ECONOMÍA

Montoro dice que el control del presupuesto catalán será indefinido

El ministro de Hacienda justifica la intervención de las cuentas de la Generalitat en la obligación de velar por el déficit y la estabilidad presupuestaria de España.

20/09/2017 17:05 CEST | Actualizado 20/09/2017 19:26 CEST
Congreso

Todo pasa por Bruselas, también el control de cuentas de la Generalitat de Cataluña. Además de decir que el control se mantendrá de manera indefinida durante los meses que sean necesarios para garantizar la estabilidad y el cumplimiento de la legalidad vigente, el ministro de Hacienda ha atribuido las últimas decisiones del Gobierno al cumplimiento del mandato europeo. Ha sido al inicio de su comparecencia ante la Comisión de Hacienda del Congreso, para explicar las medidas que el Gobierno acordó el viernes pasado.

Cristóbal Montoro ha justificado la orden ministerial de "no disponibilidad" de crédito de la Generalitat de Cataluña en el gasto de los servicios no fundamentales de esta comunidad autónoma y ha dicho que responde a la necesidad de garantizar que el Gobierno catalán "no pone en peligro el déficit público y el objetivo de estabilidad presupuestaria, no solo de Cataluña sino de toda España". Es decir: que lo del control de cuentas de Cataluña también obedece al mecanismo de déficit excesivo por el que la Comisión Europea tiene las cuentas españolas bajo supervisión. Así, como en cadena, unos intervienen a otros y los unos son controlados por aquellos.

El ministro adoptó la decisión este martes por la noche, una vez transcurridas las 48 horas que el Gobierno dio a Carles Puigdemont para que realizara un acuerdo de no disponibilidad de crédito. La decisión, que supone que la comunidad autónoma no podrá incurrir en más gastos de los previstos, afecta a 4.500 euros de las cuentas catalanas, se publicará mañana en el BOE este jueves y ha sido comunicada ya al Gobierno catalán. En ella, el Ejecutivo central acuerda también asumir directamente el pago de las nóminas de la Generalitat y de los servicios fundamentales: Sanidad, Educación y Servicios Sociales.

Con la decisión adoptada por Montoro para controlar los gastos en servicios no fundamentales, el Gobierno interviene de facto la totalidad de las cuentas catalanas, ya que el Ejecutivo de Puigdemont tampoco podrá endeudarse a corto plazo sin la autorización del Miniserio. Hasta ahora la autorización del Gobierno solo la necesitaba para endeudarse a largo plazo.

El ministro ha aclarado además que no tiene nada que decir sobre las actuaciones judiciales o policiales que se están llevando a cabo en Cataluña.

DÉFICIT PÚBLICO Y OBJETIVO DE ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA

El ministro de Hacienda ha atribuido la intervención de las cuentas de la Generalitat a la obligación de cumplir con el mandato europeo que obliga a España a velar por el déficit y la estabilidad presupuestaria de España.

"Políticas como las que está desarrollando Cataluña ponen el riesgo el déficit y los objetivos de estabilidad presupuestaria", ha zanjado Cristóbal Montoro antes de dejar claro que tanto monta, monta tanto: "Donde hay legalidad española, hay legalidad europea y viceversa", ha dicho, "no hay otro tipo de escenarios donde ejercer legalidades propias".

NO ES EL 155, PERO CASI

El ministro de Hacienda ha expresado su hartazgo por las recurrentes menciones al artículo 155 de la Constitución española como herramienta principal para paralizar los movimientos en pro del referéndum ilegal del 1-O. Cuando en realidad, como según ha revelado, las decisiones tomadas por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos y por el propio Gobierno en referencia a Cataluña han sido tomadas en función del artículo 156, que prohíbe que una comunidad autónoma ejerza autonomía financiera al margen de la Administración central y al margen del Principio de Solidaridad, en sus propias palabras, que ha zanjado con una frase a modo de máxima: "La estabilidad presupuestaria supone un límite constitucional a la autonomía financiera". Los límites para Montoro están en la Constitución, en la "defensa del Estado de las autonomías".

LA NO DISPONIBILIDAD

Montoro ha atribuido a la orden de no disponibilidad el papel de garantizar los cobros pendientes a personas y empresas, encontrar los importes y realizar el pago. "Lo único que faltaba", ha reforzado el ministro, "es que los errores políticos fueran a pagarlos los funcionarios y sus familias". La Generalitat recibe 1.463 millones de euros mensuales del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para hacer frente a los servicios públicos esenciales de su ciudadanía. Y este es el grifo que ahora corta Hacienda "para evitar que esos gastos vayan destinados a financiar actividades ilegales como la convocatoria del referéndum del 1-O".

El ministro ha recordado que las comunidades autónomas están sometidas a medidas correctoras o coercitivas en garantía de su estabilidad presupuestaria. Por ejemplo, ha detallado los acuerdos de no disponibilidad, comprometidos con el reino de España ante la UE a lo largo de estos años en diversas ocasiones y frente a distintas instituciones autonómicas y locales, que en el caso de Cataluña se activan ahora "ante el elevado riesgo de incumplimiento de la estabilidad presupuestaria".

GASTOS Y CERTIFICACIÓN

Las certificaciones de la interventora de la Generalitat de Cataluña sobre los gastos realizados por el Gobierno autonómico, que el vicepresidente catalán Oriol Junqueras se había negado a remitir y que anunció que no volverían a enviar, llegaron este miércoles al Ministerio de Hacienda en Madrid, según ha explicado Montoro.

El Ministerio también remitió anoche al Ejecutivo catalán el modelo de certificación que tiene que rellenar y firmar la Intervención General de la Generalitat para poder liberar los pagos de las facturas y las nóminas, un modelo que también se les ha facilitado a las entidades financieras con el fin de que tengan toda la información sobre los requisitos para poder proceder a los pagos.

El envío está envuelto en polémica después de que el vicepresidente de la Generalitat insinuara este martes que el Gobierno catalán podría pagar las nóminas de sus funcionarios. Sin embargo, fuentes de Hacienda ponían en duda que la Generalitat disponga de tanta liquidez como para realizar esos pagos porque es una comunidad autónoma con muchas competencias al contar con los Mossos d'Esquadra y la transferencia de Prisiones, por lo que la partida es muy elevada.

COMPETENCIAS INTACTAS

El ministro también ha recordado que las competencias de la comunidad autónoma se mantienen intactas. "Las reglas de gobernanza europea nos afectan a todos: cuando un Estado acepta estar en ese ámbito político por ser responsable en el cumplimiento de esos acuerdos", ha dicho.

Movilizaciones en Barcelona contra los registros de la Guardia Civil