POLÍTICA

Puigdemont asegura que "hay un estado de excepción encubierto" en Cataluña

El Gobierno, denuncia, "no tiene el coraje de decretarlo oficialmente, porque tiene vergüenza de recortar derechos y libertades".

15/09/2017 22:12 CEST | Actualizado 15/09/2017 22:42 CEST
EFE
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el Teatro Principal de Badalona, durante el acto de esta noche del PDeCAT en favor de la consulta.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado esta tarde que en Cataluña "hay un estado de excepción encubierto" y que el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) "no tiene el coraje de decretarlo oficialmente, porque tiene vergüenza de recortar derechos y libertades". "Rajoy dice que esto no había pasado nunca en democracia, y es verdad", ha bromeado Puigdemont.

Lo ha hecho en un mitin del PDeCAT en Badalona, un acto a favor del referéndum celebrado en el Teatro Principal de la ciudad, en el que ha hecho alusión a los registros de imprentas a la búsqueda de urnas y papeletas, la presencia de la Guardia Civil en las redacciones de medios de comunicación que han publicado el anuncio de la Generalitat sobre el referéndum de autodeterminación y la propaganda confiscada en las últimas horas.

"¿Dónde estaba la Guardia Civil este verano cuando los necesitábamos en el aeropuerto? ¿Dónde estaban mientras la gente perdía sus vuelos?", ha preguntado.

Puigdemont ha censurado además la actuación de la Fiscalía para frenar actos y publicaciones que promuevan el referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional: "¡Ni la Ley Fraga se atrevía a tanto!", ha reprochado, en alusión a la norma aprobada por el que fuera ministro de Información durante el franquismo y, luego, fundador del PP, Manuel Fraga Iribarne, y que puso mordaza a los medios de comunicación del país.

"El 1 de octubre, o sale reforzado Rajoy y su España en blanco y negro, la España del Nodo y la Ley Fraga, o ganamos los demócratas", ha dicho Puigdemont, que ha calificado la situación actual en Cataluña de "estado de excepción encubierto". A su juicio, para "para el Estado la primera amenaza no parece que sea el terrorismo o la seguridad, son las papeletas".

Puigdemont ha recriminado al Gobierno que no tenga "coraje" para declararlo "oficialmente", sino que busque los mismos efectos de tapadillo porque, a su entender, les da "vergüenza" estar recortando derechos a los catalanes. "Han perdido el norte y están a punto de perder el noreste si no vigilan", ha ironizado el presidente catalán, que ha zanjado: "No sé si reformarán el código penal para incluir que por el simple hecho de ser catalán tienes una querella garantizada".

Han perdido el norte y están a punto de perder el noreste si no vigilan

"Rajoy hace tiempo que tiene un problema que se llama Rajoy", ha señalado el presidente de la Generalitat, que ha agregado: "Lo que se ve estos días no se había visto nunca en democracia".

Puigdemont ha recuperado la metáfora en la que el vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, comparó "la nación española" con un transatlántico y ha dicho: "Si España es como un gran transatlántico, el PP es su iceberg".

Inicio campaña por el Sí