POLÍTICA

Puigdemont pide a los catalanes que sigan "defendiendo" el 1-O y anuncia "planes de contingencia" para votar

El presidente de la Generalitat afirma que Rajoy ha cruzado "muchas líneas rojas".

21/09/2017 21:32 CEST | Actualizado 21/09/2017 21:44 CEST
REUTERS

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha hecho este jueves un llamamiento a los catalanes para que sigan "defendiendo" el 1-O con "civismo y firmeza" frente a un presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha cruzado "muchas líneas rojas' y ha asegurado que hay "planes de contingencia" para poder votar.

En un mensaje institucional difundido a través de las redes sociales, Puigdemont ha asegurado que él y su gobierno se sienten "completamente apoyados y preparados para afrontar los embates que vendrán" tras la operación policial de las últimas 48 horas, que se ha saldado con 14 detenidos relacionados con la organización del referéndum.

"El día 1 de octubre se hará el referéndum de autodeterminación que tenemos convocado. Se hará porque tenemos previstos planes de contingencia para garantizarlo, pero sobre todo se hará porque tiene el apoyo de la inmensa mayoría de la población que está harta de la prepotencia y de los abusos del Gobierno del PP", ha afirmado.

TODO EL ESTADO, "CONTRA LOS CATALANES"

Según Puigdemont, "ya no es una cuestión de decidir un vínculo político con el Estado sino de si queremos vivir en un régimen plenamente democrático que respete las libertades".

Rajoy, ha denunciado, "ha cruzado esta semana muchas líneas rojas como para que las tengamos que contemplar con indulgencia", ya que las detenciones, registros, cierres de webs y la suspensión "de hecho de la autonomía de Cataluña bloqueando ilegalmente las cuentas bancarias de la Generalitat" representan un "abuso".

"Toda la maquinaria del Estado español está orientada a impedir que los catalanes votemos el 1 de octubre", ha denunciado Puigdemont, que ha reconocido que no son unos días "fáciles".

Quiero apelar a la gente a que siga defendiendo la celebración (del referéndum) hasta el mismo 1 de octubre, con el mismo entusiasmo, civismo y firmeza con que lo ha hecho hasta ahora.

Pese a todo, ha dicho sentirse "fuerte", porque, "mientras el Estado español actúa como un régimen en el que la autoridad de la fuerza crece" de manera "inversamente proporcional a la autoridad moral", los miembros del Govern se ven "cada vez más apoyados" por la población, ya que en el siglo XXI "los Estados ya no pivotan alrededor de la fuerza bruta sino de la fuerza de la gente".

Puigdemont, que ha agradecido "fraternalmente" el "coraje y compromiso" de los "miles de ciudadanos que se han manifestado" en diferentes puntos de España "en solidaridad con el pueblo catalán", ha querido transmitir un mensaje de compromiso al soberanismo.

"Quiero apelar a la gente a que siga defendiendo la celebración (del referéndum) hasta el mismo 1 de octubre, con el mismo entusiasmo, civismo y firmeza con que lo ha hecho hasta ahora. Si todos estamos unidos y continuamos actuando con la misma convicción y el mismo civismo, estoy completamente seguro de que ganaremos el desafío que nos plantea un Estado autoritario", ha concluido.

Cataluña sale a la calle por el "derecho a decidir"