POLÍTICA

Gritos cruzados en las manifestaciones por el derecho a decidir en Madrid

La plataforma Madrileños por el derecho a decidir reúne a unas 700 personas en la Puerta del Sol a favor del del 1-O que son contestadas por falangistas.

20/09/2017 20:36 CEST | Actualizado 21/09/2017 10:24 CEST
CARLOS PINA

La madrileña Puerta del Sol en Madrid se ha convertido a última hora de la tarde de este miércoles en un variopinto escenario de lemas y proclamas en torno al referéndum ilegal del 1 de octubre, contra el Gobierno "corrupto" de Mariano Rajoy, el derecho a decidir, contra el estado de excepción, a favor de una "tercera República", contra las detenciones de cargos de la Generalitat e, incluso, por la unidad de España y la lucha obrera. Hubo de todo.

Muchos madrileños, pero pocos catalanes y muchos menos independentistas se reunieron este miércoles en Madrid. Sol se convirtió esta tarde en un escenario lleno de diversas banderas, desde la Republicana, a la estelada catalana, pasando por la comunera de Castilla. Bajo el paraguas del derecho a decidir el 1-O, parecía caber cualquier tipo de demanda, aunque la protesta por las detenciones en las sedes de la Generalitat en la mañana del miércoles ha sido la nota común a un heterodoxo grupo que en otras consignas gritaba: "No al estado de excepción", "Catalanes sí, españoles no", "Refugiados sí, españoles no".

La protesta, convocada por partidos y plataformas como la coordinadora 25S y Madrileños por el derecho a decidir en apoyo a las concentraciones en las sedes de la Generalitat registradas, ha resultado una amalgama de lemas y proclamas en favor de la tercera República, el derecho a decidir y contra el mismo, defendido por un grupo de unos 50 falangistas concentrados en la puerta de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, en el popular kilómetro cero.

Políticos y algunas que otras -pocas- caras conocidas. Entre los políticos, muchos nombres de los partidos nacionalistas y, sobre todo, de Podemos. Los más conocidos: Aitor Esteban, portavoz parlamentario del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Carlos Campuzano, asimismo portavoz parlamentario de PDeCat. Entre los asistentes, se hizo notar la ausencia de Gabriel Rufián, portavoz adjunto de Esquerra Republicana en el Congreso, que había salido esta misma mañana hacia Barcelona.

En su ausencia, entre otros dirigentes de Podemos y sus confluencias, acudieron el secretario de Organización Pablo Echenique, el cofundador de la formación morada Juan Carlos Monedero, el exJEMAD Julio Rodríguez; Íñigo Errejón, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid Rita Maestre,el diputado Alberto Rodríguez y el coordinador de IU, Alberto Garzón.

En declaraciones a los medios, Pablo Echenique ha pedido diálogo porque es aceptable, ha dicho, que los diferentes partidos tengan diferentes opiniones sobre la independencia pero no es aceptable que los demócratas tengan distintas opiniones sobre los derechos civiles, "por eso estamos aquí defendiendo los derechos del pueblo catalán y los de todos los españoles". Para el secretario de Organización de Podemos, "defender los derechos fundamentales no solamente del pueblo catalán sino de todos los españoles".

La diputada de ERC Teresa Jordà agradeció el gesto a los madrileños y cargó contra el Gobierno. "El Estado español ha dado un golpe de Estado a la democracia con nocturnidad y alevosía. Esto no va de independencia, va de democracia", reclamó.

Antón Gómez Reino, diputado de En Marea, ha querido subrayar la importancia de los últimos acontecimientos para justificar su presencia en la concentración de Madrid. "La democracia está en el centro del debate político hoy", ha resaltado. "Somos gallegos en Madrid y no podríamos sino estar aquí, en Madrid", ha dicho. Gómez Reino ha puesto en duda la voluntad del Gobierno al impedir el referéndum ilegal del 1-O: "Nadie se puede creer hoy que el partido más corrupto de España haga esto para defender el Estado de derecho".

También Lucía Martín de En Común Podem destacó lo positivo de que Cataluña no viva en soledad este tranc y puso en valor que 40 ciudades hubiesen organizado actos de repulsa a las detenciones.

¿DONDE ESTÁN LAS PAPELETAS?

Los asistentes a la concentración lanzaron centenares de octavillas que simulaban papeletas de votación para el 1-O y que volaron sobre las cabezas de los manifestantes al tiempo que coreaban "¿Dónde están las papeletas, dónde están?" y las decenas de banderas republicanas que ondeaban. Hay quien tuvo miedo y pensó que estas octavillas podrían representar un compromiso de afiliación: "Son 600 euros con la Ley Mordaza, Irene", le espetó Emilo a la propia Irene. Habían acudido al centro de Madrid porque están "a favor de que voten", porque aunque madrileños y contrarios a la independencia de Cataluña, opinan que no se puede cortar el derecho a la la libertad de expresión.

Muy pegadas a esta pareja de Fuenlabrada, tres estudiantes de primero de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid se interesaban, tímidas, por los lemas y proclamas. Victoria, Laura y Jess acudieron a la concentración porque se declaran "republicanas" - llevan el cuerpo grapado a pegatinas por la tercera República- pero "ni catalanas, ni independentistas".

CATALANES EN MADRID

Costó encontrar catalanes, pero los había. Pepe y Biel, dos jóvenes que trabajan en Madrid y que también rechazan el independentismo, consideran bastante "obvia" su presencia en la concentración de esta tarde. "No tiene nada que ver con el sí o con el no", se ha posicionado Pep, "solo defendemos un derecho constitucional como es el derecho a decidir", ha apuntado.

A su turno, su acompañante Biel ha expresado su inquietud porque los agentes de la Policía Nacional estuvieran identificando a los concentrados en la Puerta del Sol de Madrid. Al no estar autorizada por la Delegación del Gobierno en Madrid, la policía ha procedido a identificar a varios manifestantes durante la escasa hora y media que ha durado la concentración.

Carmen y Linda estuvieron allí porque son "republicanas, ateas y comunistas", además de que Linda, apunta con fuerza, lleva trabajando "desde los nueve años". Por encima de los sesenta, las dos amigas acudieron a la Puerta del Sol por el derecho a decidir de los catalanes, "pero sobre todo para que se acabe el PP", explicó Carmen. "Porque hay que votar todo", la apoyó Linda, "que si no se hace un estado de sitio".

LA CONTRAMANIFESTACIÓN

Durante la protesta se han exhibido banderas esteladas y se han coreado consignas como "fuera fascistas de nuestros barrios", "democracia y libertad" o "el Estado español es la cárcel de los pueblos", que han sido respondidas al grito de "¡viva españa!" por un grupo de contramanifestantes, liderados por la Falange Española, Jons y el Movimiento Católico. Tomás, uno de los integrantes de este grupo, atribuyó al carácter espontáneo de la convocatoria el escaso número de participantes -en torno a 50- en la contramanifestación. "El 1 de octubre", dijo, "seremos muchos más protestando contra un atentado contra la identidad territorial de España.


CARLOS PINA

Conocida independentista, la periodista Karmele Marchante se colocó al frente de varias pancartas para liderar, adornada con unos pendientes en forma de estelada, varios de los cánticos en favor del referéndum. Molesta con los acontecimientos del miércoles por la mañana, Marchante recriminó al Gobierno "haber tardado siete años en aprobar la ley del aborto y solo cinco minutos en invadir Cataluña para impedirnos votar". "Pero votarem", dijo, acompaña de los coros de decenas de manifestantes a su alrededor.

Manifestación por el 1-O en Madrid