INTERNACIONAL

Un atentado terrorista con explosivos deja 22 heridos en el metro de Londres

El suceso ocurrió en un tren en la estación de Parsons Green, cerca del barrio de Wimbledon. Los pasajeros sufren quemaduras y heridas por la estampida.

15/09/2017 10:01 CEST | Actualizado 15/09/2017 18:56 CEST
REUTERS
El cubo donde tuvo origen supuestamente el fuego, en una imagen difundida por Reuters.

22La Policía británica investiga como un acto "terrorista" una explosión registrada esta mañana en el Metro de Londres, en la línea District Line, según ha informado Scotland Yard. El servicio de ambulancias de la ciudad ha informado de que la deflagración ha dejado 22 heridos, ninguno de ellos de gravedad. La mayoría tiene quemaduras y lesiones producidas al tratar de escapar, en la estampida posterior.

La deflagración ocurrió en un tren en la estación de Parsons Green, cerca del barrio de Wimbledon, en el suroeste de la capital británica. La estación ha sido cerrada y la línea ha sido suspendida temporalmente.

(Puedes seguir leyendo tras el tuit...).

Al parecer, el explosivo estaba en cubo blanco, metido a su vez en una bolsa de congelador del supermercado Lidl, con lo que parecía ser unos cables saliendo de él, según varios testigos; estaba posado sobre el suelo de uno de los vagones. El jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Mark Rowley, ha dicho que se trataba de un artefacto de fabricación casera.

Sky News está informando de que el explosivo podría no haber detonado por completo, lo que ha evitado daños mayores ya que el vagón el tren en el que se ha producido el ataque tenía capacidad para 865 pasajeros.

Rowley no ha podido decir si alguna persona ha sido detenida en relación con este ataque, pero sí ha pedido que "si algún miembro del público tiene cualquier información sobre este incidente, debería, por favor, llamar con urgencia" a las autoridades.

El comisionado Neil Basu, el principal coordinador nacional de la policía antiterrorista del Reino Unido, ha ratificado que se trata de un incidente terrorista, según un comunicado, pero no ha aportado más detalles, si ha sido responsabilidad de radicales islámicos o de la extrema derecha.

Miembros de los servicios secretos británicos, el conocido como MI5, colaboran ya en esta investigación analizan imágenes de las cámaras de seguridad para tener alguna pista. La población, dicen todos los cuerpos policiales con presencia en Londres, debe estar "alerta", aunque "no alarmada".

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

REUTERS
Imagen del cubo ardiendo que, según varios testigos, fue el origen del fuego.

"Estamos al tanto de un incidente en Parsons Green. Los agentes están en el lugar. La estación está cerrada", señaló la Policía del Transporte de Londres.

Por su parte, Transport for London (TfL), que opera el Metro de la capital británica, señaló que investiga el incidente en la estación, en plena hora punta, y pidió a los pasajeros que normalmente utilizan la línea District Line que busquen otras alternativas de transporte.

Los servicios de emergencia británicos han acudido a la estación, ubicada en una de las principales líneas del Metro de Londres, después de que se produjera el incidente a las 07.21 GMT. "Hemos enviado muchos recursos al lugar, incluso ambulancias, agentes de respuesta de incidentes y un equipo especializado en sustancias peligrosas", señaló Natasha Wills, portavoz del Servicio de Ambulancias de Londres.

Temporalmente, habrá un mayor despliegue policial en toda la capital, especialmente en la red de transporte.

(Puedes seguir leyendo tras los vídeos...).

TESTIMONIOS DE PÁNICO

Robyn Frost, una pasajera presente hoy en el tren del Metro de Londres donde se produjo una explosión, afirmó que "la gente corría por la estación cubierta de sangre" y que "gente salía corriendo y gritando intentando huir", informa EFE.

Richard Aylmer-Hall, de 53 años, otro de los viajeros, estaba sentado en el metro de camino al centro de Londres cuando comenzó a darse una situación de pánico alrededor. Vio a varias personas heridas tratando de huir y muchas fueron pisoteadas mientras intentaban escapar de la estación.

Una mujer que estaba de pie en la plataforma mientras los pasajeros salían del vagón del metro señaló que "desde el otro extremo del tren se veía una bola de fuego".

Al tratar de huir de Parsons Green, muchos de los pasajeros salieron con cortes y magulladuras, por lo que tuvieron que ser atendidos por la ambulancia que acudió al lugar de los hechos.

Un pasajero, nombrado sólo como Lucas, dijo a BBC que escuchó "una explosión muy fuerte" y cuando miró hacia atrás parecía haber una bolsa quemada pero en un principio no lo relacionó. "Vi a personas con lesiones leves, quemaduras en la cara, brazos, piernas, pero todos se ayudaban entre si", añadió.

Muchos viajeros comentaron en Twitter la situación "¿Qué está pasando en Parsons Green? Nunca he estado tan asustado". Otro de los viajeros señaló: "Bajé las escaleras y al cabo de un rato la gente se amontonaba una encima de la otra y se caía tratando de correr rápido".

Chris Wildish, que estaba en el tren, dijo que vio un "dispositivo" en el último tren y que lo identificó como "un cubo blanco en una bolsa blanca de supermercado". "Las llamas todavía estaban saliendo de él cuando lo vi y tenía un montón de cables colgando de él - sólo puedo asumir que fue hecho a propósito", añadió.

"Hubo pánico mientras la gente se apartaba del tren, escuchando lo que parecía ser una explosión. Hubo mucho pánico", dijo Riz Lateef, que estaba en la misma estación.

Otro testigo, de nombre Sham, declaró que vio a un hombre con toda la cara ensangrentada y que había gente llorando. "Había mucha gente cubierta de sangre y cojeando. Vi a un hombre con la cara cubierta de sangre. Nunca vi algo así", añadió.

Una persona que presenció los hechos citada por Reuters insiste en que se escuchó un ruido y de pronto unas llamas se fueron propagando por los vagones. Los pasajeros, en la estampida, se pisoteaban unos a otros tratando de escapar a un lugar seguro.

LLAMAMIENTO A LA CALMA

El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, ha pedido hoy "calma" y subrayó la importancia de "no especular" sobre la naturaleza de la explosión en Londres. En una declaración a los medios, pidió a la población que continúe con su vida normal.

La primera ministra, Theresa May, confirmó más tarde que el Reino Unido no cambiará su nivel de amenaza terrorista al mantenerse en "grave", el segundo más alto de una escala de cinco y que significa que un atentado es altamente probable. May indicó que el dispositivo casero "tenía como objetivo causar un gran daño" y pidió a los ciudadanos que se mantengan "alerta" en el transporte público de la capital británica.

"La policía y los servicios de seguridad están trabajando para comprender al completo las circunstancias de este cobarde ataque e identificar a los responsables", afirmó.

La conservadora presidió esta tarde una reunión del comité de emergencia Cobra, formado por los principales ministros, las fuerzas del orden y representantes de los servicios secretos, aunque en esta ocasión también se sumó el alcalde de Londres, el laborista musulmán Sadiq Khan.

"La amenaza terrorista a la que nos enfrentamos es grave, pero trabajando unidos les derrotaremos", dijo May, y felicitó por su "profesionalidad" a la policía y a los servicios de emergencia. Además, al serle preguntada por las declaraciones del presidente de EEUU, Donald Trump, en las que sugirió que los autores del atentado estaban en el radar de la policía, May contestó que "especular sobre una investigación en marcha no ayuda a nadie".

Tras el ataque, el alcalde de Londres dijo que la ciudad "condena enteramente a esos individuos que intentan usar el terror para hacernos daño y destrozar nuestra forma de vida". "Como Londres ha demostrado una y otra vez, el terrorismo no nos intimidará ni nos vencerá", señaló el primer edil de la ciudad.

(Puedes seguir leyendo tras el tuit...).

"Nuestra ciudad condena enteramente a esos individuos que intentan usar el terror para hacernos daño y destrozar nuestra forma de vida. Como Londres ha demostrado una y otra vez, el terrorismo no nos intimidará ni nos vencerá", señaló el regidor. Además, pidió a los londinenses que "mantengan la calma y permanezcan alerta" mientras se esclarecen los hechos.

Gran Bretaña ha sufrido cuatro ataques atribuidos a terroristas en lo que va del año, que han causado la muerte de 36 personas. En 2005, otras 52 personas murieron cuando cuatro islamistas británicos realizaron ataques suicidas con bomba contra tres trenes subterráneos de Londres y en un autobús.

Explosión en el Metro de Londres