocatoria del referéndum del 1 de octubre, que el Tribunal Constitucional ya ha dejado en suspenso de forma cautelar, al admitir a trámite los recursos presentados por el Gobierno.

La Fiscalía solicita que se reciba "declaración en calidad de investigados" a todos los miembros del Govern por estos tres delitos.

En la querella, la Fiscalía justifica la inclusión del delito de malversación de caudales públicos porque entiende que el Govern pone en marcha un procedimiento, el referéndum, "que va a generar un importante gasto público".

"Impulsar la celebración del referéndum supone consumar el despojo de fondos públicos", sostiene la querella, redactada por el Fiscal Superior de Cataluña, José María Romero de Tejada.

"Los miembros del Govern no pueden desconocer que su decisión de convocar el referéndum de autodeterminación conlleva necesariamente el uso ilegal de fondos públicos", señala la querella, que recuerda que la propia ley de los presupuestos de la Generalitat de este año ya preveía habilitar partidas para sufragar este referéndum.

En la querella presentada, la Fiscalía pide al TSJC que se acuerden las medidas cautelares que se estimen pertinentes "para el aseguramiento de las responsabilidades pecuniarias en que pudieran incurrir los ahora querellados", incluyendo la exigencia de fianza, y, en su caso, embargo de bienes en la cuantía que se fije.

INSTRUCCIÓN A LOS MOSSOS PARA IMPEDIR EL REFERÉNDUM

El fiscal general del Estado también ha dictado una instrucción en la que insta a las fuerzas de seguridad a actuar ante cualquier preparativo del referéndum del 1-O desarrollado por autoridades, funcionarios públicos o incluso particulares.

Maza envió ayer esa instrucción, a la que ha tenido acceso Efe, al fiscal superior de Cataluña y a los cuatro fiscales jefes provinciales de esa comunidad autónoma.

En ella, insta a instruir a los máximos responsables de la Guardia Civil, la Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra para que, en funciones de policía judicial, elaboren atestados e intervengan los efectos del delito "ante cualquier actuación de autoridades, funcionaros públicos o de particulares, en connivencia con los anteriores, dirigida a la organización del referéndum".

En primer lugar, se dirige al fiscal superior de Cataluña y le manda impartir su instrucción general a los responsables de esos cuerpos, concretamente al general jefe de la zona de la Guardia Civil, al jefe superior de Policía de Cataluña y al Major del Cos de los Mossos.

Esta instrucción la deben remitir a "los servicios y unidades centrales a su mando" en Cataluña, para que en sus funciones de policía judicial elaboren atestados en caso de que se realicen preparativos para la consulta.

En segundo lugar, ordena a los fiscales jefes de cada provincia notificar la instrucción del fiscal superior de Cataluña a los responsables de las fuerzas de seguridad en cada uno de esos territorios con el fin de que actúen del mismo modo ante cualquier actuación en el ámbito local o provincial.

Estos fiscales notificarán asimismo, por orden de Maza, su instrucción a los fiscales jefes de área de cada provincia "para que estos las cumplimenten en su respectiva demarcación".

Además, emplaza al fiscal superior y a los fiscales jefes a remitir instrucciones particulares si tienen conocimiento de cualquier acto concreto dirigido a la organización del referéndum.

Y a que incoen diligencias de investigación y formulen denuncias o querellas cuando reciban atestados o tengan conocimiento por otra vía de actos preparativos del 1-O.

A su juicio, la notoriedad de la prohibición de la organización hace que cualquier conducta de autoridades, funcionarios o particulares dirigida a tal fin sea indiciariamente constitutiva de delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de caudales públicos.

En la instrucción -dictada antes de que el TC anulara anoche el referéndum- se citan las resoluciones anteriores en las que ese tribunal ya había recalcado la ilegalidad de esa convocatoria, unos pronunciamientos "reiterados de forma clara, sin fisuras, públicos y difundidos", expone Maza en su escrito.

La instrucción afirma que los pronunciamientos del TC dejan clara la "falta de competencia de la Comunidad Autónoma de Cataluña para convocar consultas, incluso no referendarias, que versen sobre cuestiones que afectan al orden constituido", por lo que "queda fuera de toda duda la ilegalidad de cualesquiera actos dirigidos a la celebración del referéndum de autodeterminación".