NOTICIAS

La Fiscalía pide trabajos en beneficio de la comunidad para una mujer por abofetear a su hijo

Sustituye así su petición de siete meses de cárcel.

18/09/2017 13:57 CEST | Actualizado 18/09/2017 13:57 CEST
EFE

La Fiscalía ha sustituido su petición de siete meses de cárcel para una mujer que ha sido enjuiciada este lunes por darle un bofetón a su hijo de 13 años tras recriminarle su bajo rendimiento escolar y el desorden de su cuarto, por una pena de trabajo en beneficio de la comunidad.

Durante la vista oral celebrada en el Juzgado de lo Penal 3 de Granada, el Ministerio Público ha rebajado además de dos años a seis meses y un día la orden de alejamiento que también pedía para la madre por un delito de maltrato familiar, según han informado a Efe fuentes judiciales.

La mujer, vecina de Albolote (Granada), ha admitido durante la celebración del juicio rápido, que ha quedado visto para sentencia, que le dio un bofetón a su hijo en la cara tras recriminarle el desorden de su dormitorio, su bajo rendimiento escolar y la apertura de correspondencia ajena, entre otras cosas.

Pero que lo hizo presa de los nervios después de comprobar que regañarle no funcionaba, ha indicado a Efe su abogada, María Luisa Ruiz Ortiz.

La letrada ha sustentado su defensa en que, en la obligación de los padres de educar a sus hijos, se dan a veces situaciones en las que es necesario reprender así al menor pero sin que eso lo convierta en un "niño maltratado".

Entiende también la defensa que al menor, que no vive en una familia desestructurada, sino "normal y corriente", podría perjudicarle una orden de alejamiento de su madre porque ningún otro familiar podría hacerse cargo de él, luego, de aceptar el juez la petición de la Fiscalía, tendría que ir a un centro de acogida, lo que a su juicio contribuiría además a acrecentar su rebeldía.

Los hechos, según publica hoy el diario Ideal, ocurrieron cuando la mujer y su hijo estaban en el domicilio compartido por ambos, donde se inició una discusión verbal hasta que la acusada, según el escrito de acusación del fiscal, "en estado de extrema agresividad y en la pretensión de menoscabar la integridad física de su hijo, propinó a éste un bofetón".

El niño, que solo necesitó una asistencia médica, se dirigió después a casa un vecino, que fue al parecer quien denunció los hechos.