NOTICIAS

Así es el 'testamento' de uno de los terroristas del 17-A: disculpas y saldar deudas

'Interviú' destapa el atestado de los Mossos en el que se lee la última voluntad de Said Aalla: "El día del juicio final ya está determinado", escribió.

11/09/2017 20:23 CEST | Actualizado 11/09/2017 20:23 CEST
EFE
Said Aalla, en la imagen difundida por los cuerpos policiales el pasado 18 de agosto.

Said Aalla, uno de los terroristas muertos tras los atentados en Barcelona y Cambrils, dejó escrito una especie de testamento antes de los ataques. Según ha informado la revista Interviú, este joven camarero de 18 años que trabajaba en un bar de Ripoll (Girona) -donde se forjó la célula yihadista- se disculpaba ante su familia en este documento y saldaba deudas económicas, todo ello en castellano. Luego, en árabe, citaba un pasaje del Corán, en una especie de despedida. Unas horas después de redactar esas líneas, salía con su hermano para matar. Según los investigadores, él era quien conducía el famoso Audi A3 con el que llegaron los terroristas a Cambrils.

"Os pido perdón por las molestias que os he causado, sobre todo a los padres i en especial a mi madre" (sic), se lee en el texto, escrito a mano y con faltas de ortografía, según figura en el atestado de los Mossos d'Esquadra al que ha tenido acceso Interviú. "Us dejo encargados de vender todas mis cosas (...) para cubrir las deudas que os devo: -1.000 € (mi madre), -1.000 € (Mohamed [parece ser su otro hermano, detenido tras los ataques y luego puesto en libertad])", explica el manuscrito recuperado en el mismo piso donde vivía con su familia. "I lo que sobre lo dais de (...) a los pobres", concluye. Este último deseo coincide con lo que se denomina zakat, uno de los cinco pilares del Islam, consistente en dar limosna.

(Puedes seguir leyendo tras el tuit...).

"Es el último trámite del muyahidín (soldado) para ponerse a bien con sus seres queridos y con Alá antes de morir", explican a la citada publicación expertos en la lucha contra el terrorismo islámico. Además, se siguen los requisitos islámicos que obligan al buen musulmán a saldar las cuentas pendientes antes de reunirse con Alá: "Todo será perdonado al mártir, excepto la deuda".

Aalla dejó otro escrito, en árabe, en el que copia la Sura número 78 del Corán: "El Día del Juicio Final ya está determinado. Ese día se soplará la trompeta y os presentaréis en grupos. Se abrirá el cielo y será todo puertas. Las montañas serán arrancadas y creeréis que es un espejismo".

Varios analistas de Inteligencia que han tenido acceso a la citada carta explican que el encabezamiento: "Si me sobreviene la muerte os dejo una nota...", muestra que los terroristas no "tenían claro que fuera necesario que se suicidaran tras cometer los atentados".

Así pues, parece claro que se improvisó, ya que el plan inicial era volar la Sagrada Familia con un camión lleno de explosivos, según la tesis de la investigación.

La carta fue "escrita apresuradamente, es breve y carece de detalles", lo que la distingue de otras despedidas yihadistas, en las que se telefonea a las madres, se graban vídeos elaborados o se firman cartas detalladas, como sucedió con los autores del 11-M en Madrid.


Las claves de los ataques terroristas de Cataluña par elhuffpost

MÁS SERIES