NOTICIAS
21/09/2017 20:20 CEST | Actualizado 21/09/2017 20:20 CEST

Despedidas dos cuidadoras por humillar en las redes sociales a varios recién nacidos

"Así me hacen sentir ahora mismo estos 'minisatanes".

Facebook

Dos cuidadoras del Hospital Naval de Jacksonville (Florida, Estados Unidos) han sido despedidas por compartir en Snapchat unas imágenes sujetando de manera indebida a varios niños negros recién nacidos y llamándolos "minisatanes".

Las cuidadoras también subieron un vídeo a Snapchat agarrando los brazos de uno de los pequeños y moviéndoselos como a una marioneta al ritmo de la canción In Da Club, de 50 Cent. En otra de las fotos, una de las cuidadoras le enseñaba el dedo corazón al recién nacido y acompañaba la imagen del siguiente texto: "How I currently feel about these 'mini Satans" (Así me hacen sentir ahora mismo estos 'minisatanes').

Denisa Shellito, que declara ser excompañera de clase de una de las cuidadoras, compartió el vídeo y las fotos en Facebook y escribió: "Una chica con la que fui al instituto trabaja de cuidadora en la Marina. Así tratan, ella y su maldita compañera, a los recién nacidos. Me arde la sangre ahora mismo y quiero denunciarlo porque las tendrían que despedir, pero no sé cómo proceder. Cabreada es poco".

La publicación de Denisa Shellito, que ya ha sido compartida más de 340.000 veces, identifica a la cuidadora como Allyson Thompson. El medio CBS46 ha identificado a la otra cuidadora implicada como Joanie Barrett.

El hospital hizo públicas unas declaraciones en las que censuraba la actuación de sus dos trabajadoras:

"[Los vídeos y las fotos publicadas] son indignantes, inaceptables, carentes de toda profesionalidad y no pueden ser toleradas. Ya hemos identificado a las dos cuidadoras (no son enfermeras, como algunos medios han publicado). Ambas han sido inmediatamente apartadas de sus funciones y su caso será investigado por el sistema legal y la justicia militar. Los padres de los pacientes ya han sido informados".

Según explica el medio News4Jax, las exempleadas ya han pasado a disposición judicial.

En unas declaraciones compartidas el miércoles, el comandante general de la Marina, Forrest Faison, pidió dos jornadas de reflexión y sensibilización, de carácter inmediato y obligatorio para todo el personal, para reconsiderar su juramento, su compromiso y sus motivos para servir a la sociedad, así como para modificar la normativa de los hospitales de la Marina en lo referente al uso de los teléfonos móviles y demás dispositivos de grabación.

También comunicó que los oficiales al mando tienen órdenes de asegurarse de que no vuelvan a difundirse fotografías de ningún paciente en las redes sociales y de que se prohiban los teléfonos móviles en las zonas de cuidado de pacientes "hasta nueva orden".

Y añadió: "Como medida adicional, he ordenado a los oficiales al mando que contacten personalmente con todas las embarazadas que tengan planeado dar a luz en nuestras instalaciones para tranquilizarlas, informarlas de nuestras nuevas medidas y solucionar cualquier preocupación que les pueda surgir".

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.