POLÍTICA

Un "jodido" Buenafuente analiza el origen del conflicto catalán: "Hemos llegado hasta aquí por no escuchar, no hablar y no respetar"

"A veces hay que ponerse un poco serio para seguir riendo el resto del tiempo", argumenta. 

21/09/2017 08:29 CEST | Actualizado 05/10/2017 10:57 CEST
AOL Owned

"Hemos llegado hasta aquí, y esto es una opinión personal, por no escuchar, por no hablar y por no respetar". El humorista Andreu Buenafuente se ha puesto serio por la deriva que está tomando el conflicto catalán. "Normalmente pretende ser gracioso. Pero como hoy estoy jodido también lo quería compartir con vosotros", ha afirmado el presentador de Late Motiv —de #0—, quien ha reflexionado sobre la situación entre Cataluña y España.

Lee aquí la transcripción completa de sus palabras:

Mariano Rajoy, sabéis quién es, dijo una vez que le gustaban los catalanes "porque hacen cosas". Lo que no dijo Mariano, a lo mejor lo pensó, es que últimamente los catalanes hablamos más de lo que está pasando en Cataluña que en los últimos 100 años. Quizás demasiado. Pero claro, la actualidad obliga.

Porque lo que sucede, y de ahí que os pido estos momentos con vuestra amabilidad, mientras nos disponemos a empezar un programa de humor que espero que os guste, miles y miles de personas han vuelto a salir hoy a la calle en Cataluña con motivo de las últimas detenciones: 14.

Y lo que era un conflicto político, eterno, cansino, ahora ya es un conflicto social. Entonces la cosa está crispada, muy crispada. Y yo me pregunto: dónde está la gracia. Y te lo voy a decir, en ningún lado. Esto no tiene ninguna gracia.

Creo que hemos llegado hasta aquí, y esto es una opinión personal, por no escuchar, por no hablar y por no respetar por los dos lados. Unos quieren votar, los otros le llaman ilegales, los otros no se dan por aludidos y así estamos. No se hablan, no se entienden, se castigan, y todos sufrimos. Y así estamos.

Pero ahora se ha puesto feo. Entendéis que me he pasado el día con la oreja pegada en mi otra ciudad, preocupado, claro, porque como soy catalán... porque eso lo eres siempre, eh. Me preguntan por la calle qué está pasando, tú, catalán. Y yo les digo, y les decepciono, y les digo 'y yo qué sé', si no lo saben arreglar ni explicar a los que hemos votado, voy a saberlo yo que me dedico a hacer chistes.

A mí lo que me parece, pero tampoco me hagas mucho caso, es que con detenciones, prohibiciones y registros buen ambiente, a ver, no generas. Vivo en Madrid, vivo en Barcelona, conozco a gente sensata en los dos sitios. Y no me canso de decirlo tanto aquí como cuando estoy allí.

Y me niego a pensar que esto no tenga solución, como pretenden hacernos ver. Es imposible, la tiene. Sólo hay que poner ganas, quitar fuerza y poner política, política, una palabra que está muy mal últimamente. Como desgastada. Aristóteles dijo que la política es el arte de cambiar las cosas. Claro que luego vino Maquiavelo, que era un cabrón, y dijo que la política es el arte de engañar. Vamos a quedarnos con Aristóteles.

Pensad cuántos políticos de verdad conocéis políticos que lean los cambios, las mejoras, todas esas que pide la sociedad, porque las está pidiendo, que solucionen problemas y que trabajen por un mundo mejor y en paz, y sin miedo. Porque el futuro somos nosotros, lo que queramos todos. Y el otro día, las alcaldesas de Madrid y Barcelona dijeron: para la crisis de la democracia, siempre más democracia. Y daba gusto verlas juntas. Yo por lo menos estaba muy feliz viéndolas juntas.

El problema de esto de la democracia es que cada uno la ve, y la interpreta, como le interesa.

Bueno, siento el posible bajón que os he provocado, pero siempre digo lo que pienso. Normalmente pretende ser gracioso. Pero como hoy estoy jodido también lo quería compartir con vosotros.

Me acaba de decir un amigo que le he dicho te la robo, me la quedo, que dice a veces hay que ponerse un poco serio para seguir riendo el resto del tiempo.

ESPACIO ECO